viernes 13.12.2019

Los ultras de Hazte Oir acusan al Gobierno de “persecución ideológica”

Recurren ante la Audiencia Nacional la revocación de “utilidad pública” de la asociación decretada por Interior.

Los ultras de Hazte Oir acusan al Gobierno de “persecución ideológica”

La asociación pide la suspensión cautelar de la ejecución de la resolución para que sus socios y colaboradores no pierdan el beneficio fiscal por las aportaciones que realizan 

La organización ultracatólica Hazte Oir ha presentado un recurso ante el juzgado de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional contra la resolución del Gobierno de revocar su declaración de utilidad pública.

El pasado 23 de agosto, el Ministerio de Interior decidió incoar procedimiento de revocación de utilidad pública a esta asociación por la campaña tránsfoba puesta en marcha en 2017 con los lemas “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”, al entender que sus mensajes eran ofensivos hacia determinados colectivos, en concreto, el colectivo LGTBI.

La resolución fue publicada por el BOE el pasado de marzo tal y como informó Nuevatribuna.es.

El presidente de Hazte Oír Ignacio Arsuaga considera que su organización “está siendo víctima de una persecución ideológica” por parte del Gobierno, al que acusa de “pisotear derechos básicos” con el de la libertad ideológico o de expresión.

Pero el colectivo va más allá al apuntar un “presunto delito de prevaricación” del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por firmar personalmente la resolución contra Hazte Oír.

“Creo que la decisión del Gobierno de Sánchez podría calificarse con un comportamiento constitutivo de un delito de odio, ya que se utiliza políticamente la administración del Estado para perseguir y acallar a los que el gobierno considera disidentes, promoviendo su exclusión social”, subraya Arsuaga en una nota difundida a los medios.

La asociación ultra no cesa en sus críticas al colectivo LGTBI por “introducirse en las aulas para adoctrinar a nuestros hijos al amparo de las leyes que los políticos han aprobado” y advierte al Gobierno de que “no nos van a callar con amenazas ni con presiones”, en palabras de Arsuaga.

Asimismo, han solicitado la suspensión cautelar de la ejecución de la resolución dado que, al perder la condición de utilidad pública, los socios y colaboradores pierden el beneficio fiscal por las aportaciones que hacen a la asociación.

En los últimos meses, Hazte Oir se ha alienado claramente con los mensajes lanzados por Vox y cara a las elecciones generales exige a los partidos de la derecha que deroguen leyes como la de violencia de género, la del aborto y LGTBI.

Una de sus últimas campañas más sonadas es la que lanzó con motivo del 8 de marzo donde sacó a la calle un nuevo autobús del odio contra las mujeres.

Comentarios