jueves 21.11.2019
CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Por qué los Técnicos de Hacienda rechazan el estatuto de la AEAT que proponen los inspectores y que estudia el Gobierno?

De salir adelante esta propuesta, se podría convertir, en una especie de “ley mordaza”, algo que choca directamente con los derechos constitucionales a la libertad de expresión y opinión.

¿Por qué los Técnicos de Hacienda rechazan el estatuto de la AEAT?

Los Técnicos consideramos que la propuesta de los inspectores para el estatuto de la Agencia Tributaria (AEAT) hace un flaco favor al servicio público que la AEAT debe prestar y al trabajo diario de los empleados públicos de este organismo. Sobre todo, rechazamos el pago a confidentes porque la utilización de fondos reservados debe limitarse a situaciones imprescindibles para la seguridad del Estado, y no debe generalizarse en una Administración pública que debe ser transparente.

Tampoco aceptamos las actuaciones encubiertas por considerarlas una rebaja en los derechos de los ciudadanos a conocer que están siendo investigados, ni la ampliación del sistema de incentivos por objetivos porque, aunque parezca una cuestión menor, es un instrumento que puede contribuir a un debilitamiento de la independencia y profesionalidad en el seno de esta entidad.

De este modo, los inspectores quieren que el complemento variable del salario pase del 10-15% actual al 40%, lo que triplicaría uno de los instrumentos utilizados, en determinadas ocasiones, para acallar las voces críticas dentro de la Agencia Tributaria, tal y como viene sucediendo con funcionarios y representantes sindicales, que tienen que acudir, en demasiados casos, a los Tribunales a reclamar estos complementos.

De salir adelante esta propuesta, se podría convertir, en una especie de “ley mordaza”, algo que choca directamente con los derechos constitucionales a la libertad de expresión y opinión, que siempre deben estar por encima –y de hecho, jurídicamente lo están– de cualquier regulación de un organismo público.

Por esto, desde Gestha pedimos al Ministerio de Hacienda y a los inspectores que se preocupen más de procurar una reforma estructural y de funcionamiento de la AEAT que garantice el cumplimiento del objetivo de reducción del elevado nivel de fraude fiscal, que de “cocinar” cifras supuestamente exitosas año tras año, de forma que se haga efectivo el principio constitucionalmente establecido de servir los intereses generales, frente a otros corporativos o de cualquier tipo que pudieran estar detrás de alguna de estas propuestas.

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿Por qué los Técnicos de Hacienda rechazan el estatuto de la AEAT que proponen los...