DEROGA LA DOCTRINA IMPUESTA POR EL FALLO DEL 16 DE OCTUBRE

El Supremo falla a favor de los bancos en el impuesto de las hipotecas

Por 15 votos a 13, el pleno del Alto Tribunal acuerda que sea el cliente el que pague el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.
El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

El Tribunal Supremo ha decidido que sea el cliente el que se haga cargo del impuesto de las hipotecas.

Tras dos jornadas y 15 horas de deliberaciones, el pleno de la Sala III ha acordado por 15 votos contra 13 volver al criterio según el cual el sujeto pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los préstamos hipotecarios es el prestatario.

El Supremo desestima los tres recursos presentados por la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas-Vaciamadrid contra resoluciones anteriores del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que fallaron a favor de las entidades bancarias.

De esta forma queda revocada la doctrina que el mismo Tribunal puso en marcha el pasado 16 de octubre con la sentencia que estableció que es el banco y no el contribuyente el que debía hacerse cargo de este impuesto, y vuelve a la jurisprudencia anterior.

La polémica se desató tras conocerse este fallo histórico y el propio presidente de la Sala convocó un pleno para su revisión dada el montante del dinero en juego.