viernes 22.11.2019
PREGUNTA A RAJOY “CUÁNDO DARÁ LAS MALAS NOTICIAS”

Rubalcaba tiende puentes al PP y evita la crispación

Leal y constructivo. Así se mostró el portavoz socialista en su primer cara a cara con Rajoy durante el debate de investidura. Sólo endureció su discurso en su turno de réplica donde exigió al líder del PP que aclarase su posición en asuntos como la edad de jubilación o la subida del IVA.

Rubalcaba tiende puentes al PP y evita la crispación

Rubalcaba pregunta a Rajoy "cuándo dará las malas noticias"

Alfredo Pérez Rubalcaba optó por un tono moderado, leal y constructivo durante su intervención en el debate de investidura, lo que le valió el agradecimiento de Mariano Rajoy. Lo primero que hizo nada más subirse a la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados fue felicitar al líder del PP por el resultado de las elecciones del 20N -“ganado honradamente” dijo-, y asumir la derrota del PSOE, aunque precisando que su partido sigue siendo "la alternativa progresista de gobierno".

Con esa primera puesta en escena, Rubalcaba quiso dejar claro desde un principio que los socialistas mantendrán un "espíritu positivo" en favor de la salida de la crisis "porque es lo que quieren los ciudadanos" y de ahí que tendiera la mano al PP para pactar la política europea –una “oferta sincera”, subrayó- tras reprocharle que en su discurso no mencionara a Europa ni la prima de riesgo.

También instó a hacer un "gran acuerdo de rentas" que contemple los salarios públicos y privados, así como el reparto de beneficios y negociar también en un gran acuerdo la reforma de las administraciones públicas. “Salimos más deprisa de estos grandes problemas cuanto más juntos estamos, por eso he hecho tantas ofertas de acuerdo", afirmó.

El portavoz socialista se refirió igualmente a la lealtad del PSOE en materia de política antiterrorista y aseguró que aunque él no había hecho referencia a las víctimas como Rajoy, reconoció que aún "quedan muchas cosas por hacer" a pesar de que ETA ha declarado el fin de la violencia.

Rubalcaba insistió en su idea de que Rajoy está ocultando futuros recortes

Pero Rubalcaba no se quedó solo en las buenas intenciones y fue endureciendo poco a poco su discurso en los turnos de réplica. Aunque insistió en que la oposición del PSOE se hará con “espíritu positivo”, aclaró que hay unas “líneas rojas” marcadas en la defensa del Estado de Bienestar. El dirigente socialista insistió en su idea de que Rajoy está ocultando futuros recortes y que va a hacer cosas que “no ha dicho aquí hoy” y, en ese sentido, le preguntó cuando dará "las malas noticias" porque, a su juicio, es imposible reducir el déficit en 16.500 millones de euros y a la vez subir las pensiones, hacer "muchas desgravaciones fiscales" y no subir los impuestos, explicó.

Rubalcaba mostró igualmente su oposición a que el saneamiento del sistema financiero use "fondos públicos para echar una mano a los que especularon" y a que la reforma laboral suponga la creación de un contrato único con indemnización creciente que "convierta todos los contratos en temporales". 

En el capítulo de reproches, el portavoz socialista afeó a Rajoy que haya hecho girar su discurso respecto a lo que decía en la oposición, luego en la campaña, y ahora a punto de ser investido presidente. Como ejemplo puso la subida del IVA y la campaña del PP que "luchó por tierra, mar y aire" contra la subida que hizo el Gobierno de Zapatero.

En esa misma línea, reprochó a Rajoy que votase en contra de la subida de la edad de jubilación hasta 67 años y le preguntó si piensa volver a bajarla y si planea elevar el periodo de cálculo de las pensiones por encima de los 25 años. El líder del PP sólo aclaró la primera cuestión asegurando que no tenía intención de cambiar la edad de jubilación.

Por otro lado, Rubalcaba cuestionó el plan del PP de aumentar a tres años el Bachillerato, porque el Gobierno ya flexibilizó mucho el último año de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) para convertirlo en un año de "orientación" y, además, porque teme que por esa vía se "cuelen" los conciertos en Bachillerato, una etapa de la educación que no es obligatoria y que, por tanto, cree que "no se debe financiar desde el Estado".

En materia de reforma financiera, animó al Gobierno a utilizar los bancos y cajas intervenidas para dar créditos a empresas y ciudadanos en vez de "dar crédito a los bancos para que saneen sus activos". A su juicio, la cuestión es sobre todo esto y no tanto si se creará o no un "banco malo", algo que ha aparcado como "cuestiones técnicas que habrá que discutir".

Rubalcaba rechazó la energía nuclear y recordó a Rajoy que la canciller alemana, Angela Merkel, había anunciado su cierre. Por eso, ironizó con que espera que el PP no se refiera a ella cuando tacha de "demagógicos" a quienes no quieren utilizar todas las energías y le ha animado a importar de Alemania el fin de las nucleares en vez de los "minijobs" con sueldos menores al SMI.

Además de valorar los compromisos de Rajoy, el líder de la oposición, recordó las prioridades socialistas de leyes que regulen el derecho a morir dignamente y que hagan de la igualdad de trato "el valor que impregne" todo el sistema de relaciones laborales y advirtió de que "cualquier retroceso" en las libertades tendrá la "oposición firme" del PSOE

Respecto al recurso que puso el PP ante el Constitucional contra los matrimonios homosexuales, Rubalcaba instó a Rajoy a retirarlo y permita que se mantenga "el derecho de la gente a casarse con quien quiera".

En resumen. Rubalcaba enfatizó en que el PSOE estará más en escuchar al Gobierno que a criticarlo y en proponer que en descalificar, pero defendiendo firmemente el Estado del bienestar, una salida justa de la crisis y la cohesión social como gran activo.

Rubalcaba tiende puentes al PP y evita la crispación
Comentarios