martes 30/11/21

Rubalcaba pisa el acelerador en la recta final; Rajoy al borde de un ataque de nervios

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha iniciado su participación en el debate electoral con el líder del PP, Mariano Rajoy, adelantando que su intención es dejar claro a los españoles que PSOE y PP tienen dos modelos distintos para salir de la crisis y que "de que se apliquen unas ideas u otras depende el futuro" de España.

Además, ha precisado cuáles serán sus principales compromisos si llega a la Moncloa: buscar un "gran acuerdo" con partidos, sindicatos e instituciones para la "gran causa nacional" que es el empleo; reorientar la economía con "equilibrio entre el control del gasto público y los incentivos necesarios para crecer y crear empleo" y "garantizar la seguridad de los españoles", especialmente sanidad, educación y pensiones.

"Estos son mis compromisos: Acuerdos, protección social, crecimiento económico y creación de empleo", ha remachado el candidato.

Igual que Rajoy, Rubalcaba ha empezado expresando sus condolencias por el fallecimiento del sargento asesinado en Afganistán y, acto seguido, tras dejar claro que es "un honor" para él ser el candidato del PSOE, ha puntualizado que acude al debate a "hablar con claridad" como ha hecho "siempre" en su "vida política", a "contraer compromisos y a explicarlo".

En este punto, ha recordado que es "evidente" que Rajoy y él, aunque "seguramente" comparten cuáles son los principales problemas de España, tienen "ideas bien distintas" para salir de la crisis.

"De que se apliquen ideas u otras depende el futuro de nuestro país y, créanme, no es lo mismo que sea de una forma o que sea de otra. Yo pretendo establecer estos dos modelos para que los españoles puedan decidir cuando vayan a las urnas el 20N", ha señalado.

Rubalcaba ha reconocido que España está sufriendo una "crisis profunda", que "se inició en Estados Unidos hace tres años" y que ha hecho que "millones de españoles" hayan perdido su empleo. Y además, ha reconocido que el problema "más grave" es que la "auténtica recaída" que ha sufrido la economía este verano ha afectado a los datos de empleo y, además, "sin duda exige nuevas medidas".

Rubalcaba pisa el acelerador en la recta final; Rajoy al borde de un ataque de nervios
Comentarios