#TEMP
lunes 23/5/22

Rubalcaba opina sobre las relaciones entre ETA y Venezuela que "hay algo ahí"

El presidente de la Audiencia Nacional ha dicho que si Caracas no atiende los requerimientos del juez Eloy Velasco para investigar la colaboración entre ETA y las FARC y la supuesta connivencia de las autoridades venezolanas, el contencioso pasará a otro nivel distinto del estrictamente judicial.
> El juez Velasco dicta órdenes de detención
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 16.3.2010

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado incrédulo con el hecho de que la banda terrorista ETA tenga en Venezuela su "nuevo santuario", tras la investigación del juez de la Audiencia Nacional sobre la presunta colaboración gubernamental de Caracas con ETA y las FARC, aunque ha avisado de que "hay algo ahí".

En declaraciones a RNE, Rubalcaba ha asegurado que está "deseando" que el gobierno venezolano colabore con la justicia y con la policía española para que la sospecha sobre la posible cooperación "quede disipada" cuanto antes. Y ha recordado que tanto el presunto etarra detenido la semana pasada en Portugal, Andoni Cengotitabengoa, como el también miembro de la banda detenido el pasado 1 de marzo en Francia, José Lorenzo Ayestarán Legorburu, habían tenido contactos con Venezuela por lo que, ha reiterado, "efectivamente ahí hay algo".

A su juicio, es necesario "comprobar" lo que hay, "ver la magnitud" que tiene y, sobretodo, "impedir" que lo que haya se "reproduzca o se mantenga". "Por ello reclamo la colaboración de las autoridades venezolanas y creo que la vamos a obtener. A mí lo que me interesa es que si allí hay algún tipo se situación favorable se acabe con ella", ha añadido.

Por su parte, el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, ha opinado que si Venezuela no atiende los requerimientos del juez Eloy Velasco para investigar la colaboración entre ETA y las FARC y la supuesta connivencia de las autoridades venezolanas, el contencioso pasará a otro nivel distinto del estrictamente judicial, dando a entender que el Gobierno tendría que tomar alguna medida de presión frente a Caracas. No obstante, se ha mostrado cauteloso: "Lo que tenga que hacer corresponde al Gobierno y yo no soy quien se lo tiene que decir", ha señalado antes de recordar que el procedimiento se encuentra "en una fase de investigación y, por tanto, los datos que recoge con acierto Eloy Velasco tendrán que ser objeto de confirmación o en todo caso de matización".

Precisamente, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, volvió a arremeter este lunes no sólo contra el juez que ha dictado el auto sino también contra el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, de quien dijo que no entiende que arriesga las relaciones entre los dos países por defender al ex presidente José María Aznar, cuando existen "pruebas irrefutables" de que estuvo implicado en un fallido golpe de Estado contra el Gobierno venezolano.

El Gobierno español rechazó las afirmaciones de Chávez en las que decía que el juez Velasco pertenece a la "mafia de Aznar", ante lo que el mandatario venezolano dijo ayer que "Aznar y su gobierno sabían del golpe, y sin embargo mantuvimos las relaciones (...) Nunca he entendido a Zapatero por defender a Aznar, pues tengo pruebas irrefutables de quién fue Aznar", agregó Chávez. Durante una comparecencia conjunta con su homólogo bielorruso, Alexandre Lukashenko, afirmó también que es "altamente lamentable" que Zapatero permita este tipo de ofensas contra Venezuela y pidió respeto. "Si Zapatero quiere dañar las relaciones por Aznar, allá él", advirtió, y añadió que España saldría perjudicada en caso de un deterioro de la diplomacia bilateral, según informaron los medios locales.

Además, el presidente de Venezuela volvió a negar que su Gobierno colabore con ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y tachó de "estúpido" establecer estos vínculos entre Caracas y las dos organizaciones. Chávez rechazó responder a la pregunta de un periodista sobre el auto del juez español Eloy Velasco en torno a la supuesta "cooperación gubernamental" de su Gobierno con ETA y las FARC. "Me parece tan estúpido que no voy a responder a eso, ni los que lo señalan lo creen", criticó.

También negó que en Venezuela resida un presunto etarra. "Nosotros estamos seguros de que ellos no están en actividades terroristas (...) Si me demostraran (que tienen vínculos con la ETA) es otra cosa". "La prensa de la derecha española está empeñada en dañar las relaciones entre España y Venezuela", apostilló, en su habitual tono crítico.

En la polémica ha terciado el ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana, que ha desmentido la afirmación de Chávez que le atribuye la autorización de una reunión entre él mismo, durante su periodo en el poder, el antiguo cabecilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, fallecido en 2008 en una operación del Ejército colombiano, y la guerrilla rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN). El presidente venezolano dijo, además: "¿Por qué no le preguntarán a Felipe González por qué hizo ese convenio con Carlos Andrés Pérez (presidente venezolano en los periodos 1974-1979 y 1989-1993) por el cual llegó un grupo de personas que eran de la ETA y ahora son venezolanos? (Ahora) Tienen hijos y nietos y estamos seguros de que no están participando en ninguna actividad de terrorismo".

Rubalcaba opina sobre las relaciones entre ETA y Venezuela que "hay algo ahí"
Comentarios