martes 07.07.2020
APUESTA POR DEJAR GOBERNAR AL PP

Rubalcaba arremete contra Podemos y Pablo Iglesias: "Estamos aquí por él"

El exsecretario general del PSOE afirma que los independentistas quería un gobierno débil y relata que no ha hablado con Sánchez después del 26J.

Rubalcaba en una imagen de archivo.
Rubalcaba en una imagen de archivo.

Avisa al PSC que si participa en el Comité Federal y en la votación, tiene que acatar lo que se decida en él

El exsecretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba ha afirmado este jueves que si él hubiera sido líder socialista el pasado 26J habría dejado gobernar a la lista más votada desde la misma noche electoral, porque no había gobierno alternativo y "dejar gobernar a la lista más votada es una regla no escrita de la democracia". En este sentido, ha destacado que el PSOE habría pasado a hacer oposición y "aplicando la misma regla hacer valer que hay una mayoría que no está de acuerdo con las políticas de Mariano Rajoy", y hoy ya se habrían tomado medidas como subir el salario mínimo o acabar con la "espada de Damocles de las nefastas reválidas".

Aunque ha reconocido que es fácil decir esto "desde fuera", ha explicado que su análisis habría sido que unas terceras elecciones serían malas "para la democracia", que gobernar con Podemos y Ciudadanos se había demostrado imposible y que no se puede gobernar con quienes quieren romper España. "Yo no quiero depender de alguien que dice que Felipe González es un provocador con patas", ha dicho en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, en alusión a las palabras del convergente Francesc Homs.

Y aunque CDC se había mostrado dispuesta a apoyar un gobierno que desbancase a Rajoy, Rubalcaba ha replicado que a los independentistas "les interesa objetivamente un Gobierno cuanto más débil mejor, y ellos saben que un gobierno con 85 escaños es débil". A su modo de ver, hay que "dialogar con los independentistas", pero no se puede gobernar con ellos.

Desconoce si Sánchez tenía un plan para gobernar con los independentistas

No obstante, ha dicho no saber si realmente Pedro Sánchez tenía un plan en ese sentido. Según ha dicho, llevaba tiempo sin hablar con él -asegura que él no llama pero se pone al teléfono con todos los socialistas- y que no han hablado después del 26J. Sin embargo, cree que su opinión era conocida en la dirección de Sánchez porque sí había hablado con otros.

Tampoco ha querido desvelar si él habría dimitido la noche del 26J tras sacar sólo 85 escaños, no ha valorado el proceso que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez, ni tampoco si cree que la presidenta andaluza, Susana Díaz, es la persona adecuada para el futuro del PSOE.

Sí ha dejado claro que no acudirá el próximo domingo a la reunión del Comité Federal del PSOE que decidirá si el partido debe abstenerse para permitir gobernar al PP. Ningún exsecretario general va a las reuniones, ha recordado, y cree que está bien que así sea. Además, descarta que lo que se vote en el Comité Federal vaya a suponer una fractura en el seno del PSOE. Al PSC, que insiste en que votará no independientemente de lo que se decida, le ha avisado de que si participa en el Comité y en la votación, tiene que acatar lo que se decida en él. Eso sí, ve normal que en un momento tan delicado como éste haya debate en el PSOE y que "lo tremendo sería hubiera un tipo que dijera, 'por aquí' como en el Partido Comunista Chino".

Carga contra Podemos y Pablo Iglesias

A su modo de ver, Podemos sí que es "un partido de ordeno y mando", donde "ponen y quitan gestoras" como sucedió en el País Vasco. "Si lo hubiera hecho yo no podría salir de Ferraz", ha dicho. El ex líder socialista ha cargado duramente contra Podemos y Pablo Iglesias, culpándole de las segundas elecciones por no haber apoyado en marzo un gobierno de Pedro Sánchez. "No creo que fueran los intereses de la clase trabajadora los que le llevaron a decir que no a un gobierno progresista de cambio, más bien fueron los suyos, buscando el sorpasso y fue una mala jugada para la democracia", ha subrayado, añadiendo: "Estamos aquí por él".

Para Rubalcaba, Iglesias no quería un presidente socialista porque su objetivo es acabar con el PSOE y "asaltar Ferraz" y los ciudadanos tendrán que juzgarle por ello. Eso sí, le ha acusado de "disfrazarse" y ha recordado cómo en la campaña electoral insistía en decirle al PSOE que él no era su enemigo.

Tilda de fascista el boicot a González

Por otro lado, Rubalcaba ha tachado de "fascista" el comportamiento de quienes este miércoles boicotearon una conferencia de Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid y ha subrayado que Pablo Iglesias, no puede criticarlo porque él mismo fue "director de orquesta" de uno similar a Rosa Díez hace pocos años. No obstante, ha dejado claro que él no dice que el partido morado esté detrás de ese escrache, porque no tiene "ninguna prueba de que Podemos haya llevado un autobús a la Autónoma". Sin embargo, ha incidido en que lo que gritaban los manifestantes "se parecía mucho a lo que él dijo en el Congreso", que él mismo e Íñigo Errejón le hicieron lo mismo y que además lleva semanas llamando a "tomar la calle", de manera que todo ello "suena a lo que suena".

A su modo de ver, Iglesias y Errejón restan importancia a lo sucedido como "una cosa estudiantil" y acusan al PSOE de "hincharlo" porque ellos mismos han participado en boicots, pero a su juicio lo sucedido fue "gravísimo", porque la Universidad es precisamente lo contrario de la violencia.

Escrache en el aula de Francisco Tomás y Valiente

Y además, ha lamentado como especialmente "insoportable" que todo ello se produjera en el aula de Francisco Tomás y Valiente -con quien tuvieron amistad tanto González como él mismo- asesinado por ETA en su despacho de la Autónoma en 1996. "En su aula había gente en la puerta defendiendo a ETA", ha denunciado.

Según ha dicho, esto fue también lo que más molestó a Felipe González, con el que habló este miércoles. "No le gusta pero son cosas que pueden pasar, estaba más ofendido por lo de Paco Tomás, es que uno de esos presos de ETA -a los que defendían sus manifestantes- es el asesino de Paco Tomás".

En la misma línea, ha desvinculado el escrache del distanciamiento político ente el PSOE y la juventud. "Muchos son críticos con el PSOE pero no muchos están dispuestos a ponerse caretas y a gritar lo que se gritó, a hablar de la cal viva y a impedir que la gente hable", ha dicho. Tampoco cree que el suceso tenga nada que ver con los que se manifestaron en Ferraz el día del Comité Federal que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez.

Rubalcaba ha respondido a los manifestantes que fascista es no permitir hablar a los demás y que precisamente su generación tiene a muchos miembros que sufrieron penas de cárcel para defender la libertad de expresión en la Universidad. Y a los dirigentes de Podemos les ha dicho que si alguna vez a ellos les sucede lo que ayer a González, que llamen al PSOE, que le defenderán para que pueda expresarse. "El día que te pase a ti veremos si es una protesta estudiantil o una agresión fascista contra la libertad de expresión de alguien que defiende los derechos de los trabajadores", ha espetado.

Rubalcaba arremete contra Podemos y Pablo Iglesias: "Estamos aquí por él"
Comentarios