#TEMP
sábado 21/5/22

Rodríguez Ibarra anima a sus compañeros de partido a que participen en el debate

El ex presidente de Extremadura y miembro del Comité Federal del PSOE lamenta que la generación de socialistas que acompaña a Zapatero no aporte más ideas para ayudar al presidente en la toma de decisiones.

NUEVATRIBUNA.ES - 21.9.2009

El ex presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha explicado en la Cadena SER el artículo publicado en El País que causó tanta polémica el sábado, día que el PSOE celebraba su comité federal. Ibarra analizaba en el artículo los silencios en las filas socialistas, la ausencia de crítica y el elogio fácil, ante lo que el ex líder regional defiende el debate y el contraste de las ideas. Decía concretamente que el silencio no es consecuencia de un supuesto autoritarismo del secretario general del PSOE, sino de la cobardía de los que han hecho dejación de su responsabilidad y atribuía la falta de críticas a la actual dirección del partido y al Gobierno al excesivo afán por conseguir un puesto de responsabilidad en los respectivos organigramas: Lo de la "cartera ministerial o lo de la secretaría de Estado" no puede ni debe ser la aspiración de un socialista que participa del proyecto colectivo de un partido de izquierdas y centenario.

Rodríguez Ibarra no lamentaba, en ningún momento, que hubiera desaparecido de esos puestos de responsabilidad la anterior generación de socialistas, la "vieja guardia felipista", pero si insistía en denunciar la ausencia de ideas que caracteriza a la actual: No estamos, pues, ante el problema de rescatar o no a la generación anterior de socialistas, estamos ante el dilema de saber si la generación que la sucedió decide asumir su responsabilidad o queda como una generación perdida y silenciosa. (...) No dudo de que la actual generación de socialistas tenga grabada, a sangre y fuego, la ideología socialdemócrata, pero, por lo que se ve, existe mucha ideología y apenas ninguna idea que permita al líder medirse y medir sus propias iniciativas que, hasta ahora, son las únicas que conocemos.

Este lunes, ha defendido el estilo que él suele utilizar en sus intervenciones, caracterizadas por una locuacidad y sinceridad de sobra conocidas: "Soy un ciudadano libre y como tal, con libertad para hablar", ha señalado el ex presidente Ibarra. "No tengo conciencia de haber hecho daño a mi partido nunca", ha afirmado tajante para sentenciar: "nunca juego a la derecha, jamás". Rodríguez Ibarra ha admitido la difícil tarea que se le plantea al presidente del Gobierno y ha emplazado a ayudarle en la toma de decisiones. "Cualquier medida que tome (Zapatero) va a perjudicar a alguien", ha indicado para argumentar la necesidad de transmitir unidad al líder, mostrarle que está respaldado.

En cuanto al papel de la oposición, Ibarra ha señaldo que el "silencio de Rajoy es clamoroso". Ha lamentado las críticas del PP a la subida de impuestos. "Todo gobernante sabe que cuando hay excedentes el Gobierno baja los impuestos y cuando hay escasez, hay que subirlos", ha comentado. "El que dice que hay que bajarlos es que no sabe que no hay una crisis", ha indicado en referencia a una de las críticas más manidas de Mariano Rajoy, que acusa a Zapatero de no ser consciente de que España está sumergida bajo una grave crisis económica.

Rodríguez Ibarra anima a sus compañeros de partido a que participen en el debate
Comentarios