#TEMP
domingo. 26.06.2022

Órdago del PNV que reclama la legitimidad del gobierno de Euskadi

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, responde a Patxi López señalando que la formación política que dirige es "el partido líder en Euskadi y el auténtico ganador de las elecciones" y acusando al PSE de querer instaurar un "sistema de golpe institucional".
> Patxi López: "No acepto amenazas del PNV"
> Zapatero: "Las palabras gruesas no llevan más que a tener que desdecirse"
> Madrazo dimite de la coordinación de EB
NUEVATRIBUNA.ES - 4.3.2009

En una comparecencia ante la prensa, Urkullu ha retomado el discurso que los nacionalistas vascos iniciaron la misma noche de las elecciones poniendo en entredicho la legitimidad de los resultados insistiendo una y otra vez en que es al PNV al que le corresponde formar Gobierno "porque hemos ganado claramente las elecciones". "Nadie puede entender otra cosa distinta", ha aseverado y ha echado mano de las cifras para apoyar su postura: "30 son más que 24 o 25, a no ser que las cosas hayan cambiado", ha dicho en referencia al número de diputados obtenidos por los nacionalistas y los socialistas.

"No se trata de la mera designación de nuestro candidato, se trata de que los vascos nos han apoyado a nosotros como fuerza mayoritaria", ha dicho el dirigente nacionalista, tras señalar que "los datos son los que son y los resultados son los que son".

El presidente del PNV ha respondido con una dureza extrema a las declaraciones hechas el martes por el candidato socialista a la lehendakaritza, Patxi López, que acusó a los nacionalistas de no asumir que son un partido más y no "el régimen y la religión de Euskadi". Urkullu ha sido contundente: "No se cómo se puede trasladar a la opinión públicada y pública la idea de que el PNV no es el partido ganador y no se le reconozca la legitimidad de gobernar".

En su opinión, "sería una irresponsabilidad someter a la arquitectura institucional de Euskadi a la inestabilidad". Además, ha abundando en la tesis de los nacionalistas de que la alternativa de López supone optar por un gobierno “frentista” y ha marcado como objetivos del PNV avanzar en autogobierno y conformar un Gobierno fuerte y estable.

Para ello, el PNV iniciará la ronda de contactos ,empezando por los socialistas, para intentar la formación de su Gobierno. "Siempre hemos actuado de responsabilidad y guiados exclusivamente por los intereses de los ciudadanos", ha manifestado. El PSE, por su parte, también ha anunciado que desarrollarán su propia ronda de negociaciones para buscar apoyos a una posible candidatura de López.

Órdago del PNV que reclama la legitimidad del gobierno de Euskadi
Comentarios