martes 19.11.2019

Rajoy y sus cuentos a Obama

Por Juan Antonio Mata | Mariano Rajoy, nuestro Presidente, ha estado con Barak Obama, con el Presidente de Estados Unidos. ¡Por fin lo ha logrado, por fin lo ha recibido!

Rajoy y sus cuentos a Obama

Mariano Rajoy, nuestro Presidente, ha estado con Barak Obama, con el Presidente de Estados Unidos. ¡Por fin lo ha logrado, por fin lo ha recibido!

Me imagino que habrá ido a informarle de que los ricos son más ricos en este país, y los pobres más pobres; que hay dinero para capitalizar los bancos, pero no para ayudar a las familias, para impedir los desahucios, ni para que el crédito llegue a las medianas y pequeñas empresas

Me imagino que habrá ido a informarle de los grandes logros obtenidos durante los dos años que lleva al frente del país, al haber logrado que el paro llegue al 27 por ciento de la población activa, con un millón de parados más que había hace tres años; que el 57 por ciento de los menores de 30 años están parados y sin perspectivas de encontrar empleo, habiéndose tenido que marchar muchos de ellos a trabajar fuera de España; que ha aprobado una reforma laboral que esta dejando en la calle a miles de trabajadores con empleo fijo, tanto de la industria, como de los servicios, abaratando para ello el despido y facilitando la contratación eventual y precaria; que gracias a su reforma, se está cambiando empleo estable y de calidad, por otro precario y sin derechos; que sus gobiernos han despedido a miles de trabajadores de los diferentes servicios públicos; que ha logrado disminuir los salarios de los trabajadores públicos y privados en más de un 25 por ciento, en estos años; que ha modificado unilateralmente el sistema de pensiones, haciendo que éstas vayan a perder en los próximos años una parte importe de su poder adquisitivo; que ha aprobado una ley de educación que nadie quiere y que busca, contraviniendo la propia Constitución, que una educación clasista y sectaria vuelva a imperar en las aulas; que ha despedido a miles de profesores y ha deteriorado fuertemente la educación pública al tiempo que beneficiaba a la privada; que ha disminuido las becas para los alumnos de la educación universitaria, implantando nuevas exigencias que van en la línea de impedir que los hijos de los trabajadores puedan acceder a estudios superiores; que ha reducido fuertemente los recursos económicos destinados a la sanidad, despidiendo a miles de médicos y enfermeras, haciéndola retroceder veinte años atrás, al tiempo que intenta convertirla en un negocio privado, trasladando al sector privado lo más rentable de esta y provocando todo un deterioro global del sistema y un aumento desconocido de las listas de espera; o que se ha cargado, sin mas, la Ley de Dependencia, dejando en desamparo total a miles de personas dependientes y a sus familias.

También le habrá comentado, que los ricos son más ricos en este país, y los pobres más pobres; que hay dinero para capitalizar los bancos, pero no para ayudar a las familias, para impedir los desahucios, ni para que el crédito llegue a las medianas y pequeñas empresas.

Y le habrá indicado a Obama que la política económica correcta es la de los recortes, la de reducir los servicios públicos y la calidad de éstos y no la que está aplicando él, al intentar levantar la economía a través del esfuerzo y la ayuda pública. Que se está equivocando, que lo correcto es hacer lo que está haciendo él, recortar y disminuir servicios públicos y eliminar derechos laborales y sociales.

En fin, me imagino que le habrá hablado de lo preocupado que está con los nacionalismos, pero no de que con su política tan nacionalista como la de los otros esta alimentándolo; o como ha ido recortando libertades en todos los frentes y que, fruto de ello, hay cientos de ciudadanos sancionados administrativamente o con procedimientos judiciales abiertos en los juzgados penales por salir a la calle a protestar y que para evitarlo ha mandado al Parlamento una nueva Ley; o que va a aprobar una Ley del Aborto, donde la mujer ya nada tiene que decir, retrotrayéndonos a periodos anteriores a la libertad de este país.

Me imagino que le habrá hablado de que preside un partido, el PP, que se ha estado financiando con los recursos que recibían de empresas y personas supuestamente perceptoras de favores de las administraciones que gobiernan; y que muchos sus dirigentes están acusados de corrupción, algunos de ellos ya condenados.

De todo esto pensaba yo que le iba a hablar a Obama, pero no, me he equivocado, le ha hablado de otras cosas bien distintas. Del despilfarro de los anteriores gobernantes, al tiempo que le ha comentado lo bien que va nuestro país ya, que gracias a sus políticas y medidas estructurales vamos viento en popa, que ya nada ni nadie nos va a parar, que se está creando empleo, aunque sea precario y sin derechos, y que la senda de la recuperación que él y los suyos pregonan por todo el país es imparable. Le ha hablado de las bondades de sus reformas estructurales y que gracias a ella ya hemos salido de la crisis.

En definitiva, le ha hablado de ese país imaginario que él y los suyos se han fraguado, pero que nada tiene que ver con el real, con el que los ciudadanos españoles de a pie vivimos y sufrimos día a día. 

Rajoy y sus cuentos a Obama