#TEMP
domingo 22/5/22

Rajoy no se toma en serio a Montilla cuando descarta pactar con el PP en Cataluña

Mientras tanto, el debate en torno al Estatut sigue derivando en un debate en torno al Tribunal Constitucional, que debe emitir una sentencia sobre el texto. ERC ha cuestionado su legitimidad en la sesión de control del Congreso.
> "Cataluña deberá plantearse seguir en España"
> Los partidos catalanes retan al Constitucional
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.11.2009

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha recordado al presidente de la Generalitat y líder del PSC, José Montilla, que también el lehendakari vasco, el socialista Patxi López, se negó a un pacto con los populares y lo acabó suscribiendo. "Luego vinieron todos a hablar con nosotros, porque esto es la vida misma", han sido sus palabras sobre la negativa de Montilla a pactar con el PP por su combate contra el Estatut, que se ha saldado en el recurso ante el Constitucional, por hacer lo mismo con la Ley de Educación de Cataluña (LEC) y por mantener una "actitud de hostilidad" contra Cataluña. Montilla ha retado a CiU a descartar también un pacto con los 'populares'.

Rajoy también ha emplazado a Montilla a asumir sus responsabilidades y a aceptar las reglas de juego que establece la Constitución y el Tribunal Constitucional (TC).

Los partidos catalanes siguen cerrando filas en su defensa del Estatut. Este miércoles, el portavoz adjunto del PSC en el Parlament, Joan Ferran, ha asegurado que una sentencia del TC que recortara el texto no sólo perjudicaría a los socialistas catalanes y al presidente de la Generalitat, José Montilla, sino también al del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En su opinión, Zapatero está tan interesado como Montilla en que el Tribunal Constitucional (TC) avale el Estatut "no por cuestiones partidiarias, sino por estabilidad política" para garantizar la cohesión social en Cataluña y su encaje con España.

Por parte del Gobierno, el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha advertido de que el Ejecutivo "no participará en ningún juego de especulaciones" en relación con la sentencia que el Tribunal Constitucional debe emitir sobre el Estatut de Cataluña, pero ha recordado que "la única evidencia incuestionable" es que el texto estatutario ha cumplido ya tres años "con normalidad, vitalidad y en pleno proceso de desarrollo".

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Chaves ha rechazado responder a las preguntas del diputado de ERC Joan Ridao sobre el retraso que está sufriendo la sentencia del Estatut y ha asegurado que el Ejecutivo no adoptará ninguna actitud que pueda interferir en la labor del Tribunal Constitucional "ni menoscabar su legitimidad", porque lo considera "un pilar fundamental del Estado de Derecho".

Sin embargo, el diputado de ERC ha arremetido contra el tribunal, afirmando que se trata de un órgano "sin ningún tipo de autoridad moral, caducado y extremadamente politizado", ya que un tercio de sus miembros ya debía haber sido renovado, tres más deben hacerlo recientemente, uno falleció y otro fue recusado y no puede pronunciarse sobre la constitucionalidad del texto catalán. "Nos piden que recemos y esperemos", se ha lamentado Ridao.

A su juicio, el alto tribunal está "enrocado en posiciones partidistas" que "evidencian un frentismo casi guerracivilista entre el PSOE y el PP", ante lo que avisa de que de la reacción de Cataluña no tiene el objetivo de "intimidar" ni supone un signo de "debilidad": "La historia ha demostrado que ni nosotros somos tan fuertes como se piensa ni ustedes pueden evitar que plantemos cara. Y ese va a ser el precio de la fractura si esa sentencia no respeta la voluntad del pueblo de Cataluña".

Chaves ha ironizado sobre la defensa de ERC del Estatut después de que en su día votaran en contra y le ha agradecido que "por fin coincidan" en que se trata de "un buen texto" para Cataluña. Ridado ha replicado inmediatamente: "Nosotros defendemos la voluntad expresada por el pueblo de Cataluña, aunque votásemos en contra". Para el diputado de ERC, en caso de que el fallo del Tribunal Constitucional sea negativo, "no será un fracaso del catalanismo", sino "de los partidos españoles porque habrán demostrado que son incapaces de ensanchar las posturas y de dar acogida a las legítimas aspiraciones del pueblo de Cataluña".

Rajoy no se toma en serio a Montilla cuando descarta pactar con el PP en Cataluña
Comentarios