viernes 22.11.2019
REUNIÓN CON LOS LÍDERES REGIONALES DEL PP

Rajoy evita hablar de Rubalcaba

El líder del PP no quiso entrar a valorar el proceso de sucesión de Zapatero: “La mejor aportación que puedo hacer es no decir nada”, zanjó en su primera rueda de prensa tras las elecciones del 22M.

El PP fijará un techo de gasto en línea con el de los Presupuestos Generales del EstadoFue su primera rueda de prensa tras la victoria del PP en las elecciones autonómicas y municipales. Mariano Rajoy se reunió este miércoles con sus ‘barones’ para trasladarles la necesidad de poner en marcha un amplio paquete de medidas en las comunidades donde gobierna el PP.

Rajoy, que posó para la foto de familia, con los presidentes autonómicos y secretarios generales del PP degustando pepino español en apoyo al sector hortofrutícola, pidió a los principales dirigentes de su partido que le dejaran a él trasladar estas medidas a las opinión pública. Con ese objetivo, y no otro, compareció en la sede nacional de su partido en la calle Génova de Madrid.

Rajoy explicó que el paquete de medidas está articulado en torno a los principios de austeridad, transparencia y empleo, que han formado parte del "compromiso electoral con España" con el que el partido se presentó a las elecciones del 22 de mayo. Además, y con el objetivo de impulsar estas propuestas, pidió una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, la FEMP y la Conferencia de Presidentes.

Rajoy abogó por recuperar "con urgencia" la austeridad para salir de la actual crisis y prevenir crisis futuras y avanzó que el PP fijará un techo de gasto en línea con el de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), impulsará una reforma del sector público reduciendo entes y organismos públicos, limitará el número de consejerías, disminuirá el número de altos cargos, reducirá el parque de coches oficiales "favoreciendo su uso compartido", o racionalización del uso de móviles.

En materia de transparencia, defendió un ejercicio de actualización de las cuentas públicas para conocer el estado de las finanzas públicas y, para ello, propsuo "verificar la situación de tesorería en el momento de cambio de Gobierno". Para crear empleo, dijo que impulsará medidas como un plan de emprendedores, entre otras.

De lo que no quiso hablar fue de su previsible rival en las próximas elecciones generales de 2012. Preguntado sobre qué le parecía el proceso de designación en el PSOE para nombrar al que sucederá a Zapatero dijo que la mejor aportación que podía hacer era “no decir nada”.

No obstante aprovechó para cargar de nuevo contra el Gobierno del PSOE, con el que –dijo- “no se va a ninguna parte” porque el Ejecutivo “es el verdadero problema de España".   

Rajoy evita hablar de Rubalcaba
Comentarios