DEBATE SOBRE PENSIONES EN EL CONGRESO

Rajoy desoye a los pensionistas y aviva el fuego de las protestas

La oposición carga contra el inmovilismo del presidente del Gobierno que se niega a escuchar soluciones para sacar a muchos pensionistas del umbral de la pobreza.

Foto: UGT
Foto: UGT

El presidente del Gobierno no solo no ha conseguido apaciguar el malestar de los pensionistas ante unos ingresos cada vez más paupérrimos, sino que además ha avivado el fuego de las protestas con una intervención en el Congreso de los Diputados en la que ha vuelto a sacar pecho de su gestión económica sin hacer ninguna propuesta de calado tal y como le ha reprochado la oposición.

Mariano Rajoy se ha comprometido a incluir en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 una “mejora” de las pensiones mínimas y de viudedad, sin precisar la cuantía, y ayudas fiscales en IRPF que se anticipó a anunciar el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que tendrá un alcance muy limitado ya que, como ha señalado Gestha, más del 60% de los pensionistas no pagan el IRPF.

Obligado por las protestas de la calle y ante una nueva convocatoria de movilizaciones para el próximo sábado, Rajoy ha intentado calmar los ánimos de los 9 millones de pensionistas que hay en nuestro país dibujando un escenario idílico. El presidente del Gobierno afirma que “no hay motivo para el desasosiego”, que España cuenta con un buen sistema de pensiones y de protección social, que su compromiso es firme en no congelar las pensiones, y que la única solución sigue siendo la creación de empleo, ha dicho escudándose en el mimo mantra de siempre. Rajoy ha vuelto a vanagloriarse de su gestión económica durante la crisis y ni por asomo ha dejado entrever que dará un paso atrás con el llamado factor de sostenibilidad (aquel que aventura un mayor empobrecimiento de las pensiones a futuro), o que aceptará subir las pensiones de acuerdo con el IPC tal y como le piden varios grupos de la oposición.

La lluvia de datos sobre la recuperación económica tras la crisis ofrecida por el presidente ha contrastado sin embargo con otros diagnósticos menos optimistas y más realistas sobre la situación de empobrecimiento y desigualdades generadas por los recortes y las reformas acometidas por el Gobierno del PP. Así se lo han hecho notar los portavoces del PSOE y Podemos, que, si bien coinciden en la necesidad de sacar el debate sobre las pensiones del partidismo electoralista, han reprochado a Rajoy su inacción a la hora de debatir y votar propuestas de corto y medio plazo que reviertan la situación de precariedad en la que vive gran parte de la sociedad española.

"SE TOMA A CACHONDEO EL PACTO DE TOLEDO"

“Ya está bien de discursos complacientes que eluden lo que pasa en la calle”

“Medidas extraordinarias” según la socialista Margarita Robles que pasan por recuperar el poder adquisitivo de las pensiones vía revalorización con el IPC y suprimir por ley el factor de sostenibilidad. La portavoz del PSOE ha reprochado al presidente del Gobierno que no se haya dignado a debatir ninguna de las propuestas llevadas por su grupo (hasta 24 iniciativas parlamentarias) ni a agilizar los trabajos en el seno del Pacto de Toledo, propuestas como la de aprobar un impuesto a la banca y frenar la devaluación salarial derivada de las reformas laborales del PP.

Robles ha acusado a Rajoy de tomarse “a cachondeo” el Pacto de Toledo y de vaciar la hucha de las pensiones, al tiempo que le ha exigido que “no mienta a los ciudadanos”, que “no se ponga medallas” y que deje de “alardear” con una subida de pensiones de 2 euros. La socialista ha recordado el panorama social derivado de los recortes con un millón y medio de trabajadores con sueldos por debajo del SMI, con tres millones que cobran menos de 1000 euros, con una brecha salarial del 23% y en pensiones del 38%. “Ya está bien de discursos complacientes que eluden lo que pasa en la calle”, ha dicho Robles.

"CUMPLAN USTEDES CON LA CONSTITUCIÓN"

"Ustedes dicen que no hay dinero. No es cierto: ustedes se han gastado dos mil millones de euros en rescatar las autopistas, lo que hubiera costado revalorizar las pensiones"

La desigualdad en datos también ha sido puesta encima de la mesa por el líder de Podemos que ha tachado de “indecente” que dirigentes del PP hablen de planes de pensiones privados, cuando es el Estado, tal y como recoge la Constitución, el que tiene que garantizar unas pensiones dignas.

Pablo Iglesias ha critica al Gobierno los vetos puestos a tres iniciativas legislativas presentadas por su grupo y que, a su juicio, “señalan el camino de una política de Estado”. El dirigente de Podemos ha resaltado la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, más de 400 euros en los últimos siete años, cuando la luz ha subido un 10%. Con más de dos millones de mujeres pensionistas que cobran menos de 650 euros, con una brecha de género en pensiones contributivas de hasta el 34% o con pensiones no contributivas (8 de cada 10 son mujeres) que oscilan entre 92 y 370 euros, cuando el umbral de la pobreza está fijado en 533 euros.

“Cumplan ustedes con la Constitución, dejen de vetar, permitan que este Parlamento discuta y vote”, ha dicho Iglesias que ha planteado algunas propuestas como subir el SMI a 950 euros, derogar las reformas laborales, poner un impuesto a la banca -en línea con lo que defiende el PSOE-, suspender las desgravaciones a planes de pensiones, o rescatar las autopistas, medidas que permitirían ahorrar unos 2.000 millones de euros, la cantidad que costaría revalorizar las pensiones en 2018, ha recordado.

RIVERA: “SIN EMPLEO NO HAY PENSIONES DIGNAS"

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha apostado por luchar contra la precariedad en el empleo que afecta a 9 de cada 10 trabajadores: “Sin empleo no hay pensiones dignas”, ha afirmado para volver a insistir sobre algunas de las propuestas hechas por su grupo como la bajada del IRPF a los que menos tienen, el fomento de la natalidad, con medidas como ampliar el permiso de paternidad. Rivera ha criticado al Gobierno por “ofensiva” la carta remitida a los pensionistas anunciando la subida del 0,25%: “Menos euforia, menos cartas, y más reformas a futuro”, ha dicho.