SERÁ SUSTITUIDO EN UN CONGRESO EXTRAORDINARIO

Rajoy se marcha y abre el melón de la sucesión en el PP con Núñez Feijóo de favorito

Mariano Rajoy ha anunciado que deja la política: “Es lo mejor para mí, para el PP y creo también que para España”, ha dicho ante el Comité Ejecutivo Nacional de su partido. (Discurso íntegro)

Tras casi 40 años dedicado a la política, y cuatro días después de triunfar la moción de censura del PSOE, Mariano Rajoy ha anunciado su marcha, ya que, a su juicio, ha llegado el momento de poner "punto final a esta etapa". Lo ha hecho ese martes ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP donde ha anunciado la convocatoria de la Junta Directiva Nacional, que se reunirá el próximo lunes, para que convoque un Congreso Extraordinario del que habrá de salir un nuevo líder y una nueva dirección.

feijoo y sorayaEl actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, presente en la reunión, se perfila como favorito, ahora ya con Rajoy fuera de juego.

Se abre así el melón de la sucesión de Rajoy al frente del PP en un proceso en el que él no quiere interferir: “Cumpliré mi mandato hasta el día en que elijáis a la persona que me vaya a sustituir y, dada la situación en que me encuentro, lo haré con prudencia, no planteare ningún cambio ni en el partido ni en los grupos parlamentarios, ni en ningún otro lugar porque creo que eso le corresponde a quien me suceda”, ha dicho descartando así el modelo de sucesión elegido por Aznar y por el que él fue elegido líder del PP. (En la imagen: Núñez Feijóo y Sáenz de Santamaría).

Rajoy dice que se va por el bien del PP y del suyo propio: “Pienso que ha llegado el momento de poner el punto final a esta etapa”, ha dicho, para que “el PP siga avanzando y construyendo su historia de servicio a los españoles bajo el liderazgo de otra persona”, ha asegurado. “Es lo mejor para mí y para el PP y creo que también para España y lo demás no importa nada”.

A Rajoy se la ha roto la voz ya casi al final de su discurso que ha durado unos 40 minutos cuando ha querido agradecer a los suyos su confianza y lealtad: “Os agradezco que me hayáis permitido anunciar esta decisión de esta manera, llevo mucho tiempo en política y sé apreciar en todo lo que vale vuestro respeto, soy consciente de la enorme lealtad que he tenido por parte de todos vosotros hasta el último día”, ha dicho provocando un aplauso unánime de todos los miembros de la dirección del PP puestos en pie.

A Rajoy se la ha roto la voz ya casi al final de su discurso: “Soy consciente de la enorme lealtad que he tenido por parte de todos vosotros hasta el último día”

Rajoy ha defendido su trayectoria política y los cargos asumidos durante casi cuatro décadas tanto en el partido como en la administración pública, desde concejal en Pontevedra hasta presidente del Gobierno de España. “Ninguno de esos cargos los he solicitado, ninguno. Por ninguno he peleado para desplazar a nadie. Durante casi 40 años me he limitado a cumplir con mi deber”. También ha defendido la trayectoria del PP y su gestión y ha animado a los suyos para continuar su labor en la oposición: “No hay motivo para el desánimo”, ha dicho.

El expresidente del Gobierno no ha querido dejar pasar la oportunidad de cargar contra sus adversarios políticos y subrayar que su gobierno no ha sido censurado por los españoles sino en el Congreso “por un desordenado conjunto de formaciones políticas” y recordar que, por primera vez en la democracia española “va a gobernar alguien que ha perdido las elecciones”, en alusión a Pedro Sánchez, al que ha acusado de hacerse acompañar “por los grupos más extremistas de la izquierda populista y del independentismo sectario”.

Sobe la corrupción que afecta a su partido, Rajoy reconoce que le han “escandalizado” algunos casos pero que el PP ha actuado. “He defendido mi honorabilidad y la de este partido, y nos vamos dejando en España el paquete más exigente de leyes contra la corrupción. Nunca critiqué a ningún juez ni hablé del pasado. He intentado ser justo, proteger el buen nombre de nuestro partido y he asumido mis errores y los que no eran míos", ha resaltado.