SE REMITE A LA COMPARECENCIA DEL DIRECTOR DEL CNI

El PSOE sobre Corinna y Juan Carlos I: “No procede ninguna medida excepcional o extraordinaria”

José Luis Ábalos evita adelantar si su partido apoyará la creación de una comisión de investigación como pide Unidos Podemos hasta escuchar las explicaciones que Félix Sanz Roldán dará en la Comisión de secretos oficiales del Congreso.

José Luis Ábalos en una imagen de archivo.
José Luis Ábalos en una imagen de archivo.

El PSOE no ha tomado ninguna decisión sobre la posibilidad de constituir, tal como defiende Unidos Podemos y otros grupos, una comisión de investigación sobre el caso Corinna, y esperará a escuchar las explicaciones que tenga que dar el director del CNI, Félix Sanz Roldán, a puerta cerrada, en la Comisión de secretos oficiales en el Congreso de los Diputados.

En varias ocasiones, José Luis Ábalos ha sido preguntado por este asunto en la rueda de prensa celebrada este lunes en Ferraz tras la reunión de la ejecutiva socialista, y en todas sus respuestas se ha limitado a destacar que el PSOE no hará futuribles y atenderá primero a lo que tenga que decir Sanz Roldán sobre las grabaciones en las que Corinna zu Sayn-Wittgenstein asegura que recibió amenazas del CNI español y que el rey Juan Carlos se acogió a la amnistía del Juan Carlos I.

“A día de hoy no vemos otra iniciativa que no sea esperar a que comparezca el director del CNI”, ha dicho Ábalos, que ha evitado pronunciarse sobre “hipótesis” y ha rechazado “ningún tipo de precipitación” en este asunto.

El también ministro de Fomento ha destacado que la comparecencia de Sanz Roldán se ajusta a un procedimiento “normalizado e institucionalizado” y que “no procede ninguna medida excepcional o extraordinaria" hasta que se produzca la comparecencia, ha insistido. En este sentido, ha destacado, que en la Comisión de secretos oficiales, el resto de grupos podrá valorar si las explicaciones del director del CNI son suficientes: “Vamos a escucharle primero y, a partir de ahí, ya se verá”, ha afirmado.

Ábalos tampoco ha querido entrar a valorar el debate generado en torno a la monarquía y aunque se ha situado a sí mismo y al PSOE como defensores de los valores republicanos, ha destacado que son un partido constitucionalista que defiende la Constitución, el marco que regula todos los poderes del Estado, incluida la monarquía.