sábado 06.06.2020

El PP impide debatir el reproche a Rajoy por sus "mentiras"

El PP, con su mayoría absoluta, ha rechazado tramitar en la Mesa del Congreso las mociones del PSOE y de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) reprochando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo que consideran sus "mentiras" en torno al llamado 'caso Bárcenas'.

Tras esta decisión, adoptada con los 5 votos del Grupo Popular frente a los 4 que suman PSOE e CiU en el órgano de gobierno de la Cámara, las dos mociones quedarán definitivamente fuera del orden del día del Pleno del Congreso que comienza este martes.

Al término de la reunión del órgano de gobierno de la Cámara, la vicepresidenta primera de la Mesa, la 'popular' Celia Villalobos, ha explicado que el PP no podía aceptar un texto en el que se recrimina al Gobierno algo que "no es de su competencia", como el 'caso Bárcenas', que afecta a las finanzas de un partido político, en este caso al PP.

Según ha precisado, las mociones, de acuerdo con el Reglamento del Congreso, deben versar sobre cuestiones que afecten a la política general del Gobierno, "y la actitud o decisiones de los partidos no es competencia ni responsabilidad de ese Gobierno".

Villalobos ha lamentado que el PSOE siga "empeñado" en presentar iniciativas que no se ajustan a las normas que rigen el funcionamiento de la Cámara, un comportamiento que a su juicio responde a que los socialistas quieren dar la sensación de que el PP se opone a su libertad de expresión.

UTILIZACIÓN "TORTICERA" DEL REGLAMENTO

"Están utilizando mal las armas del Reglamento y no sé si a propio intento o porque son muy torpes, pero como creo que no soy muy torpes creo que lo están haciendo aposta", ha llegado a decir la vicepresidenta primera del Congreso, antes de lamentar que en la moción de los socialistas no hubiera ni un sólo punto en el que se inste al Ejecutivo a resolver problemas "reales", como es la corrupción en los partidos políticos.

También ha comentado que el día del debate de la interpelación que la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, dirigió a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la Presidencia del Congreso, que ella regentaba en ese momento, pudo haber llamado la atención de la socialista por estar haciendo una interpretación "torticera" del texto de su interpelación.

"Las mociones no son una sentencia judicial, ni una especie de moción de censura, ni un papel en el que considero lo que desde mi punto de vista es verdad ", ha insistido la parlamentaria 'popular', quien ha recalcado al PSOE que, al contrario de lo que sostiene, "no hay ni un solo antecedente" de "recusaciones" de ministros o del Gobierno en su conjunto por cuestiones que afectan al Ejecutivo, ni tan siquiera las hubo con el 'caso Filesa'.

PIDE AL PSOE QUE RESPETE LA MAYORÍA DEL PP

En su opinión, el PSOE pretende algo que está "fuera de la realidad", como es acusar a la mayoría parlamentaria de estar "rompiendo el equilibrio". "Ellos han tenido unas mayorías muy aplastantes y hemos aceptado sus decisiones, que las acepten ellos porque tan democrática fue su mayoría absoluta como la nuestra", ha concluido.

Para tratar de evitar este veto, socialistas e IU-ICV-CHA habían renunciado a pedir expresamente la reprobación del presidente del Gobierno o su dimisión. Así, la propuesta del primer partido de la oposición emplazaba al Pleno del Congreso a instar al jefe del Ejecutivo a que asuma "las responsabilidades políticas que ineludiblemente deben derivarse" de lo que considera "mentiras" ante el Parlamento sobre el llamado 'caso Bárcenas'.

De su lado, el texto de IU-ICV-CHA quería que el Congreso manifestase su "rechazo" por el comportamiento del presidente del Gobierno en su comparecencia en el Senado del pasado 1 de agosto al quedar, a su juicio, en "entredicho" las manifestaciones vertidas en sede parlamentaria sobre el 'caso Bárcenas.

Además, incluyó en su moción algo que el PP viene rechazando sistemáticamente en las Juntas de Portavoces, incluso su debate en sesión plenaria: la creación de una comisión de investigación para estudiar la financiación de los partidos políticos, así como los casos de financiación irregular o ilegal, con el fin de mejorar los mecanismos de fiscalización.

NO SON MOCIONES NORMALES

Pero el presidente del Congreso, Jesús Posada, decidió el viernes dejar en suspenso la inclusión de estas mociones en el orden del día del Pleno de esta semana hasta que fueran estudiadas en la Mesa del Congreso. "No son mociones normales", argumentó.

Horas antes de que la Mesa estudiase los textos, la secretaria general del PP ya adelantó su rechazo a la moción del PSOE alegando está "fuera de lugar jurídica y constitucionalmente" porque la Constitución solo contempla una "reprobación constructiva" del presidente del Gobierno, que es la moción de censura, y que exige presentar una alternativa de gobierno, un programa y un candidato.

Su argumento no es el que ha manejado el PP en la Mesa del Congreso, al menos según las explicaciones de Villalobos, que ha insistido, como ya hizo cuando se vetaron las primeras interpelaciones sobre el 'caso Bárcenas, en que el problema es que la financiación del PP no es un asunto por el que se deban pedir explicaciones al Gobierno del PP

El PP impide debatir el reproche a Rajoy por sus "mentiras"
Comentarios