#TEMP
lunes 16/5/22
ENTREVISTA

Pedro Zerolo: "La Fiesta del Orgullo Gay debería ser una Fiesta Nacional del Orgullo Ciudadano"

Pedro Zerolo es concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid y secretario de Movimientos Sociales del PSOE. Ante la Marcha del Orgullo Gay en Madrid, el próximo sábado, reivindica el carácter ciudadano del movimiento. Y pide a Rajoy que retire el recurso que en su día presentó el PP contra la ley de matrimonios entre personas del mismo sexo.
PILAR GASSENT / NUEVATRIBUNA.ES - 23.09.2008


Nueva Tribuna: ¿Qué ha pasado este año con la celebración del Orgullo Gay? Al parecer, ha habido cierta controversia por el hecho de que la COGAM cambiara la fecha de celebración en Madrid, que siempre ha sido el fin de semana más próximo al 28 de junio para hacerla coincidir con la conmemoración de los disturbios de Sonewall, por el 5 de julio.


Pedro Zerolo: No, ninguna, ninguna. No ha habido ningún cambio. Siempre ha sido así.

Primero se celebran los Orgullos en las distintas Comunidades Autónomas y luego la marcha estatal es en Madrid. Lo que ocurre es que por cuestiones de calendario cada cuatro o cinco años la marcha de celebración de la estatal se aleja del día oficial del Orgullo, que es el 28 de junio. Pero siempre ha sido así.


Año tras año, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales ha cuidado mucho que en las distintas Comunidades se puedan celebrar marchas de visibilidad para que luego concluyan todas en Madrid.


NT: ¿Por qué sigue siendo necesario celebrar el orgullo gay? ¿Cuál es el lema o la reivindicación de este año?


PZ: Este año el lema es el de la visibilidad lésbica. Hay una apuesta por la visibilidad de las mujeres lesbianas.

Hay que tener en cuenta que en cualquier condición y circunstancia personal y social que genere discriminación, siempre sufren más las mujeres. Más discriminatorio o peor en términos de discriminación que ser gay es ser mujer.

Si aparte de ser mujer eres lesbiana, acumulas dos discriminaciones. Y si eres mujer, lesbiana, negra y magrebí, evidentemente lo tienes muy difícil. Por tanto, esa es la apuesta de este año.


En todo caso, creo que la marcha del Orgullo sigue siendo muy necesaria. Empezó siendo la marcha del Orgullo Gay. Luego, gracias a apuestas políticas, pasó a ser del Orgullo Gay, Lésbico, Transexual y Bisexual y en los últimos años también Heterosexual porque ha habido muchas mujeres y hombres que nos han apoyado y que han estado ahí. Se ha convertido en una marcha del Orgullo Ciudadano.


Es una marcha que pone de manifiesto primero: que cuando nos movemos es posible cambiar las cosas , que cuando nos organizamos es posible convencer a sindicatos y partidos políticos y procurar cambios que hasta ahora eran impensables, Y, en segundo lugar, también es importante porque esta marcha pone de manifiesto la realidad.


Somos una sociedad plural, diversa, que debiera ser además participativa, paritaria, laica, mestiza, donde quepamos todos y todas desde la diferencia de cada cual. Por tanto, esta manifestación subraya la realidad y eso es muy importante porque a veces olvidamos la realidad.


En esa marcha nos juntamos hombres y mujeres, blancas y negras, payos y gitanos, creyentes y ateos. Y yo creo que es muy importante que todos los años exista una celebración como esta. Por cierto, es la única gran celebración laica y reivindicativa que existe en este momento. Yo creo que hay que mantenerla, que habría que mantenerla año tras año aunque se vayan consiguiendo nuevos logros.


Tenemos que seguir manteniendo esta ‘fiesta del orgullo ciudadano’ como una fiesta nacional. Debiera ser una fiesta nacional la Marcha del Orgullo Ciudadano y, por qué no decirlo, del Orgullo Español, en el sentido de que gracias a toda esa gente que se ha movilizado España ha cambiado y eso es bueno subrayarlo.


Te diría que la marcha también celebra todo lo que ha ocurrido estos años y no hay más que mirar hacia atrás. Nunca España había llegado puntual a la cita con la igualdad. Jamás, nunca en nuestra historia habíamos sido los primeros. No fuimos los primeros en abolir la esclavitud formalmente. No fuimos de los primeros en reconocer el derecho al voto de la mujer ni su plenitud jurídica. Somos el primer país del mundo que en una sola legislatura reconoce la dignidad de las mujeres y los hombres homosexuales y transexuales y eso nos debería llenar de orgullo. Eso ha sido posible gracias a que muchas mujeres y muchos hombres durante mucho tiempo se han movilizado, se han organizando y eso ha convencido. Si de algo me siento particularmente orgulloso es de que hemos llegado convenciendo.

NT: Acabamos de asistir a un congreso del PP en el que se ha renovado la dirección y la estrategia de este partido enfocándola hacia posturas más tolerantes, más centradas. Incluso antes del congreso, Ana Mato, decía que ya no se plantea abolir el matrimonio homosexual. ¿Usted se cree a este nuevo PP?
PZ: No me los creo. Es más un cambio cosmético, un cambio de marketing. Tendrán que demostrar que están viajando al centro una vez más. Tendrán que demostrarlo.


Y para empezar, debieran de retirar el recurso de la vergüenza, el recurso que interpusieron en su momento a una ley que tanta tranquilidad y felicidad ha traído a este país como es la ley que reconoce la dignidad homosexual y por tanto la posibilidad del matrimonio entre personas del mismo sexo. Tendrán que actuar en consecuencia.


No me vale que ahora, cada dos por tres, sea Gallardón o sea Esperanza Aguirre, traten de hacerse una foto con homosexuales o transexuales. Ese tiempo ya pasó. Alto y claro deben decir que ese recurso debe ser retirado y deben retirarlo. Es un recurso contra la tranquilidad, contra la felicidad y contra el espíritu constitucional porque el reconocimiento de la dignidad homosexual y transexual parte de la propia Constitución. Nuestra Constitución establece el libre desarrollo de la personalidad de cada cual y de su dignidad. Y ese reconocimiento lleva aparejado tener los mismos derechos, los mismos deberes y con los mismos nombres.


En el PP siguen estando los mismos, los que se opusieron al matrimonio entre personas del mismo sexo con argumentos terribles. No hemos olvidado lo que ha dicho y lo que ha hecho durante este tiempo el Partido Popular en contra de los derechos de homosexuales y transexuales. El Partido Popular ha trabajado y sigue trabajando en contra de nuestros derechos y prueba de ello es que en el congreso de Valencia se presentó una enmienda para posibilitar el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo y pedir la retirada del recurso y fue derrotada de forma aplastante. Por tanto, milongas ya ninguna. Que retiren el recurso de la vergüenza.


Pero es que además de eso, siguen sin hablar de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, siguen diciendo lo que dicen sobre educación para la ciudadaníapor tanto, el retrato del Partido Popular ahora mismo, para mi, es el mismo que el de antes. Tendrán que demostrar que han cambiado con hechos, no simplemente con cambios de cara. Algunos cambios como el de la señora Cospedal, que hay que recordar que fichó para su equipo al senor Dimas Cuevas, que decía lo que decía de los homosexuales, de los transexuales, de la libertad, de la igualdad y de tantas otras cosas. Ese es el Partido Popular que está ahí y que tendrá que demostrar que ha cambiado.


A mi ya no me vale una foto. No me vale que el alcalde Gallardón intente salir una y otra vez en la portada de Zero o que la señora Aguirre se haga fotos con homosexuales y transexuales. Eso ya no vale. Lo que tienen que hacer es actuar en consecuencia y pedir la retirada del recurso de la vergüenza. Y yo pido a Rajoy que retire el recurso que presentó en su día contra una ley que ha traído felicidad pero también seguridad porque el tener los mismos derechos que los demás da mucha seguridad. Pero el PP está a la que está.


NT: El caso es que el PP no para de apuntarse tantos rentabilizando iniciativas socialistas como la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad, la Ley de Dependencia...


PZ: Desde luego, Aguirre y Gallardón no tienen recato ni contención. Ahora que se han puesto de moda las rimas, que las ha puesto de moda el señor Rajoy, Aguirre y Gallardón no tienen recato ni contención. Hacen suyo lo que es de otros. Intentan lanzar mensajes que están cargados de cinismo y de hipocresía.


Uno de los últimos ha sido el de la señora Aguirre, que decía estar en contra del recurso de la vergüenza para acto seguido decir que ella no llamaría matrimonio a lo que lo es. Están un pasito pa’ lante y un pasito pa’ tras para no decir que están en contra. Y siguen estando en contra de la igualdad plena de derechos.


Lo que está clarísimo, a día de hoy, es que el reconocimiento de nuestra dignidad es por lo que hemos luchado. No hemos luchado por casarnos. Hemos luchado por el reconocimiento de nuestra dignidad, lo cual lleva aparejado tener los mismos derechos, los mismos deberes y con los mismos nombres. Si los derechos no tienen los mismos nombres eso es apartheid. Y por tanto eso hay que subrayarlo una y otra vez.


Desde que se aprobó en España hasta ahora, otros países se han ido sumando a este reconocimiento de la dignidad homosexual como Noruega, por no nombrar California que es un estado dentro de EEUU. En Noruega, han votado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, a favor de la adopción conjunta, a favor de que la Iglesia de Noruega pueda casar a personas del mismo sexo. Y han votado todos los partidos: los de izquierdas, los de centro, el partido conservador y el partido liberal. El único que no votó a favor fue un partido de ultraderecha que mantiene los mismos postulados que el PP aquí.


Por tanto, creo que sus intervenciones están cargadas de cinismo, de hipocresía y que tratan de hacer suyo lo que no lo es y no sólo la igualdad de derechos entre personas del mismo sexo. Lo hacen con la Ley de Dependencia diciendo que ellos tienen en el Ayuntamiento de Madrid una ley de dependencia, lo cual es mentira porque aquí no hay un reconocimiento de la posibilidad de ser atendido cuando se es dependiente como derecho subjetivo y universal, sino que aquí lo que hay son unos servicios sociales que funcionan como funcionan, con poco apoyo económico por parte del Ayuntamiento. Y los mismo hacen con otras tantas medidas en esa línea, mintiendo y confundiendo.


NT: O sea que lo de que Gallardón representa el ala más moderada y centrista del PP


PZ: Para mi, Gallardón es y ha sido siempre un hombre muy de derechas. Tiene una característica que lo define claramente y es que está siempre al lado del poder, al lado de quien tiene poder. Y al paso del tiempo lo podemos ver: estuvo con Fraga, estuvo luego con Aznar y está ahora con Rajoy. Siempre está con el poder, con el político y con el empresarial. Le da igual que estemos hablando de Florentino Pérez que de Zapatero. Él está siempre al lado del poder.


La otra característica es el desprecio que ha hecho sistemáticamente de su partido. Para mi, esas dos características lo definen y no hay que olvidar tampoco que él fue quien registró los estatutos de Alianza Popular, nada más y nada menos, junto con la señora Botella. Por tanto, son dos caras de una misma moneda. Vienen de la derecha y siguen estando en la derecha por mucho que hayan intentado una y otra vez viajar al centro. Son muy de derechas.

NT: Estamos a punto de meternos en otro congreso, esta vez el del PSOE, y ya hemos sabido que se han presentado más de 5.000 enmiendas relativas en su mayoría a asuntos de carácter social. Se pide, por ejemplo, una ley de plazos para el aborto, algo que al parecer no "toca" en esta legislatura. ¿Por qué?


PZ: Lo que pone de manifiesto ese número de enmiendas es que el PSOE es un partido efervescente con ganas de aportar de miles de hombres y mujeres militantes. ¿Por qué? Porque saben que sus aportaciones pasarán tarde o temprano al programa electoral y el programa electoral socialista es un programa ganador. Eso evidentemente hace que uno apueste por abrir nuevos caminos porque el PSOE, en la dinámica que estamos, va a seguir ganando elecciones, estoy completamente convencido.


Hay debates que llevan tiempo produciéndose en el partido y hay que recordar que la actual Ley de Despenalización de determinados supuestos es una ley socialista, como la inmensa mayoría. Este país ha cambiado y lo ha hecho gracias a iniciativas legislativas que han sido aprobadas, todas, en legislaturas socialistas con mayorías sociales que las han apoyado y con mayorías políticas y mayorías parlamentarias fundamentalmente de izquierdas. Ahora toca desde la militancia revisar lo que ha sido el desarrollo de la ley que permitió la despenalización de determinados supuestos.


Ya ha manifestado el Gobierno que habrá que ver, sobre los criterios de aplicación de la ley y de protección del derecho a la intimidad de las mujeres, como se está desarrollando esa ley que, por lo que hemos visto, algunas carencias tiene. Y sobre esa base, estoy seguro de que las aportaciones formarán parte de las resoluciones de este congreso que, evidentemente, tendrán una fuerza importantísima para la elaboración del programa electoral para el 2012, que va a ser también un programa electoral ganador.


NT: Hay también enmiendas relativas a las relaciones con la Iglesia Católica y la necesidad de situarla en un plano de igualdad con las demás confesiones religiosas.


PZ: Hay un deseo mayoritario de la ciudadanía española de que se siga caminando hacia la laicidad, el dejar claro la separación entre Iglesia y Estado. Es un deseo mayoritario que además han ido acrecentando precisamente algunos obispos y algunos sectores políticos que están hoy en el Partido Popular.


Durante todo este tiempo, durante la anterior legislatura, vimos como salía a la calle el matrimonio de conveniencia que ha existido siempre en España, y que algunos negaban, que es el formado por determinados obispos que representan al integrismo religioso y los sectores conservadores y ultraconservadores que están hoy en el PP. Y hay que recordar que esos sectores no sólo se opusieron al matrimonio entre personas del mismo sexo, sino a la ley de divorcio, a la ley de adopción, a la de reproducción asistida, a la investigación con células madre, a la ley de educación para ciudadanía, a las campañas de prevención del VIH...

De haber sido por ellos, viviríamos en una España completamente diferente a la que ha querido la inmensa mayoría de la ciudadanía española. Por tanto, son ellos los que tienen que reflexionar y cuando digo ellos me refiero al PP. Por ahí van mal porque no conectan con la inmensa mayoría de la ciudadanía española que quiere cambios, cambios para adecuar la legislación a la realidad.


NT: ¿Hay que renegociar o suprimir el Concordato?


PZ: En todo caso, lo que hay que hacer es dialogar con la jerarquía de la Iglesia Católica y dejar bien claro cuales son los ámbitos de actuación de cada cual. Y, sobre todo, hay que responder cuando determinados obispos hacen una apuesta clara por una política determinada, por un partido político determinado. Yo creo que la inmensa mayoría de los católicos de este país no han visto con buenos ojos, incluso reprueban, el que determinados obispos hayan hecho una apuesta clara por las tesis más conservadoras del PP. Yo creo que eso no es bueno ni para el PP ni para la Iglesia, porque los católicos lo que quieren es una Iglesia que se construya desde el amor, desde el respeto a los demás y que no se haga del púlpito un ámbito partidista.


NT: Pero, ¿que pasa con las otras confesiones que están en un plano secundario respecto a los católicos?


PZ: Por eso es por lo que la vicepresidenta del Gobierno ya anunció una revisión de la Ley de Libertad Religiosa para incorporar otras realidades que ya existen en nuestro país, pero no hay que olvidar que ya la propia Constitución les reconoce un papel distinto. Eso no quiere decir que por ser distintos puedan saltarse las normas básicas en cualquier Estado social, democrático y de Derecho, un Estado que per se, por definición, es laico y que por tanto tiene que dejar bien clara la situación de cada realidad y tiene que dejar clara la separación entre Iglesia y Estado.


NT: ¿Es oportuno o necesario el debate del velo musulmán?


PZ: Creo que en este momento no es un debate que esté encima de la mesa. Es un debate en el que debemos profundizar de forma transversal. Soy más partidario de hablar y de luchar contra cualquier forma de manifestación de machismo, de homofobia, de racismo, de xenofobia, que de concretar en una parcela porque eso puede producir efectos no deseados.


NT: ¿Que ocurre con la ministra de Igualdad que cada vez que habla provoca una auténtica tremolina?


PZ: Hay quien no se ha tomado en serio la creación de este ministerio. Para empezar, la derecha y el PP y también determinados medios de comunicación. Creo que el ministerio de Igualdad es muy necesario. Creo que además la ministra va a demostrar que es una magnífica, una buena apuesta del Gobierno y de Zapatero, entre otras cosas porque va a ser el ministerio que abandere una ley que va a ser pionera, una ley avanzada, una ley de modernidad, de gestión de la diversidad como va a ser la Ley Integral por la Igualdad de Trato y contra cualquier forma de discriminación.


En todo caso, siempre hay sectores que analizan con lupa lo que dicen unos y no lo que dicen otros y, sobre todo, lo que dicen unas y no lo que dicen otras. A mi personalmente también me ha pasado y se han criticado cosas que he dicho o apuestas que he hecho en estos años. El tiempo pondrá de manifiesto la importancia del Ministerio de la Igualdad y el acierto de que tengamos una ministra como Bibiana Aído, una mujer plenamente capaz, inteligente y que defiende principios y valores que tienen que ver con el socialismo.


NT: ¿Que quiso decir Zapatero cuando afirmó que criticar la directiva de retorno para inmigrantes que ha aprobado la UE es de una "ignorancia supina"? ¿No fue un poco radical?


PZ: Al margen de aspectos mejorables sobre los cuales presentamos enmiendas, la directiva es un paso hacia la armonización y hacia las garantías mínimas de amparo judicial efectivo que muchos países no reconocían a los inmigrantes. Es una aproximación al sistema español que es el más garantista de todos.


La cumbre entre Zapatero y Fillon ha puesto de manifiesto los esfuerzos de España por buscar fórmulas que no vulneren los derechos básicos de cualquier ciudadano en Europa, donde hay una mayoría de gobiernos conservadores o ultraconservadores. El Gobierno está haciendo un esfuerzo ímprobo para que cambien las cosas en países que no tenían las más mínimas garantías de amparo y tutela judicial, de asistencia letrada, de derecho a contar con intérpretes. Todo esto se está logrando.

NT: ¿Estará usted en la Ejecutiva que salga del próximo congreso del PSOE?


PZ: Los únicos que se sabe que repiten son el secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del partido, Manuel Chaves, y el secretario de organización, José Blanco. Los demás y las demás concluimos nuestro mandato una vez comience el congreso y es el congreso quien decide.


Soy de los que piensan que lo importante es estar trabajando, tener cosas que decir y que lo importante es que cuando te encomiendan una labor puedas desarrollarla de la mejor manera. Para mi, estos cuatro años han sido de intenso trabajo y de intenso aprendizaje y lo que he intentado desde la secretaría de Movimientos Sociales es que el Partido Socialista se vaya pareciendo día a día y cada vez más a este magnífico país que es España.


Para ello, hemos hecho un discurso de ciudadanía, un discurso integrador, un discurso que pone de manifiesto que es posible que hagamos realidad esa sociedad que pretendemos, una sociedad plural, diversa, participativa, paritaria, laica, mestiza, donde quepamos todas y todos desde la diferencia de cada cual. Lo hemos puesto de manifiesto en la anterior legislatura, que fue una legislatura de visibilidad de distintas realidades que nunca habían podido ser visibles por falta de reconocimiento y lo vamos a demostrar en esta porque la apuesta para esta legislatura es la gestión y administración de la diversidad.


Partimos de la base de que la fuerza de España está en su diversidad. España es de los países que acumula mayor diversidad por kilómetro cuadrado del mundo y ese es su mejor activo. Este país, gracias a los gobiernos de progreso, es de los pocos que en treinta años ha sabido reconocer las distintas sensibilidades, las distintas identidades de los distintos pueblos de forman parte de él y la dignidad de las mujeres y hombres que viven en él.


Hemos sido capaces de descentralizar el país y eso ha generado un enorme avance social, una enorme efervescencia cultural y, desde luego, una enorme prosperidad económica que ha generado el colchón necesario para poder superar cualquier crisis venga de donde venga. Soy de los que piensa que hoy por hoy, y después de los últimos cuatro años, España se ha convertido en un referente en el mundo de paz, de lucha contra la pobreza, de desarrollo de políticas con perspectiva de género, de ampliación de derechos, de apuestas por la inversión social y por las políticas públicas, de apuestas por la construcción del Estado del bienestar y todo eso genera riqueza social y todo eso genera optimismo y prosperidad.


Los pueblos también entran a veces en barrena. Las sociedades entran a veces en períodos de decadencia como proyectos. España está más orgullosa en este momento de ser el país que somos y eso nos da la fuerza necesaria para poder combatir cualquier crisis como la que estamos viendo en este momento que es una crisis internacional provocada, quede claro, por políticas ultraliberales, por desregulaciones del mercado, por falta de apoyo a los trabajadores y las trabajadoras, cuando no por aquella intervención inmoral, ilegal e injusta, aquella guerra que promovieron Bush, Blair y Aznar de la que todavía estamos viendo sus consecuencias. La primera, miles y miles de mujeres y hombres que siguen muriendo. Otra ha sido la inestabilidad en Oriente Medio, la subida de los precios del petróleo y si a ello unimos las políticas que ha desarrollado el señor Bush en EEUU, pues estamos combatiendo las consecuencias de la mala gestión y de las políticas de derechas, de derecha extrema y ultraliberales del señor Bush y de los gobiernos conservadores y ultraconservadores.


NT: ¿Puede ser la crisis un freno para nuevos avances sociales?


PZ: El presidente del Gobierno ha dejado claro que no vamos a dar ni un paso atrás en lo que es la apuesta por la inversión social, la apuesta por el Estado del bienestar y la apuesta por el desarrollo de todas aquellas leyes de carácter social, asistencial, que se aprobaron en la legislatura anterior. Y esa es la apuesta del PSOE.


Para nosotros, es muy importante decir una y otra vez que este país está lleno de trabajadores y trabajadoras, de mujeres y hombres que trabajan de la mañana a la noche, que tienen que atender a sus familias, de personas que en un momento determinado pueden perder su puesto de trabajo y como partido de progreso y partido de izquierdas no vamos a dar ni un paso atrás.


Cuando nadie en Europa lo está haciendo, nosotros seguiremos avanzando y apostando por la inversión social como fuente de riqueza. Y estoy convencido de que Zapatero seguirá defendiendo todo aquello que defendió en la legislatura pasada. No falló en la legislatura pasada y por eso ganó las elecciones con el mayor apoyo electoral que ha tenido nunca este país. Zapatero es el presidente más valiente que ha tenido nunca este país.


NT: ¿Le gusta la política municipal?


PZ: Me gusta la política. El ser humano es un ser político y la pulsión política la tenemos todos, aunque se puede desarrollar o no. Yo hacía política en el movimiento asociativo, cuando en el movimiento estudiantilhe estado en una lucha y en otra. Se puede hacer política en un movimiento reivindicativo, en el Ayuntamiento, en una asociación de mujeres o en el Senado.


Política he hecho siempre. Y desde luego me gusta hacerla en contacto con la ciudadanía. Creo además que es la mejor de las experiencias habidas y por haber: estar en política y empezar de abajo a arriba. La política municipal es la mejor de las escuelas y desde luego nada mejor que ser concejal en tu pueblo, ser concejal de Madrid.


NT: Y Madrid es la gran asignatura pendiente del PSOE...


PZ: Por supuesto que Madrid es la asignatura pendiente. Soy de los que piensa que en Madrid podemos ganar, que en Madrid tenemos que empeñarnos como nos estamos empeñando en este momento con el nuevo proyecto que encabeza Tomás Gómez y estoy convencido de que el cambio que él lidera va a ganar en 2011. No va a ser fácil, pero desde luego en Madrid hay equipo, ganas y vamos a ganar.

Pedro Zerolo: "La Fiesta del Orgullo Gay debería ser una Fiesta Nacional del...
Comentarios