ENCUESTA | ELECCIONES MUNICIPALES

El PP desaparece del Ayuntamiento de Barcelona

El espacio de los 'populares' sería ocupado por VOX.

Josep Bou, candidato del PP por Barcelona.
Josep Bou, candidato del PP por Barcelona.

La lista de ERC sería la más votada, seguida de la candidatura de Ada Colau y  Ciudadanos en tercer lugar

Una encuesta realizada entre el 20 de enero y el 5 de febrero para las elecciones al ayuntamiento de Barcelona entre 1.500 votantes de la capital catalana, deja sin representación municipal al Partido Popular. Su espacio lo ocupa VOX, partido al que concede dos concejales.

Según ese mismo estudio el futuro alcalde será Ernest Maragall, antiguo consejero socialista en el gobierno de la Generalitat, actualmente cabeza de lista de Esquerra Republicana de Catalunya.

La lista de ERC es la más votada, seguida de la candidatura de la actual alcaldesa y sitúa en tercer lugar a la impulsada por Ciudadanos.

El PSC pasaría de los cuatro concejales que tiene en la actualidad a 5 o 6. Junts per Catalunya alcanzaría cinco concejales y la CUP mantendría sus 3 actuales.

ERC tomó la decisión en septiembre pasado de cambiar a Alfred Bosch por Maragall como cabeza de candidatura y parece que le ha dado buen resultado.

Las encuestas realizadas tras el cambio de candidato son más optimistas con los republicanos, que también han mejorado sus relaciones con el equipo de Ada Colau, como se ha visto con la aprobación de la conexión de los tranvías. 

Ahora ven en la nueva encuesta una "confirmación" de la tendencia que los sitúa en una "posición clave".  Colau perdería entre dos y tres concejales de los once con que cuentan actualmente y pasaría a ser segunda fuerza.

Cs, que actualmente tiene 5 concejales, pasaría, de la mano del proyecto de Manuel Valls, a tener 8 y sería, de nuevo, la tercera fuerza del consistorio. Los socialistas, que junto con los comunes son los únicos que repiten candidato, con Jaume Collboni mejorarían resultados, según esta encuesta, que les da entre 5 y 6 concejales y los sitúa como cuarta fuerza.

La CUP, con Anna Saliente como candidata, repetiría los resultados de 2015, con 3 concejales, y el PP, con Josep Bou al frente, se quedaría fuera del consistorio. Quien sí entraría en el Ayuntamiento -con 2 concejales- sería Vox.

Obviamente la situación es muy fluida y se desconoce la influencia que pueda tener el proceso a los líderes independentistas presos, la aprobación o no de los presupuestos generales del Estado por parte de ERC y Junts per Catalunya y las consecuencias de un posible adelanto electoral de las elecciones generales.

ENCUESTA SOBRE LA GENERALITAT. TAMBIÉN GANA ERC

Por otra parte y según otra encuesta publicada por el Periódico de Catalunya sobre unas posibles elecciones a la Generalitat, el PP se quedaría con la mitad de diputados (pasaría de 4 a 2) y la suma de los partidos independentistas mejoraría su resultado actual de 70 diputados sobre 135 a una horquilla entre 70 y 73. Ciudadanos, PSC y Comuns mejorarían ligeramente y el ganador indiscutible sería ERC.

El incremento de ERC y los socialistas, junto con el de los Comuns permitiría a las izquierdas formar un Gobierno transversal con miembros de ambos bloques. Esta formula ya fue puesta en práctica en dos ocasiones en los primeros años del presente siglo.

Por último, y a diferencia de Andalucía, la extrema derecha de VOX no tendría los votos suficientes para entrar en la Cámara.