martes 27/10/20
APUESTA POR LA PAZ Y LA INDEPENDENCIA

Otegi sale de la cárcel declarándose "preso político"

El histórico dirigente de la izquierda abertzale recuperará la libertad tras más de seis años en prisión por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna a través del proyecto Bateragune.

otegi3

El dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi ha asegurado este martes, nada más abandonar la cárcel de Logroño que "hoy sale un preso político" y ha confirmado su apuesta por "llevar hasta el final" el camino hacia "la paz" y por la independencia.

Otegi ha abandonado la prisión a las 08.55 horas, ante más de un centenar de personas que le han recibido portando ikurriñas y con gritos de "independencia" y "presos vascos a la calle".

A su salida, se ha dirigido a una carpa cercana, donde ha pronunciado unas breves palabras, primero en euskera, luego en castellano. Él mismo se ha referido al "morbo" existente ante la posibilidad de que pueda ser candidato a lehendakari por EH Bildu y ha asegurado que "el mejor lehendakari, el mejor alcalde, es el pueblo".

MANTIENE QUE EXISTEN PRESOS POLÍTICOS

No habría tantas cámaras si no supieran que hoy sale, como en otras muchas ocasiones un preso político de una cárcel española

El exportavoz de Batasuna ha indicado que hace seis años y medio les encarcelaron "por hacer una apuesta por la paz" y ha felicitado a los asistentes "por haber sostenido esa apuesta por encima de todas las provocaciones".

"Efectivamente la paz es el camino, pero, en ese camino, hay que llevar esa apuesta, hasta el final, y eso es lo que me propongo hacer con todos vosotros. Cuando nos metieron en la cárcel, nos metieron como vascos y como vascos salimos; como independentistas y, como independentistas salimos; como socialistas, y, como socialistas salimos", ha agregado.

Arnaldo Otegi ha manifestado que "hay quien dice que no existen presos políticos en el Estado español". "Lo dicen con fruición y algunos con cierta animosidad, pero solo hay que comprobar todas esas cámaras para saber que, efectivamente, sí existen presos políticos en el Estado español", ha añadido. En esa línea, ha argumentado que "no existen todas estas cámaras cuando, desde esta cárcel salen los presos sociales, no existen tantas cámaras cuando expulsan a los inmigrantes de estas cárceles, no existen tantas cámaras cuando expulsan a la gente humilde y trabajadora de sus casas".

"Por eso, decimos que, para los que somos marxistas, las pruebas son las que se contrastan con la realidad y la realidad es que aquí no habría tantas cámaras si no supieran que hoy sale, como en otras muchas ocasiones un preso político de una cárcel española", ha subrayado.

SECRETARIO GENERAL DE SORTU

Otegi sale de la cárcel tras 2.331 días en prisión por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna a través del proyecto Bateragune "siguiendo instrucciones de ETA". Así lo estimó el Tribunal Supremo, que zanjó su condena en seis años y medio rebajando la pena de diez años que previamente le había impuesto la Audiencia Nacional. El alto tribunal alegó en su rebaja que Otegi no actuaba como dirigente de la banda, sino como mero integrante.

Abandona la prisión de Logroño como secretario general de Sortu, cargo para el que fue elegido a pesar de su condición de preso por las bases de la formación que recogió el testigo de Batasuna.

Dirigentes socialistas como Eduardo Madina, Odón Elorza o Jesús Eguiguren han criticado su encarcelación

Las elecciones autonómicas vascas están previstas para finales de este año y Otegi es una de las principales opciones con las que cuenta la izquierda abertzale (actualmente inmersa en un proceso de reflexión interno) para frenar el empuje electoral de Podemos. Pero esa posible candidatura a 'lehendakari' podría verse truncada dado que la Audiencia Nacional le impuso diez años de "inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo e inhabilitación especial para empleo o cargo público”.

El ex portavoz de Batasuna fue arrestado un 13 de octubre de 2009 cuando mantenía una de las reuniones de Bateragune en la sede del sindicato abertzale LAB en San Sebastián. El juicio se produjo en julio de 2011 junto al resto de personas que participaban en esas reuniones: ex líder del sindicato LAB, Rafael Díaz Usabiaga, Miren Zabaleta, Arkaitz Rodríguez y Sonia Jacinto. Todos resultaron condenados, pero hoy sólo Otegi y Usabiaga siguen en prisión, en las cárceles de Logroño y de El Dueso (Cantabria), respectivamente.

A lo largo de estos seis años Otegi ha seguido desde prisión acontecimientos históricos como el anuncio del cese definitivo de la violencia de ETA en octubre de 2011 o la vuelta a las instituciones de la izquierda abertzale de la mano de Bildu, Amaiur o Sortu. En diversas ocasiones Otegi ha reivindicado su participación en ese desenlace de los acontecimientos.

Su encarcelamiento ha sido objeto de críticas por parte de distintos sectores más allá de la izquierda abertzale, desde el lehendakari del PNV, Iñigo Urkullu, a dirigentes del PSOE como Eduardo Madina u Odón Elorza. El expresidente del PSE, Jesús Eguiguren le ha visitado varias veces en prisión. También el juez que le mandó a la cárcel por la operación de Bateragune, Baltasar Garzón.

Otegi sale de la cárcel declarándose "preso político"
Comentarios