#TEMP
jueves 19/5/22
OBSERVADORES INTERNACIONALES ACUDEN AL JUICIO

Nueva concentración por Garzón ante el Tribunal Supremo con gritos de "Justicia, justicia"

Ante las puertas del Tribunal se han concentrado representantes de las Asociaciones de Memoria Histórica, que portaban pancartas en las que podían leerse los lemas "Contra la impunidad. Solidaridad con las víctimas del franquismo", "No a políticos y jueces filofascistas, "Lo llaman justicia y no lo es" o "No hay justicia para estos crímenes".

Un centenar de personas se ha vuelto a concentrar este martes a las puertas del Tribunal Supremo para mostrar su apoyo al juez Baltasar Garzón, al que han recibido con gritos de "¡Justicia, justicia!" o "Garzón amigo, el pueblo está contigo".

El magistrado, que será interrogado este martes por haberse declarado competente para investigar los crímenes de la Guerra Civil y el Franquismo, ha llegado a las 10.03 horas al alto tribunal, al que ha accedido por una puerta trasera y en medio de un gran tumulto de cámaras, fotógrafos y defensores de su causa.

Ante la puerta principal se han concentrado representantes de las Asociaciones de Memoria Histórica, que portaban banderas republicanas, fotografías en blanco y negro de fusilados y pancartas en las que podían leerse los lemas "Contra la impunidad. Solidaridad con las víctimas del franquismo", "No a políticos y jueces filofascistas, "Lo llaman justicia y no lo es" o "No hay justicia para estos crímenes".

Al igual que el martes pasado, Garzón ha contado con el apoyo de los jueces de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz y Fernando Andreu y de la fiscal Dolores Delgado, que asisten a la vista oral como público y han departido antes del comienzo del juicio con el fiscal Luis Navajas.

Sin embargo, ningún representante político se ha dado cita en la concentración que se ha desarrollado en la plaza de la Villa de París. La semana pasada acudieron a la manifestación el coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara; el diputado de la formación Gaspar Llamazares; el exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo o la actriz Pilar Bardem.

Durante la protesta, que se ha desarrollado con absoluta tranquilidad, los concentrados han coreado consignas como "Tribunal Supremo, Suprema impunidad", "Ni orgullo ni perdón, verdad, justicia, reparación", "Hay que juzgar al franquismo criminal", "Vergüenza, vergüenza" o "Tenemos memoria, queremos justicia".

El juicio se desarrollará en presencia de observadores internacionales y de representantes de organizaciones como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, la Comisión Internacional de Juristas y la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, que consideran que el procedimiento vulnera la imagen de la justicia española en el exterior.

20 AÑOS DE INHABILITACIÓN

Garzón, que será representado por el abogado Gonzalo Martínez-Fresneda, se enfrenta a una pena de inhabilitación de hasta 20 años solicitada por las acusaciones populares, que ejercen el sindicato Manos Limpias y la asociación Libertad e Identidad. La Fiscalía no presenta acusación y solicita su libre absolución del juez, al igual que en los otros tres procedimientos que tiene que afrontar.

Se trata de la segunda ocasión en la que el titular del juzgado Central de Instrucción número 5 se sienta en el banquillo para enfrentar una posible pena de inhabilitación, después de haber sido juzgado la pasada semana por intervenir los encuentros de los cabecillas de "Gürtel" con sus abogados en prisión.

PARTIDARIOS DE LA MEMORIA Y DE MANOS LIMPIAS SE ENFRENTAN

Miembros de colectivos de la memoria histórica y otros representantes del sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación contra Baltasar Garzón en el juicio por la investigación de los crímenes y desapariciones del franquismo, han protagonizado un incidente al término de la vista oral, durante el cual se ha acusado al sindicato de tener "las manos" manchadas "de sangre".

Un simpatizante del magistrado de la Audiencia Nacional ha explicado a Europa Press que, a la salida del Salón de Plenos del Tribunal Supremo, se ha dirigido al presidente de Manos Limpias, Miguel Bernard, y a otro miembro que le acompañaba para acusarle de tener "las manos" manchadas "de sangre".

Por otra parte, el presidente de Manos Limpias ha querido restar importancia al incidente y ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que "un impertinente les ha increpado" y les han gritado "¡asesinos!".

Nueva concentración por Garzón ante el Tribunal Supremo con gritos de "Justicia, justicia"
Comentarios