sábado 4/12/21

Más dolores de cabeza para Tomás Gómez a costa del concejal Alejandro Inurrieta

El edil expedientado por sus críticas a la dirección del PSM presentó en la sede socialista de Callao sus alegaciones respaldado por militantes y varios cargos del partido.
NUEVATRIBUNA.ES 21.04.2010

Alejandro Inurrieta cree que en el expediente abierto contra él hay “una clara persecución personal”. Así se ha pronunciado este concejal socialista en declaraciones a los medios tras presentar el escrito de alegaciones en la misma sede socialista de Callao. Sobre él pesa una posible expulsión del partido a propuesta de la dirección del PSM por las críticas vertidas en su blog contra el secretario general Tomás Gómez

El edil estuvo acompañado por una treintena de militantes, los diputados autonómicos Óscar Blanco, César Giner, Javier Gómez, Francisco Contreras, María Ángeles Martín, Iván García Yustos, Carmen García Rojas, Mercedes Lezcano y Virginia Aranda (todos ellos miembros de la Plataforma Socialistas por el Cambio); la concejal madrileña Almudena Fernández y la diputada nacional Mariví Cediel.

Inurrieta, al que sus acompañantes han dedicado un aplauso en la puerta de la sede del PSM, ha aseverado que "si se llega a expulsar del partido a un militante por expresar sus opiniones sería uno de los episodios más graves de la democracia en España desde hace treinta años y sobre todo en un partido como el PSOE".

El Partido Socialista de Madrid (PSM) atribuye a Inurrieta cuatro faltas muy graves, tres de "opinión" (por un artículo en "Cinco Días" y dos en su 'blog') y una de "nepotismo" (por un incidente en una discoteca de al capital), en el pliego de cargos del expediente disciplinario que le abrió en noviembre de 2009.

Inurrieta ha explicado que, si la dirección federal del PSOE decide expulsarle, entregará su acta de concejal y volverá a trabajar en el sector privado, aunque ha advertido de que después "como ciudadano" pedirá en los tribunales la "readmisión" y la "restitución de su honor".

El concejal asegura que la dirección del PSM ni siquiera ha escuchado su versión sobre el incidente de la discoteca (julio 2009) y que lo ha incluido en el expediente "para dar la imagen de que no sólo es un delito de opinión, sino que yo soy un cargo público muy conflictivo".

LEGUINA Y SEVILLA, OTRAS VOCES CRÍTICAS

En su defensa, Inurrieta alega que el proceso abierto contra él es poco "garantista" y que la "pena" de expulsión es "totalmente desproporcionada". En sus 54 folios de alegaciones intenta desmontar que sus opiniones supongan ningún "ataque o menoscabo a cargos públicos o a la organización" y argumenta que el "agravio comparativo para con otros militantes prueba que hay una clara persecución personal". A ese respecto recurre a textos de otros militantes socialistas, como Joaquín Leguina y Jordi Sevilla, que también han vertido críticas contra el PSOE.

El edil expedientado, que ha agradecido el respaldo, ha reconocido que en el grupo municipal no tiene "muchos apoyos" y que con su portavoz, David Lucas, no ha tenido "ninguna conversación" desde que trató de explicar su postura en una reunión del grupo y Lucas le quitó la palabra y no le dejó continuar.

Óscar Blanco ha hecho un llamamiento a los miembros de la Ejecutiva del PSM para que "reflexionen antes de solicitar la expulsión y piensen lo que puede suponer de menoscabo a los derechos de los militantes en un partido con más de 130 años de historia, en el que muchos compañeros han perdido la vida por defender la libertad".

El también diputado regional César Giner ha opinado que la actuación contra Inurrieta es un "escarmiento con ciertos tintes de venganza", y la ha comparado con el expediente que abrió el PP al vicealcalde Manuel Cobo y que resolvió con un año de suspensión de militancia: "ahora va a resultar que en el PP son menos severos", ha lamentado.

> PDF: Texto de las alegaciones presentadas por Alejandro Inurrieta

Más dolores de cabeza para Tomás Gómez a costa del concejal Alejandro...
Comentarios