LA MAYORÍA DEL CONGRESO APOYA LA MOCIÓN

Sánchez abre el nuevo tiempo político de la era post Rajoy

Pedro Sánchez se aúpa a la presidencia del Gobierno con el compromiso de gobernar con diálogo y consenso en el periodo de transición que se abre hasta las elecciones.

(Discurso inicial de Pedro Sánchez en la moción de censura a Rajoy)

“Se abre un nuevo tiempo, creo que tenemos una oportunidad para poder explorar, y espero que todos estemos a la altura de las responsabilidades que tengamos por delante por el bien de nuestro país”, ha dicho Sánchez

Pedro Sánchez ha salido elegido presidente del Gobierno, el séptimo de la democracia, tras ganar la moción de censura a Mariano Rajoy.

Por 180 votos a favor, 169 en contra y 1 abstención, la moción ha salido aprobada este viernes por la mayoría parlamentaria del Congreso de los Diputados. Gracias al apoyo de Unidos Podemos, Compromís, ERC, PDeCat, EH Bildu y PNV, arranca en España el nuevo tiempo político de la era post Rajoy. Los grupos que han hecho posible este cambio representan a 12 millones de españoles, una amalgama de signo progresista y nacionalista.

El líder del PSOE se convierte así en el nuevo inquilino de La Moncloa con el compromiso de gobernar con diálogo y consenso en el periodo de transición que se abre hasta las próximas elecciones generales.

Sánchez, primer presidente de la democracia tras una moción de censura, quiere gobernar. Él mismo ha expresado durante todo el debate su intención de formar gobierno y de aprobar las cuentas del Estado para 2019 “en tiempo y forma”. Como ya anunció en la sesión del jueves, mantendrá los Presupuestos de 2018 aprobados por el PP y hay quien apunta su intención de celebrar elecciones haciéndolas coincidir con las autonómicas y municipales de la próxima primavera. Sánchez ha agradecido a los grupos el apoyo dado a esta moción: “Se abre un nuevo tiempo, creo que tenemos una oportunidad para poder explorar, y espero que todos estemos a la altura de las responsabilidades que tengamos por delante por el bien de nuestro país”, ha dicho en su intervención en el hemiciclo.

El PSOE vuelve así al gobierno de la nación en un momento especialmente bajo en las encuestas y con un político al que muchos (tanto fuera como dentro del PSOE) dieron por muerto. El que fue censurado y expulsado de su propio partido y renunció a su escaño para no tener que votar la investidura de Mariano Rajoy. Un líder que recuperó su despacho en Ferraz aupado por las bases y que ha tenido en los últimos meses un bajo perfil político, se ha convertido en la esperanza de la izquierda, comprometido como dice estar con que el que se anuncia como su aliado natural: Podemos.

LOS DOS MINUTOS DE DESPEDIDA DE RAJOY

rajoy

La satisfacción en la bancada socialista ha sido evidente en esta mañana de votación, en contraste con la imagen de derrota de los populares, huérfanos de un líder que se ausentó durante toda la tarde del jueves y buena parte de la mañana de este viernes. Mariano Rajoy ha hecho su aparición en el hemiciclo al filo de las 10:30 justo después de que acabara su intervención el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, cuyas palabras de desprecio hacia el líder socialista denotan la profunda crisis que se abre en el ya expartido del Gobierno sepultado por la trama Gürtel.

Un minuto de despedida con el tono que corresponde a la cortesía parlamentaria y que contrasta con la dureza de las palabras de Rajoy del día anterior, cuando aún confiaba en torcerle el brazo al líder socialista. “Quiero ser el primero en felicitarle”, ha dicho dirigiéndose a Sánchez, “a todos nos corresponde acatar el mandato. Aceptaré como demócrata el resultado de la votación, pero no puedo compartirlo”, ha subrayado.

El ya expresidente del Gobierno ha destacado el “honor” que ha supuesto para él haber llevado el timón del barco en estos años y ha sacado pecho por “dejar una España mejor de la que encontré”. Asimismo, ha deseado a su sustituto que “pueda decir lo mismo en su día, lo deseo por el bien de España”. Rajoy ha pedido disculpas a “quien se ha sentido ofendido” y ha agradecido a los españoles que le han dado su apoyo y principalmente a su partido. Los aplausos y las muestras de apoyo de sus compañeros de bancada han puesto el broche final a los últimos 7 años y medio de mandato de la derecha del PP.

Sánchez ha avanzado que se inspirará en el modelo seguido en 2004 por José Luis Rodríguez Zapatero y que antepondrá “siempre” los intereses generales de los españoles a los de su partido. El líder socialista reconoce la “dificultad” del nuevo tiempo político que se abre, pero ha confiado en sus posibilidades para lograrlo. En contra de lo que le ha dicho el ‘popular’ Hernando en tono enrabietado: “Hoy gana usted y pierde España”, Sánchez ha cerrado este intenso e histórico debate afirmando que “hoy gana la democracia”.