#TEMP
martes. 05.07.2022
mienten

Toda la cúpula del PP sabía de los chanchullos que con el Canal de Isabel II estaba llevando a cabo el expresidente de la Comunidad de Madrid, y en concreto, su amiga de confianza a cuyo seno creció, se desarrolló, y aprendió a hacer política Ignacio González González (sic), que tal es la identidad del gran urdidor y dirigente de la Comunidad Autónoma de España. Un hombre que se ha hecho multimillonario, él y toda su familia, cuñados y amigos, a costa del dinero de los contribuyentes con una trama al más puro estilo mafioso, donde todo queda en familia. Durante años y años ha estado manejando en beneficio propio los bienes comunes que desde su bolsillo han pasado a Suiza y otros paraísos fiscales. Claro que de todo esto, nada sabían ni su mentora Aguirre, ni el resto de la cúpula de un partido que nada en el fango, propio de una banda dedicada a delinquir. Lo sabían pero lo niegan. No hay duda de que lo sabían. Y si no lo sabían, lo debían saber. Quien esto escribe, lo denunció hace más de seis años en un libro titulado Madrid, Corte y Recorte, publicado por Editorial Ledoria (Toledo). Pero ya se sabe, nuestros políticos no leen, entretenidos como están en tapar acciones propias de delincuentes. No leen ni los libros en los que son protagonistas donde se les nombra y se dan pelos y señales de sus acciones y sus tramas, como la que figura en la página 260 del mismo.

Y debían saberlo, no sólo por mi libro, sino por declaraciones de altos cargos del PP que en su momento también lo denunciaron, y lejos de tomar medidas, les apartaron de esos cargos. Vayamos con lo primero, mi libro, del que no he querido hablar hasta ahora. Como he escrito y declarado en otros medios estos días, esa trama corrupta del Canal de Isabel II era un secreto a voces que viene fraguando desde hace tiemopo, cuando  comencé a escribirlo, fruto de investigaciones durante tres años. Un libro que sufrió muchos avatares impuestos por el “sistema”, desde la negativa a publicarlo las grandes editoriales por los problemas que podía causarles, hasta la reticencia de los medios en hablar del mismo, y del que pocos medios se hicieron eco, salvo alguno, como este periódico que en la semana del 5 de febrero de 2015, sacó una reseña junto a la portada donde, entre otras cosas, decía: “...(El autor, profesor y periodista R. H. de Ávila) en las 800 páginas ramondel volumen habla de los chanchullos de “corte y confección” que se han montado, de la venta fraudulenta de empresas públicas, del desvío de fondos públicos y europeos, del derroche en obras inútiles, de la degradación y desigualdades en la capital del reino, de los manejos por conseguir poder, del tamayazo y del espionaje en la Comunidad de Madrid, así como de otras anécdotas y curiosidades...”

Y terminaba la noticia: “Una historia de la democracia contada de manera ágil, divertida a veces, jocosa otras, y sincera siempre. Un libro que demuestra que la corrupción ha llevado a la crisis, y con la disculpa de la crisis se ha deteriorado la vida social y los servicios públicos. He ahí la razón del título, una capital que es Corte, y ahora es también capital del recorte”.

Testimonio y denuncia de otros cargos del PP

No pueden alegar que no sabían nada de los chanchullos de los hombres de confianza del PP en la Comunidad de Madrid, quienes eran precisamente la mano derecha e izquierda de su presidenta y jefa de los “peperos madrileños”, nombrados por ella y por los que pondría la mano en el fuego. No sabía qué hacían... Pues muy mal. Y peor aún que lo siga negando.... Nada sabía quien presumía de saberlo todo. Puede pasar que no leyera mi libro, y otros artículos donde ya se apuntaba algo. Pero no tiene disculpa que no hiciera caso a un compañero cuando hace cinco o seis años puso en su conocimiento las acciones ilegales y la titularidad de una cuenta en Suiza del señor González. Es la segunda argumentación: En varias entrevistas por diferentes medios, el que fuera alcalde de Leganés (2011-2015) por el PP, Jesús Gómez, y candidato en su tiempo, antes de comunicárselo a los jefes, ha afirmado que tuvo reuniones en Génova donde expuso a Esperanza  Aguirre, Cospedal, y otros, las irregularidades de señor González, entre otras, una cuenta en Suiza con 1,4 millones de euros resultado de comisiones ilegales. Lejos de hacerle caso, o investigar, un partido que dice luchar contra la corrupción, le defenestraron y le apartaron de la candidatura a la Comunidad. “Roma no paga  a traidores”, debieron decir en Génova.

Como para no saber nada. O mejor es no saber nada, por la represalias que acarrea el conocimiento, tanto en el caso del ex alcalde de Leganés, como en el de este periodista, que en su tiempo destapó la trama. En mi caso, desde que publicara el libro, y algunos artículos como el de “Hacienda somos todos (los tontos que pagamos)”, he tenido y sigo teniendo represalias económicas: Hacienda, a través de su Agencia Tributaria, sin motivo real, me ha impuesto una cuantiosa multa de varios miles de euros. Nunca he hablado. Pero ya era hora. Ser honrado es un delito. Y si además denuncias delitos, corres el riesgo de ir a la cárcel, dejar la profesión, o quedarte sin casa. Así funciona la mafia. Y ya he dicho en otros artículos quién la inventó.

Mienten más que hablan
Comentarios