domingo 9/8/20
PLANTEA UNAS ELECCIONES QUE LOS PARTIDOS TRANSFORMEN EN UN REFERéNDUM DE FACTO

Artur Mas sigue adelante con la consulta del 9 de noviembre pero apuesta por un referéndum "definitivo" en unas elecciones plebiscitarias

El president asegura que el 9N habrá locales abiertos, urnas y papeletas en base a las competencias de participación ciudadana que tiene la Generalitat. No obstante esta consulta no será la definitiva ya que solo podrá ser a través de unas elecciones en la que los partidos acudan con una lista y un programa conjuntos.

  • La consulta "definitiva" serían unas elecciones con lista y programa conjunto
  • El president asegura que el 9N habrá locales abiertos, urnas y papeletas
  • Reconoce que se ha roto el consenso entre los partidos del bloque soberanista

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado que "el Govern está decidido a ir adelante con la consulta, y a hacerla el 9 de noviembre". En rueda de prensa en la Generalitat al día siguiente de reunirse con los partidos proconsulta, ha asegurado haberse esforzado al máximo por la unidad política, sobre todo desde la reunión de hace diez días. En cambio, tras la reunión del lunes, ve un matiz: "Vamos adelante, de momento no tan juntos, pero vamos adelante".

Artur Mas se ha comprometido que el 9 de noviembre haya "locales abiertos, urnas y papeletas" y que dicha consulta se hará en base a las competencias de la Generalitat en participación ciudadana y con la colaboración de los 920 ayuntamientos que han apoyado el derecho a decidir y de 20.000 voluntarios. Para ello, el Govern se encargará de preparar toda la logística para que se pueda votar y que todo el que quiera participar pueda acercarse a los puntos de votación -locales de la Generalitat- y responder a la pregunta que pactaron el Govern y los partidos proconsulta para el 9N ('¿Quiere que Cataluña sea un Estado? Y ¿que sea un Estado independiente?'), mientras que el recuento se conocerá el día 10.

Sé perfectamente que el adversario real es el Estado español, no me voy a confundir de adversario

El presidente ha reconocido que la consulta no se hará de acuerdo con el decreto de convocatoria del 9N porque el TC no ha levantado la suspensión cautelar, y ha añadido: "La Generalitat se acogerá a marcos legales preexistentes que nos dan competencia en procesos participación ciudadana". No obstante, Mas ha afirmado que la consulta que prevé celebrar el 9 de noviembre no se puede considerar "la definitiva", y ha afirmado que eso solo podrá ser a través de unas elecciones en la que los partidos acudan con una lista y programa conjuntos. "La consulta definitiva, con plenas y totales garantías, solo se podrá hacer a través de elecciones que los partidos transformen en un referéndum de facto, con lista conjunta y programa conjunto".  "Es la única forma que nos queda de hacer una consulta definitiva", ha añadido; en este sentido ha defendido que esta opción es la que más teme el Gobierno central, y ha llamado a los partidos a no confundirse de rival y a recomponer la unidad y recuperar el consenso. “Sé perfectamente que el adversario real es el Estado español, no me voy a confundir de adversario”, ha enfatizado.

Confía en que el consenso pueda recomponerse

Mas ha argumentado que, aunque a algunos partidos no les guste el concepto de elecciones plebiscitarias, esta es la respuesta lógica "porque es la única que preocupa al Estado junto a una gran participación el 9 de noviembre". "Todo el resto ya saben cómo cargárselo", ha añadido, y ha confiado en que el consenso político que ahora ve agrietado pueda recomponerse en los próximos tiempos.

Al preguntársele si prevé agotar esta legislatura, ha dicho que eso pretende, pero que finalmente "dependerá de cómo vayan las cosas". Aunque depende exclusivamente de él convocar elecciones, se ha mostrado a la expectativa de la actitud de los partidos: "Si en algún momento identifico que los partidos hacen un planteamiento que sugiere convocar elecciones, lo hablaré con ellos; no digo que no", ha argumentado. "Si Catalunya quiere resolver este tema con toda la seriedad y consecuencias posibles, no tendrá más remedio que hacer elecciones ordinarias pero que los partidos pueden transformar en un referéndum", ha dicho. Eso implica que los partidos vayan en una lista y programa conjuntos, para que ese programa y esa lista "sea leído en todo el mundo como la victoria o la derrota", porque admite que se puede acabar ganando o perdiendo, ya que así es la democracia.

"Un referéndum o consulta en forma de elecciones"

Sin embargo, ha reconocido que esta fórmula está "más verde que madura", pero cree que puede acabar habiendo consenso entre partidos."En este momento este concepto no tiene consenso. Este es el gran problema para hacer la consulta definitiva en Catalunya", ha añadido.

Para él, "un país serio que realmente quiera que un proceso así se entienda bien a nivel internacional -que es la única manera-, sólo se puede hacer después de pasar por un referéndum".

Por eso ha recalcado que hay varias maneras de saber el futuro político que quiere la ciudadanía, y una manera "es un referéndum o consulta en forma de elecciones, y ahora no hay consenso". Así, "la del 9N se puede considerar la consulta anticipada de la definitiva, y por eso es tan importante".

Artur Mas sigue adelante con la consulta del 9 de noviembre pero apuesta por un...
Comentarios