#TEMP
jueves 19/5/22

Madrid cesa a Costa a pesar de las maniobras de Valencia para mantenerle en el cargo

El desconcierto ha sido mayúsculo tras la reunión del Comité Ejecutivo Regional del PP valenciano. Costa ha negado que se le hubiera solicitado el cese, que ha condicionado a la apertura de una investigación interna. El PP nacional, sin embargo, ha difundido un comunicado en el que anuncia su suspensión temporal.
> Costa se niega a dimitir y pide explicaciones
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 13.10.2009

El secretario general del PPCV, Ricardo Costa, ha condicionado el abandono temporal del cargo que ocupa en el partido a la apertura de una investigación por parte de la dirección nacional.

En la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Comité Ejecutivo Regional, que ha durado apenas una hora y donde no se han producido más intervenciones que las del presidente y el secretario regional, Costa ha explicado que ha trasladado a los miembros de este órgano todos los puntos sobre los que ha basado su intervención de esta mañana ante los medios de comunicación.

"Si no -se produce esa comisión interna de investigación-, pido que haya una manifestación clara sobre mi honradez", ha apuntado Costa, quien preguntado sobre el "silencio" por parte de la dirección nacional del que se ha quejado esta mañana ha señalado: "Si no dicen nada, entiendo que seguiré como secretario general" y ha añadido que mañana ocupará su escaño como portavoz parlamentario popular en el pleno de Les Corts.

Dicho y hecho. Poco después de que Camps hiciera esta declaración, el PP ha emitido un comunicado en el que asegura que el Presidente del PPCV, Francisco Camps, ha comunicado a la dirección nacional que el Comité Ejecutivo regional ha acordado suspender temporalmente y a petición propia, en todas sus funciones en el partido como secretario general y, según esta misma comunicación, como portavoz del Grupo Parlamentario de Las Corts, a Ricardo Costa. La dirección nacional, continúa el comunicado, ha dado traslado del acuerdo del Comité Ejecutivo regional del PPCV al Comité Nacional de Derechos y Garantías para que, en las próximas fechas, cite a Ricardo Costa con el fin de que éste pueda ser escuchado y explicar su posición ante el citado órgano.

El comunicado ha sembrado aún más desconcierto después de que Costa asegurara que Camps en ningún momento le había solicitado el cese. El hasta ahora número dos del presidente valenciano ha dicho que había pedido a Camps "dos cosas: que el Comité Ejecutivo Regional traslade claramente el apoyo a mi gestión, mi honradez y mi honorabilidad, y que traslade a la dirección nacional del partido que si tiene alguna duda sobre la honradez en mi gestión o mi honradez personal, me pongo a su disposición para que me investigue una comisión interna a nivel nacional". "Mientras dure esa comisión, abandonaré temporalmente el ejercicio de mis funciones como secretario general", ha señalado Costa, quien ha remarcado que en caso de que se produzca esa situación no se nombrará a ningún sustituto temporal, así como que esta medida no conlleva ninguna otra relacionada con su otro cargo en la portavocía del grupo popular en Les Corts.

Camps, siempre según Costa, "ha ratificado su confianza" en su gestión, así como en su "honradez y dignidad personal", y por ello "no ha pedido" su cese temporal, pese a lo anunciado el pasado viernes por la noche por fuentes cercanas al presidente del PPCV.

CAMPS MATIZA A COSTA

Las declaraciones de Francisco Camps, que ha comparecido después, han tenido un matiz muy distinto. En línea con lo expresado por Génova, ha comunicado que el Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV) ha acordado este martes que su secretario general, Ricardo Costa, cese en sus funciones "durante el tiempo que la dirección nacional crea oportuno". No obstante, ha insistido en la tesis de la temporalidad y en la necesidad de que se abra una investigación al señalar que Costa dejará su puesto el tiempo suficiente "para saber qué es lo que ha ocurrido".

Camps se ha resistido desde un principio a depurar responsabilidades entre los cargos de su entorno, muchos de ellos salpicados por el escándalo de la trama Gürtel, hasta el pasado viernes, cuando las presiones del PP nacional finalmente surtieron efecto y anunció a través de la oficina de Presidencia la convocatoria de la ejecutiva regional para acordar el cese de su mano derecha. Durante todo el fin de semana, se ha mantenido en permanente contacto telefónico con el hasta ahora secretario general para tranquilizarle y garantizarle el carácter temporal de la medida.

Poco antes de empezar la reunión del Comité Ejecutivo regional, ambos han protagonizado una hábil maniobra de despiste para evitar al centenar de periodistas que les esperaban a la puerta de la sede del PP valenciano, en la calle Quart. Ricardo Costa, que había llegado un par de horas antes, ha salido andando del edificio en dirección hacia el Botánico, provocando que la prensa se lanzara en su persecución. El momento ha sido aprovechado por Camps, el último en llegar, para entrar en la sede desde el lado opuesto.

Madrid cesa a Costa a pesar de las maniobras de Valencia para mantenerle en el cargo
Comentarios