#TEMP
viernes 27/5/22

López: "Atacar a las instituciones, disparar a todo lo que se mueve, no es de recibo"

En varias entrevistas concedidas a rotativos vascos, el lehendakari se refiere a la situación que viven el PSOE y el PP en sus relaciones en el ámbito estatal, y precisa que "la realidad vasca ya es bastante compleja como para dedicarnos a otro conflicto que se ha salido de las dimensiones razonables".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 23.8.2009

El lehendakari, Patxi López, destaca que Euskadi "ha pasado de la crispación a ser un oasis en las políticas españolas". López asegura sobre el enfrentamiento entre los dos grandes partidos de ámbito estatal lo siguiente: "Meternos en esos berenjenales sería irresponsable y contraproducente. Queremos preservar el entendimiento porque es mucho más importante lo que estamos haciendo en Euskadi. Y estamos entrenados para preservarlo porque antes era al revés: era en Euskadi donde estaba el conflicto permanente, éramos exportadores de problemas, crispación y enfrentamiento y ahora somos casi el oasis de la política española. Disfrutémoslo".

Tras señalar que "a los socialistas el pacto con el PP, en principio, les podría chirriar, hasta que lo conocieron", afirma que "hoy hay muy pocos socialistas, por no decir ninguno, ni en Euskadi ni en el resto de España, que duden de la importancia de este pacto". Más crítico se muestra con la estrategia del PP de acusar el Gobierno de dirigir el espionaje a sus dirigentes. En su opinión, "jugar a deslegitimar absolutamente todas las instituciones de la democracia, disparar a todo lo que se mueve, sea la justicia o las bases de un Gobierno democrático, no es de recibo".

En referencia a lo ocurrido en torno a la Diputación de Alava, manifiesta que todos entienden que, "por encima de cosas puntuales, que lo fundamental es abrir un nuevo tiempo". "Por supuesto que habrá roces, como en todos los pactos, pero estoy convencido de que este acuerdo va a durar toda la legislatura", insiste. Sobre el futuro de Alava, dice que "dependerá de los hechos" y advierte de que "lo que no puede permitir un Gobierno es que se utilicen las instituciones para hacer oposición. Si eso fuera así, ahí hay una herramienta para impedirlo y no dudaremos en aplicarla".

"LA REVOLUCION DE LA NORMALIDAD"

A su juicio, "la sociedad vasca, por encima de augurios apocalípticos, lo ha asumido con toda naturalidad". (...) "Pero queda casi todo por hacer. Algunas imágenes han sido muy importantes. Es normal que se cumpla la Ley y es lo que estamos haciendo al retirar carteles a favor de ETA. La inmensa mayoría de la sociedad lo ha asumido como algo positivo, que ya era hora de que se hiciera. A alguno le parecerá que la normalidad que estamos introduciendo es revolucionaria. Pues bienvenida sea la revolución de la normalidad".

Sobre ETA, reitera que "sólo le queda un destino, desaparecer" porque "sabe que no va a conseguir nada nunca, ni mediante la violencia ni dejando la violencia. ETA tiene que desaparecer y vamos a utilizar todas las herramientas del Estado de Derecho para ello".

Preguntado por si puede asegurar que la izquierda abertzale no estará en las elecciones de 2011, apunta que es una decisión que "sólo les incumbe a ellos". "Sólo podrán hacer política si se alejan definitivamente de la violencia". Y tras puntualizar que "en este país ha habido muchas declaraciones de Anoeta, muchas palabras y ningún hecho", manifiesta que "no se trata de que condenen, porque eso no es un requisito legal, sino moral", sino que se trata "de que haya realidades".

Además, rechaza el argumento del PNV al afirmar que se busca rebajar sus cotas de poder en las instituciones: "Se trata de una burrada como un piano y no enterarse de que hay una sentencia del Tribunal de Estrasburgo que ha dado la razón al Estado de Derecho". "Decir que se utiliza la lucha contra ETA para desbancar al PNV me parece lamentable democráticamente. No se puede decir que hay que deslegitimar el terrorismo y luego jugar de esa manera".

CIEN DIAS DE GOBIERNO

En cuanto a los cien días que lleva gobernando, López asegura que le habría gustado "hacer más cosas y más rápido". "Pero hemos hecho suficiente como para sentirnos satisfechos en los tres objetivos que nos marcamos: el combate contra ETA, la lucha contra la crisis y mejorar la calidad de vida de los vascos a través de los servicios públicos. La actividad ha sido importante en calidad y en cantidad".

También rechaza los reproches de las formaciones ante lo que consideran "ausencia de medidas de choque anticrisis": "Es que no es cierto. Es una crítica fácil porque siempre habrá déficits, pero la inmensa mayoría de las medidas adoptadas por el Gobierno están dirigidas a paliar la crisis". "Algunos creen que llevamos cien años en vez de cien días. Pocas veces en sólo tres meses se han hecho tantas cosas y en tantos ámbitos. ¿Se podría hacer más? Sí. Pero es que los Presupuestos estaban gastados en un 70 por ciento y hemos tenido que recortar gasto, a la vez que manteníamos la calidad de los servicios. Ahora, también en agosto, estamos trabajando para obtener más recursos. Con eso y quizá con una ley extraordinaria de acompañamiento presupuestario podríamos obtener otros 300 millones".

En esta línea, precisa que, cuando accedió al Gobierno vasco, se encontró con que el Ejecutivo anterior "había utilizado remanentes para implementar gastos y, cuando se vio de qué manera afectaba la crisis, en lugar de reordenar los gastos previstos para atender lo urgente y lo necesario, lo que hizo fue gastar a todo correr hasta ese 70 por ciento en cosas no tan urgentes". "Desde el principio dije que este Gobierno iba a contar siempre la verdad y la verdad es que nos hemos encontrado con esta realidad presupuestaria. Otra verdad que también hemos contado es que la recaudación está cayendo por encima del 20 por ciento. Pero no es ninguna venda, es una realidad constatada también por las diputaciones".

López añade que se están haciendo "las previsiones para tener unos Presupuestos que serán austeros, pero suficientes". "Tendremos que ir también a los dos puntos y medio de endeudamiento que nos permite la Ley para obtener aproximadamente unos 1.700 millones de euros adicionales".

A la pregunta de si apoyaría su Gabinete algún tipo de subida de impuestos, responde que "esa posibilidad existe, pero el Gobierno no tiene capacidad impositiva, es de las diputaciones". Sin embargo, puntualizó que estudiarán "todas las posibilidades", aunque precisó que la subida será "para las rentas más altas o para los grandes beneficios". "Se baraja también modificar los IVAs, pero eso acaba siendo contraproducente porque desciende el consumo. Si podemos llegar a acuerdos, no afectarán a los que sean los paganos de la crisis".

Además de insistir en que su Gobierno tiene voluntad de consensuar la política económica con las diputaciones. Patxi López recuerda que, a pesar de la polémica ha convocado a las instituciones vascas y se ha sentado con ellas. "Esperamos que en septiembre vaya dando frutos. Lo que no me cuadra es lo de bajar los impuestos a la vez que hay que aumentar el gasto, parece incompatible".

Respecto a los presupuestos, aavanza que llegará "a un acuerdo, en primer lugar, con el PP". "Y, luego, veremos qué dice el PNV, porque, en su propuesta, también avala las líneas de actuación que proponemos". Concretamente, se muestra dispuesto a explorar la oferta de estabilidad institucional y presupuestaria del PNV. No obstante, precisa que, "quien va a presentar los presupuestos es el Gobierno, y lo negociaremos con nuestros socios preferentes". "Y ahí sabremos si la oferta del PNV es una cortina de humo para aparentar moderación o no".

En cuanto a si es cierto que no habla con el presidente del EBB del PNV, Patxi López, reconoce que, "seguramente", ha hablado "menos de lo que debiera", pero apunta que lo corregirá. "Es responsabilidad mía y la asumo. Espero que, a partir de este curso, se corrija eso, aunque tiene que ser en ambas direcciones".

López: "Atacar a las instituciones, disparar a todo lo que se mueve, no es de recibo"
Comentarios