miércoles 1/12/21

Los 'tomasistas' se indignan ante lo que califican de "pucherazo" de Ferraz

La Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE ha decidido permitir que la agrupación socialista de Móstoles, que está suspendida desde hace casi dos años y que integra a unos 700 militantes, pueda votar en las primarias del PSM, tal y como habían solicitado 140 afiliados. Al entorno de Gómez, que firmó la suspensión al poco tiempo de ser reelegido secretario general, la noticia no le ha sentado nada bien hasta el punto de hablar de "pucherazo" y de decisión "arbitraria".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 3.9.2010

El portavoz de la plataforma de apoyo a Tomás Gómez, Eusebio González, considera "gravísimo" que la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE haya decidido otorgar el derecho a voto a los militantes suspendidos de Móstoles, sin estar a corriente de pago, pues ello sería un "agravio comparativo" con cientos de militantes que no han sido incluidos en el censo válido para las elecciones primarias del próximo 3 de octubre, por esta misma razón. La agrupación de Móstoles es mayoritariamente afín a Trinidad Jiménez. Su rival, el secretario general del PSM, había advertido de que si se dejaba votar a estos militantes se "pondría en riesgo a todos los procesos de primarias" del país. Lo dijo este jueves, en declaraciones a Onda Cero, dode fue preguntado sobre si se tomaría una decisión como esa como un "pucherazo". La respuesta de Gómez fue: "Esa circunstancia no la contemplo porque pondría en riesgo todos los procesos en todo el país, porque podría ser recurrible por cualquier ciudadano o por cualquier militante".

Gómez se mostraba así contrario a reafiliar a los 700 militantes de Móstoles, que quedaron suspendidos hace dos años en esta localidad después de que se detectara una afiliación inflada y serios problemas democráticos en sus órganos. Además, recordaba que hay "informes jurídicos que han hecho especialistas que indican que no se puede tomar una decisión que, en principio, podría haber tenido en mente o la tentación el aparato del partido". La suspensión se decidió en septiembre de 2008, dos semanas después de que Gómez fuera reelegido secretario general del PSM. La dirección argumentó que se habían producido muchas guerras internas que perjudicaban al partido. Desde los años ochenta, la agrupación de Móstoles se había atomizado en múltiples familias que luchaban por su hegemonía.

Al saberse que la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE estaba dispuesta a pronunciarse a favor de que estos militantes puedan votar, fuentes cercanas a Tomás Gómez han expresado su malestar y sí que han utilizado el término "pucherazo" para valorar la noticia. José Cepeda, por ejemplo, ha calificado la decisión de "arbitraria" y ha pedido a ese órgano del partido que diga si piensa hacer extensiva la medida a todo el territorio nacional.

Aunque por el momento no les consta ningún comunicado oficial de la Comisión de Garantías, dado que la Cadena Ser ha informado de que la Comisión se inclina por permitir votar a los 700 miembros de esta agrupación suspendida hace dos años por "graves irregularidades democráticas", la plataforma de Gómez considera que si ésto fuese así sería algo "inaudito" pues se vulneraría la normativa del PSOE y las decisiones del 17 de julio del Comité Federal, "que es el máximo órgano entre Congresos", y sobre todo violaría "el espíritu de transparencia, pluralidad y equidad que deben presidir las primarias en Madrid".

En caso de aceptarse el voto de estas personas suspendidas se "enturbiaría" el proceso y se violentaría "el espíritu de equidad y neutralidad que debe haber en las primarias". "Esto se puede entender por parte del resto de la militancia como un favorecimiento a una de las dos candidaturas y esto en ningún caso debe surgir de un órgano federal como es la Comisión de Garantías de Federal", ha dicho Eusebio González. A su juicio, "es algo grave, que no tiene motivación alguna, porque estamos hablando de militantes que no están a corriente de pago, algo indispensable para poder ejercer el derecho al voto en cualquier votación orgánica dentro del PSOE. Algunos ex militantes, incluso, pertenecen ahora a otros partido políticos, y les estaríamos dando el derecho al voto".

Por ello, los 'tomasistas' consideran que una decisión en este sentido sería "precipitada, extraña y cuanto menos sospechosa", pues consistiría que en medio del proceso de primarias, de "una manera urgente se dé derecho a los militantes que ni siquiera han pagado las cuotas del partido", algo que sería es un agravio comparativo con miles y miles que sí están al día".

Desde el equipo de Gómez se insta a que la secretaria de Organización federal, Leire Pajín, "tome cartas en el asunto" y no permita que esto se lleve a cabo porque "estaría dando cierto oscurantismo y sospecha a un proceso que está siendo ejemplar y que es bueno para el PSM y para el PSOE".

González ha explicado que hay militantes que por un despiste en su cuenta bancaria no han pagado su cuota en el último mes y no han sido incluidos en el censo electoral, por lo que no van a poder votar "porque así son las normas del partido". "¿Por qué centenares de personas en función de no se sabe qué norma o causa van a poder ejercer su derecho al voto sin haber pagado las cuotas? No sólo la última, sino desde hace casi 2 años", ha planteado. Y ha añadido que "es inaudito que se tome como buena la petición de 140 militantes que ya se han expresado a favor de una de las dos candidaturas, la de Trinidad Jiménez, y se tome una decisión que ni siquiera está consensuada con la Comisión Ejecutiva regional".

La candidatura de Gómez, que ha advertido que estudiará "muy mucho" qué hace si se produce esta decisión, ha recordado además que sería la primera vez que un censo cerrado por el federal se modifica con cientos de nombres unilateralmente, sin acuerdo de la Ejecutiva Regional. Sobre todo porque existe el espíritu tanto en el federal como en el regional de volver a poner en marcha la agrupación cuando tengan la seguridad de que "todas las anomalías democráticas".

Sin embargo, el portavoz de la Plataforma de Apoyo a Trinidad Jiménez, David Lucas, se ha mostrado favorable a que se permita votar en las elecciones primarias del Partido Socialista de Madrid a los afiliados suspendidos de la agrupación de Móstoles y ha criticado que el problema de su suspensión no se haya solucionado ya y lleve "enquistado" dos años.

Lucas ha mostrado su "máximo respeto" a la decisión que adopte la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE sobre este asunto, puesto que las personas que la integran tienen "reconocido prestigio".

El portavoz de la Plataforma ha afirmado también que no entienden las declaraciones formuladas por algunos miembros de la candidatura de Gómez sobre este tema puesto que es "un problema que está enquistado y que han tenido dos años para solventar". "No entendemos que se impida a la militancia ejercitar su derecho al voto porque lo que queremos es que el proceso cuente con la máxima participación de los militantes. Nos extraña que alguien no les reconozcan ese derecho. ¿Cómo vamos a suspender el voto a gente (en referencia a miembros de la agrupación socialista de Móstoles) que llevan 30 años en el partido?", se ha preguntado.

Los 'tomasistas' se indignan ante lo que califican de "pucherazo" de Ferraz
Comentarios