#TEMP
miércoles. 17.08.2022
PAROS PARCIALES EN LOS CENTROS DE TRABAJO

Los funcionarios en Madrid, en pie de guerra

Varios cientos de empleados públicos de la Comunidad de Madrid se concentraron este viernes en la Puerta del Sol para protestar contra las medidas anunciadas para la función pública que "criminalizan" a los empleados públicos.

Las federaciones de servicios públicos de CCOO y UGT y el sindicato de funcionarios CSI-F han convocado paros parciales este viernes en todos los centros de trabajo con empleados públicos a nivel estatal.

En la Puerta del Sol, trabajadores de los departamentos de Hacienda, Defensa, Seguridad Social o Economía han silbado y pitado contra lo que califican de "atraco" por parte del Gobierno.

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Enrique Fossoul, ha denunciado que los "recortes" se han impuesto con absoluto desprecio a la negociación colectiva y que, además, son el "chocolate del loro" comparados con la deuda española.

Ha asegurado que los sindicatos barajan medidas jurídicas, como recursos de inconstitucionalidad, intervenciones parlamentarias a través de los grupos que les escuchen y medidas de fuerza como paros parciales y paros generales "si fuera necesario".

"Los empleados públicos hemos demostrado repetidas veces nuestra responsabilidad con situaciones de crisis rebajándonos los salarios y aceptando congelaciones, pero siempre que sean negociadas", ha manifestado.

El vicepresidente nacional del sindicato de funcionarios CSI-F, Pepe Navarro, ha asegurado que hoy será un viernes "dolorosísimo" porque el Consejo de Ministros aprueba unas medidas que cree "injustas" e ineficaces para solucionar los problemas.

"El Consejo de Ministros va a aprobar que los empleados públicos somos los culpables del déficit, y ya está bien que siempre seamos nosotros los que tengamos la culpa del déficit y lo malo de este país", ha zanjado.

Con estas concentraciones, según Navarro, los funcionarios pretenden hacer llegar al Ejecutivo el "mensaje nítido" de que si se aprueban las medidas no se podrán prestar los servicios públicos y se empobrecerá el país.

Sobre un posible paro general, Navarro ha dicho que CSI-F no lo descarta y que se valorará el próximo viernes, aunque ha añadido que no se le puede tocar más el dinero a los funcionarios porque "ya se lo toca bastante el Gobierno".

Aunque no comparte la "imposición" del Gobierno, Navarro ha considerado que la reforma de la Administración Pública es necesaria porque hay una duplicidad "enorme" de los servicios que se prestan, algo que, según ha afirmado, su sindicato le ha repetido al Ejecutivo en numerosas ocasiones.

Por su parte, el secretario de organización de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Rafael Espartero, ha indicado que las medidas cuestionan el poder adquisitivo de los empleados públicos y ponen en peligro el funcionamiento de los servicios públicos.

En la concentración también había miembros de la Confederación Española de Policía (CEP), que protestaban contra los recortes que afectan a ese colectivo, que "no tiene derecho a huelga".

"Somos un colectivo muy singular, nos tienen recortados los derechos y lo único que nos queda es concentrarnos cuando podemos y manifestar nuestro malestar", ha asegurado el secretario de Acción Sindical de CEP, Jesús García Pinedo.

CCOO, UGT y CSI-F han dirigido un escrito a USO, CGT, los sindicatos nacionalistas (ELA, LAB, CIG), sindicatos de Correos, de Administración y Justicia, de enseñanza, de sanidad y de la Guardia Civil, entre otros, para organizar una reunión en la que se concreten las medidas de presión ante estas medidas.

La Carrera de San Jerónimo, donde se encuentra el Congreso de los Diputados, ha permanecido cerrada al tránsito de ciudadanos por la policía.

Sin embargo, los trabajadores del Congreso de los Diputados han salido cerca de las 12:00 horas y se han concentrado frente a los leones que custodian el acceso principal del edificio.

Los funcionarios en Madrid, en pie de guerra
Comentarios