#TEMP
domingo. 26.06.2022
SE CONSTITUYE LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Lissavetzky tacha de “catastrófica” la gestión de Ana Botella en la tragedia del Madrid Arena

El portavoz del PSOE insiste en que la regidora “se niega al debate” y en que nadie del PP ha respondido a sus preguntas. Lissavetzky denuncia “fallos clamorosos” en la gestión de la tragedia que podría derivar en irresponsabilidad, negligencia y trato de favor.

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha calificado de “catastrófica” la gestión de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en la tragedia ocurrida en el Madrid Arena el pasado 1 de noviembre. En su opinión, existe una “falta de liderazgo” en el Consistorio que, de nuevo, se ha evidenciado durante la celebración del Pleno Extraordinario para constituir una Comisión de Investigación sobre el caso. En esta sesión, la regidora ha utilizado únicamente el segundo turno de intervención –cuando ya no había posibilidad de réplica- “para limitarse a leer un papel con una serie de frases comunes que traía escrito. No quiere debatir, ni dar la cara. Nadie del PP ha contestado a nuestras preguntas”, ha apuntado el concejal.

Lissavetzky, que ha comenzado su intervención reiterando sus condolencias a las familias de las fallecidas y deseando una pronta recuperación a la joven María Teresa que continúa ingresada, defiende que la Comisión “depure todas las responsabilidades, entre en el fondo de la cuestión y evite que hechos como éste vuelvan a producirse. Debemos una explicación a las familias y al conjunto de los ciudadanos”, ha señalado.

El edil ha manifestado el “profundo descontento” del grupo socialista ante la opacidad que ha mostrado el Ejecutivo municipal desde que ocurrió la tragedia. Desde la “mala información” que inicialmente ofreció el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, “que más bien parecía el portavoz de la empresa organizadora”, hasta la presentación –sin permitir preguntas- del informe resultante de la investigación interna que ha realizado el Ayuntamiento. Un informe que, según ha denunciado Lissavetzky, del que nadie se responsabiliza –ya que no aparece firmado- y que contiene inexactitudes, como incluso ha demostrado la Delegación del Gobierno.

El portavoz socialista ha expuesto varias de las incongruencias del documento, haciendo especial hincapié en el hecho de que el propio Ayuntamiento reconoce que la empresa organizadora del evento debía dinero a Madrid Espacios y Congresos, la entidad municipal que gestiona el Madrid Arena. Lissavetzky considera que se trata de una “auténtica vergüenza” y, a tenor de lo que expone el informe, cuestiona si hubo trato de favor, negligencia o irresponsabilidad por parte del Ayuntamiento.

También se ha referido a las deficiencias que presentaba el Madrid Arena, según un informe elaborado en marzo de 2010 y que, tal y como señaló la alcaldesa, fueron subsanadas el pasado 19 de octubre. Se pregunta el edil cómo es posible que se hayan permitido la celebración de espectáculos durante estos años cuando el Ayuntamiento conocía que existían fallos en materia de incendios, evacuación o la posible formación de cuellos de botella en los pasillos. “¿Qué ha primado? ¿La seguridad o la recaudación?”, ha cuestionado. Las preguntas, ha añadido, pueden extenderse a los otros dos recintos municipales que el Ayuntamiento decidió cerrar tras la tragedia y que, hasta entonces, albergaban eventos.

El concejal socialista también ha tenido palabras para la labor de los trabajadores municipales y ha reclamado al equipo de Ana Botella que deje de cargar culpas en ellos. Al respecto, Lissavetzky ha sacado a colación el Decreto 163/2008, que desarrolla la Ley de Espectáculos de la Comunidad de Madrid, y que deja claro que el titular de un local –en este caso, el Ayuntamiento- es responsable solidario en el control de acceso de los espectáculos que se organicen en su recinto. Cabe, pues, la posibilidad de que el Consistorio sea responsable, bien directo, bien subsidiario, lo cual explica, como ha hecho notar el portavoz del PSOE, que el fiscal se oponga a que el Ayuntamiento se persone en la causa judicial. En este sentido, ha recordado que los socialistas han solicitado la personación.

Dimisión de Pedro Calvo

Lissavetzky ha mostrado su respeto a la presunción de inocencia del concejal Pedro Calvo, que ha dimitido de sus cargos como consecuencia de su imputación en el caso, pero ha puntualizado que la comisión tiene entre sus tareas la depuración de responsabilidades políticas “con independencia de la vía judicial”. Sostiene el concejal que la dimisión de Calvo “no puede ser un cortafuegos” y que habrá que analizar si la responsabilidad se extiende a otras áreas del Ayuntamiento. En concreto, ha añadido, a la de vicealcaldía y al área de Seguridad, que dirige Antonio de Guindos.

Comisión de Investigación

El portavoz socialista espera que en la Comisión de Investigación, solicitada por el PSOE el día 2 de noviembre, se imponga el trabajo mutuo y que, entre todos, “se escriba una página de política con mayúsculas”. Para que ello ocurra, Lissavetzky reclama coherencia a los populares en su organización –aceptando todas las comparecencias que sean necesarias- porque “tienen mucho que explicar”. Por ello, ha reprochado la actitud “a la defensiva” que mostrado el nuevo delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Enrique Nuñez, durante su primera intervención.

Lissavetzky tacha de “catastrófica” la gestión de Ana Botella en la tragedia del Madrid...
Comentarios