jueves 29/10/20
ABANDONA LA PRIMERA LÍNEA POLÍTICA

Lissavetzky no concurrirá a las primarias para la alcaldía de Madrid

El portavoz del Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid seguirá hasta el final de su mandato cumpliendo así el compromiso que adquirió hace cuatro años.

lissavetzsky

Mi tiempo municipal se ha acabado

Isabel G. Caballero | El portavoz del Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, anunció este lunes por sorpresa su intención de no presentarse a las primarias para elegir candidato a la alcaldía de la capital. Lo hace tras semanas de reiterar su intención de presentarse y de ganar la batalla y tan solo 48 horas después del Comité Federal del PSOE que ratificó el sábado el proceso de elecciones internas en ayuntamientos y comunidades autónomas.

Lissavetzky citó este lunes por la mañana a los medios de comunicación para hablar de un asunto de vivienda tras lo cual lanzó su anuncio: “No me voy a presentar a las elecciones primarias para liderar la lista del PSOE en el ayuntamiento de Madrid”, dijo y explicó que su decisión había sido tomada después de una profunda reflexión y de haber hablado con muchas personas.

"Creo sinceramente que hay tiempos en los que se acaba una situación, he hecho esta reflexión y mi tiempo municipal se ha acabado", subrayó el portavoz socialista que cree que su retirada en la carrera por la Alcaldía de Madrid “es lo mejor” para su partido, sin anteponer los intereses personales.

Lissavetzky también aclaró que no tiene intención de concurrir como candidato en otras listas electorales, o volver a ocupar cargos institucionales ya que se retira definitivamente de la primera línea política aunque seguirá trabajando para el PSOE, partido en el que milita hace ya 40 años. Asimismo, quiso dejar claro que no se marcha para entrar en ningún consejo de administración: “no va a haber ninguna puerta giratoria”, afirmó rotundo.

Con lo que sí cumplirá Lissavetzky es con el compromiso adquirido con los madrileños de permanecer en su cargo “hasta el final” de la legislatura, mayo de 2015. Durante estos casi cuatro años, el dirigente socialista se ha volcado en conocer y solucionar los problemas de los madrileños recorriéndose todos los distritos y barrios y planteando iniciativas para el empleo, la cultura o el medioambiente, entre otras. En su trabajo de oposición también se ha venido mostrando muy crítico con la labor de la alcaldesa Ana Botella en asuntos muy polémicos como la tragedia del Madrid Arena, la huelga de recogida de basuras o la política del PP con la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

Aunque no quiso aclarar las razones de su marcha, algunas fuentes apuntan a que ha tenido presiones internas para retirarse no solo por parte del Regional sino también de Ferraz y del nuevo equipo dirigido por Pedro Sánchez. A nadie tampoco se le escapa que las relaciones entre Lissavetzky y el secretario general del PSM, Tomás Gómez, nunca han sido buenas como tampoco lo fueron con Rubalcaba, amigo íntimo de Lissavetzky.

Tras la retirada de Lissavetzky quedan dos candidatos en liza, Antonio Carmona, del equipo de Gómez que aún no ha anunciado oficialmente su candidatura y Enrique del Olmo que prosigue con su intención de concurrir a esas primarias. En el Comité Regional del PSM celebrado el domingo, Del Olmo pidió primarias abiertas, la eliminación de avales y la posibilidad de que hubiera un escrutinio a dos vueltas. De las 54 intervenciones que hubo, más de 30 pidieron unas elecciones abiertas a la ciudadanía y no cerradas donde solo pueden votar los militantes.

En declaraciones a Nuevatribuna, Del Olmo ha calificado esta decisión de “error político” y de “cierre organizativo” ya que se sigue aislando al partido de la sociedad. En su opinión, el proceso aprobado “no es que sean primarias cerradas es que son excluyentes”. Los candidatos necesitan el mínimo de un 20% de avales, es decir 1.200 militantes (de un total de 6.000 militantes), pero sin un tope máximo. Del Olmo recuerda que es el mismo proceso que se utilizó en las primarias que enfrentaron a Morán y Leguina en 1998.

A principios de octubre se verificarán los avales recogidos por los candidatos. La campaña se celebrará del 9 al 18 de octubre y el día 19 será la elección. A la espera de que Carmona confirme su candidatura, Del Olmo prosigue su trabajo para la recogida de avales y este martes por la tarde celebrará un acto en la agrupación de Chamberí. 

Lissavetzky no concurrirá a las primarias para la alcaldía de Madrid
Comentarios