#TEMP
lunes 16/5/22

La trama Gürtel envenena al PP que arremete contra Rubalcaba, Chaves y Conde-Pumpido

Acusan al ministro de Interior de estar detrás del informe policial; al vicepresidente de recibir trato de favor de la Fiscalía; y al Fiscal General del Estado de “saña inquisitorial”.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. - 29.09.2009

Destapado parcialmente el secreto de sumario y con el informe policial sobre la supuesta financiación ilegal del partido en Valencia, el PP no parece saber muy bien por donde tirar y ha elegido la fórmula de la mejor defensa es un ataque. Lejos de depurar responsabilidades –al margen quedan las tenues insinuaciones de Génova pidiendo a Francisco Camps que aclare de manera contundente los hechos imputados-, Mariano Rajoy ha decidido mantener su estrategia de acoso y derribo de algunos miembros del Gobierno socialista y hasta del Fiscal General del Estado.

En un comunicado remitido a los medios, el PP denuncia el archivo de la querella presentada contra el vicepresidente tercero del Ejecutivo, Manuel Chaves, en el caso de la subvención concedida a la empresa que apodera su hija y que “viene a confirmar las denuncias del Partido Popular sobre la escandalosa parcialidad con que dirige el Ministerio Fiscal Candido Conde Pumpido”.

El PP afirma que el Fiscal que, “ni siquiera es fiscal de carrera sino magistrado”, está llevando al Ministerio Público “a unos límites desconocidos de sectarismo y parcialidad”, aplicando una “doble vara de medir” en función de la naturaleza política de los casos que estudia.

“Así –continúa el comunicado- el supuesto regalo de cuatro trajes suponía para la fiscalía un claro hecho delictivo, pero una concesión sospechosa de 10 millones de euros a la empresa carece de la cuantía suficiente para merecer siquiera una investigación pública”.

Para el PP, “tal afán de protección” hacia Manuel Chaves y “la pasividad en casos que afectan a otros miembros del PSOE, contrasta notablemente con la saña inquisitorial con que Conde Pumpido ha ordenado la persecución, no sólo contra Francisco Camps, sino de militantes del PP en Murcia, Baleares o Canarias. Actuaciones que en la mayoría de ocasiones han merecido el archivo judicial”.

El PP cree que Conde Pumpido “ha puesto su toga al servicio del PSOE” y que “está dirigiendo con saña los recursos que son de todos los españoles contra el principal partido de la oposición”; y añade: “Un comportamiento tan escasamente democrático como su olímpico desprecio al control parlamentario, al que no se somete desde hace meses a pesar de que así lo hemos solicitado reiteradamente desde su última comparecencia”.

RIFIRRAFE COSPEDAL-RUBALCABA-SÁENZ DE SANTAMARÍA

Pero Chaves y Conde-Pumpido no son los únicos blancos del PP en todo lo que tiene que ver con la trama de corrupción en sus filas. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba también se ha convertido en objetivo a derribar ya que algunos dirigentes populares le sitúan como máximo instigador del informe policial sobre el PP valenciano.

En el pleno de este miércoles en el Congreso de los Diputados se espera un duro enfrentamiento entre el Grupo Popular y el ministro, a cuenta de la inseguridad ciudadana y de los índices de delincuencia. Sin embargo, todo hace pensar que el debate derivará a la trama Gürtel.

A modo de calentamiento, la portavoz Soraya Sáenz de Santamaría respondió este martes al ministro pidiéndole que sea “más cuidadoso” en sus declaraciones. Se refería a las críticas de Rubalcaba hacia la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, de la quien recordó que “estuvo al lado” de Ángel Acebes "intentando convencer" de que ETA era la responsable de la "barbaridad" de los atentados del 11-M.

“Con los antecedentes del señor Rubalcaba debería ser más prudente”, pues es un ministro “con más pasado que futuro”, dijo Sáenz de Santamaría, quien se remitió al pleno del día siguiente donde se debatirá una interpelación de su Grupo sobre delincuencia, como el momento más adecuado para el que el titular de Interior se pronuncie.

La trama Gürtel envenena al PP que arremete contra Rubalcaba, Chaves y Conde-Pumpido
Comentarios