jueves. 25.07.2024

En declaraciones a RNE, Antoni Marí Marí ha señalado que aún hay "muchos puntos negros y calientes", por lo que persiste el "riesgo", sin embargo, indica que "está más estabilizado que ayer".

"La pasado noche, a menos de un kilómetro de Sant Joan las llamas avanzaban por el monte con el peligro que eso tiene para la población del núcleo urbana y de la zona turística", ha apostillado.

Marí ha concretado que han sido desalojadas cerca de 200 personas, así como un hotel con 700 turistas. En lo que respecta a la superficie calcinada, el alcalde ha explicado que "es muy difícil hacer una valoración exacta porque aún hay muchos focos abiertas", pero se ha referido a la cifra de 2.000 hectáreas que se vienen barajando en las últimas horas.

Por último, ha señalado que espera que este viernes se incorporen a las labores de extinción cien efectivos y otros dos hidroaviones, que se unirían a los 250 miembros de Guardia Civil, Policía Local y Unidad Militar de Emergencias, entre otros cuerpos, desplegados en la zona.

Asimismo, Marí ha advertido de que se trata de "un terreno muy complicado" y ha destacado la importancia de que mejore el tiempo y cese el viento. En cualquier caso, se ha mostrado "optimista" tras hablar con los técnicos y confía en que este viernes "se estabilice la cosa".

La situación en Ibiza es “caótica”