<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 01.12.2022
EN LA DIRECCIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO

La propuesta de Izquierda Unida para el reparto de cargos en el grupo parlamentario irrita a ICV

El malestar es evidente y sigue al enfado manifiesto del diputado Gaspar LLamazares. Desde Iniciativa per Catalunya Verds no se descarta renunciar a un grupo conjunto en el Congreso si sus diputados no se sienten lo suficientemente representados. 

La oferta hecha por la dirección de Izquierda Unida para el reparto de cargos en el Grupo Parlamentario en el Congreso no ha gustado ni al diputado Gaspar Llamazares ni a los dos parlamentarios de Iniciativa per Catalunya Verds. Ha causado malestar incluso en sectores de la propia IU que califican de “desastre” y de “disparate” cómo se han planteado las cosas “generando un problema cuando podía haber sido todo un acierto”.

Ambas formaciones se reunieron este lunes hasta bien entrada la noche -víspera de la constitución de las nuevas Cortes-, para hablar de quiénes serán los portavoces en el grupo conjunto IU-ICV-CHA pero no alcanzaron ningún acuerdo. La primera nota disonante vino del propio Llamazares, que se ha considerado relegado tras la oferta recibida.

Llamazares rechazó la propuesta inicial de su partido de ser "el quinto portavoz" del grupo parlamentario y dijo en declaraciones a los medios este lunes que podía entender que la dirección no tuviera "confianza" en él para que fuera el portavoz, pero no que le hayan dejado relegado al quinto lugar. Añadió que no tiene ninguna intención en ocupar el puesto de quinto portavoz y que para esa propuesta que le han hecho, "mejor" que le dejen de diputado raso.

La dirección de IU le propuso además la presidencia de una comisión, preferiblemente la de Sanidad, dado el conocimiento que tiene el diputado en esta materia. Sin embargo, esta posibilidad es remota porque todo apunta a que el PP se negará a hacer más repartos de comisiones, de cuyas presidencias, el PSOE, espera obtener al menos dos.

Desde su cuenta personal de Twitter, Llamazares se autoproclamó "portavoz de los ciudadanos y de los asturianos rebeldes y de izquierdas". "Me basta y me sobra. Gracias por la confianza", escribió, aceptando "con naturalidad" el "derecho de la mayoría a sus portavoces afines", pero advirtiendo de que esa actitud aunque "legítima" es errónea.

En las conversaciones con el PP, IU quiso partir de lo obtenido por CiU la anterior legislatura, es decir un miembro en la Mesa y dos presidencias de Comisión. En las elecciones del 20N, IU obtuvo 1.680.810 votos, situándose como la tercera fuerza política de ámbito nacional. CiU, obtuvo 1.014.263 papeletas, de ahí la exigencia de Izquierda Unida para tener representación en la Mesa que finalmente se ha quedado fuera, lo que generó que este martes, Llamazares interrumpiera el pleno de constitución de la Cámara pidiendo el acta de los documentos de los acuerdos alcanzados por el PP.

La oferta hecha por IU (que aporta ocho de los once diputados) a sus socios de coalición, quiere que su coordinador general, Cayo Lara, sea el presidente-portavoz y que su cabeza de lista de IU por Sevilla y secretario general del PCE, José Luis Centella, figure como portavoz con presencia en la Junta de Portavoces de la Cámara. Además, pretendía dar un papel relevante al dirigente de su federación catalana, Joan Josep Nuet, de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), que fue número tres en la lista por Barcelona que encabezó ICV. Por el contrario, Iniciativa quiere que su cabeza de lista, Joan Coscubiela, sea el portavoz adjunto del grupo parlamentario, y no el cuarto portavoz.

Para ICV, la oferta de IU es inaceptable y algunas voces se plantean incluso la continuidad en el grupo conjunto si no se sienten suficientemente representados. Así lo manifestaron al término del pleno desde el partido catalán. Reclaman tener un puesto en la Junta de Portavoces y asistir a estas reuniones junto al portavoz que IU quiere que sea José Luis Centella.

Iniciativa ha ofrecido también un protocolo para regular el papel de los portavoces titulares y adjuntos en cada una de las comisiones, el papel de cada partido en los grandes debates y en las sesiones de control, e incluso el nombre del grupo parlamentario, que a su juicio debería incluir las siglas de las tres principales formaciones (IU-ICV-CHA) bajo el epígrafe de Izquierda Plural.

“La negociación sigue abierta y las conversaciones continuarán los próximo días”, señalan fuentes de IU. Desde ICV también confían en que se reconduzcan las conversaciones y que se llegue a un acuerdo que satisfaga a todas las fuerzas que están integradas en el grupo, incluida la Chunta Aragonesista.

Cayo Lara respondió en los pasillos del Congreso que el grupo parlamentario tiene que dar cabida a todas las voces -ahora once- y ha asegurado que todas serán "visibles". Explicó que, aparte de un presidente portavoz y un portavoz adjunto, habrá portavoces de cada área y ellos serán quienes den cuenta de la materia de la que se responsabilicen.

Igualmente, elogió la experiencia parlamentaria de Llamazares, pero insistió en que hay que dar cancha a todos los diputados y a los otros partidos que forman parte del grupo parlamentario, que tiene un plazo de cinco días para constituirse.

En relación con esta situación de tensión que se está viviendo en las negociaciones por la asignación de cargos, Joan Coscubiela (ICV), en una comparecencia pública, dijo que esperaba que una colaboración "fructífera" de más de veinte años continúe en la misma línea. Asimismo, insistió en la sensación "agridulce" que le ha dejado esta sesión constitutiva al haberse configurado una Mesa del Congreso que no responde a la "pluralidad" de las elecciones, ya que IU no ha obtenido, como pretendía, representación en el órgano de gobierno de la Cámara.

La propuesta de Izquierda Unida para el reparto de cargos en el grupo parlamentario...
Comentarios