#TEMP
sábado 28/5/22

La "lideresa" ve las orejas al lobo

ISABEL G. CABALLERO
En franca retirada. Es lo que parece estar haciendo la lideresa tras la victoria del PP en Galicia y el subidón de Rajoy. La presidenta prefirió no intervenir en la ejecutiva de su partido aunque sí lo hizo fuera, en la calle.
NUEVATRIBUNA.ES - 03.03.2009

El PP está pletórico y Mariano Rajoy aún más. La victoria en Galicia ha supuesto el inicio de la era del deshielo en Génova 13. La lectura que hacen los populares de los resultados electorales tras los comicios del 1 de marzo es más que positiva y la extrapolan a las Europeas primero y, tres años vista, a las Generales.

"Vamos a arrasar en las europeas. En Galicia ha empezado el cambio", dijo el presidente de Valencia, Francisco Camps, en la ejecutiva de su partido. El Comité Ejecutivo Nacional del PP se reunió este martes para analizar los resultados electorales. Ha sido el segundo cónclave en pocos días ya que Rajoy tuvo que convocar recientemente de urgencia a los principales dirigentes del PP en plena explosión del "caso Gürtel". La ovación con la que él y los candidatos, gallego y vasco, fueron recibidos por sus compañeros de filas, dice mucho de la luna de miel por la que pasa el principal partido de la oposición.

"Aunque en las municipales mantuvimos el número de votos eso no se tradujo en más poder. Ahora es distinto, hemos ganado en Galicia y recuperamos poder territorial. Rajoy está muy contento". Así explicaba un miembro del equipo de dirección del PP el estado de ánimo general. "Es la primera victoria de Rajoy sobre Zapatero", apostilló en clave nacional.

Alberto Núñez Feijoo, presidente electo de la Xunta de Galicia; el líder vasco Antonio Basagoiti; el presidente fundador Manuel Fraga; además de Rajoy y de su ‘número dos’ María Dolores de Cospedal, tomaron la palabra en la reunión de la ejecutiva. El presidente del PP hizo un llamamiento para seguir trabajando y ganar las elecciones al Parlamento Europeo. Esa es la principal tarea a la que el PP se dedicará con uñas y dientes.

"La situación es más cómoda. Para los medios de comunicación es más aburrida pero más tranquila para nosotros", reconoció otro dirigente a la salida del Comité. En primer lugar porque el liderazgo de Rajoy "es indiscutible", dijo Cospedal en rueda de prensa; y en segundo lugar porque el PP ha tomado la decisión de no dar pábulo a nada relacionado con la trama de corrupción. El asunto fue despachado en pocos minutos: "Estamos haciendo lo que tenemos que hacer. No tenemos más datos sobre este asunto", zanjó la secretaria general al ser preguntada sobre si habrá o no "limpieza" en su partido.

Tampoco mentó el "caso Gürtel" el valenciano Camps, y mucho menos la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, que en esta ocasión no tomó la palabra en el Comité, pero sí fuera, en la calle, donde volvió a afirmar que la victoria en Galicia "refuerzan al PP y a Rajoy". La lideresa parece así guardar el hacha de guerra y seguir la consigna de la dirección de su partido. A saber: dar carpetazo al dichoso debate por la sucesión y ocuparse solo en ganar al PSOE en las europeas. A ello también está contribuyendo el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, cuyo silencio continuado le sitúa en un segundo plano. Al menos de momento.

Nada de autocrítica por tanto. Las tramas de espionaje y corrupción siguen siendo "una trama contra el PP". El "caso Gürtel" no ha afectado al resultado electoral, "a pesar de los intentos de muchos", se defiende Cospedal, para quien los gallegos "han estado a lo que están", en el paro y la crisis económica, una crisis por la que el PP pide "responsabilidades políticas" a Zapatero y que seguirá siendo su principal caballo de batalla de su estrategia de oposición.

La "lideresa" ve las orejas al lobo
Comentarios