lunes 29/11/21

La dirección de IU-Madrid acusa a la corriente de Sabanés de "hacer el juego a las calumnias del PP"

Ante las críticas que los sucesos de Velilla han provocado por parte de otras corrientes de IU, especialmente de IU Abierta que encabezan Inés Sabanés y Fausto Fernández, la dirección regional recuerda los pasos que se han dado para evitar que la alianza de Velilla llegara a buen término.
> Velilla, otra piedra en el camino
NUEVATRIBUNA.ES - 17.12.2009

La dirección de Izquierda Unida en Madrid sigue negando que la moción de censura en el ayuntamiento de Velilla, que ha permitido desalojar a la alcaldesa socialista para sustituirla por un alcalde del PP gracias a que los votos de los dos concejales que tiene IU se han unido a los 'populares', se deba a un pacto regional entre la coalición y la derecha. Y hace un repaso de cual ha sido su postura desde que se supo que se estaba 'cocinando' la moción.

Con fecha 30 de enero, la dirección regional de IU-CM estableció que "la política de alianzas de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid es totalmente incompatible con cualquier programa político de derechas, independientemente de la organización política desde la que se ejerza". Acto seguido y "de forma puntual y concreta", añade que "no autoriza, ni aprueba, ni suscribe ningún acuerdo político con el Partido Popular que desemboque en un Gobierno del PP en el municipio de Velilla de San Antonio". Y concluye que Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid no va a permitir ni por acción ni por omisión que el Partido Popular gobierne en ningún municipio madrileño".

El pasado 4 de diciembre, el coordinador general de IU-CM, Gregorio Gordo, se dirigió al secretario general del PSM, Tomás Gómez, pidiéndole que no pusiera más excusas para mantener un encuentro entre ambos: “Lamento que el señor Gómez sólo esté interesado en reunirse para solucionar un problema que afecta a las formaciones políticas pero no para abordar los problemas de los madrileños”. La declaración de Gordo era la respuesta a las críticas vertidas por el secretario general del PSM sobre la anunciada moción de censura de Velilla. Más adelante recordaba que dicha moción estaba desautorizada por la dirección regional que había pedido el acta a los dos concejales: ”Desde IU-CM vamos a trabajar hasta el último minuto para que esta moción no se celebre, pero ya nos hubiera gustado que el PSM hubiese puesto el mismo esfuerzo en que el acuerdo de gobierno no se rompiese”.

Con fecha 15 de diciembre, el mismo día en el que se votó la moción de censura en Velilla, Gordo desmintió que fuera fruto de un acuerdo entre las direcciones regionales de IU y PP y acusó al secretario general de los populares, Francisco Granados, que sí afirmó la existencia de ese supuesto pacto, de ser un mentiroso compulsivo. Además, recordó que IU-CM va a expulsar a los dos ediles.

El miércoles, 16 de diciembre, el coordinador de la Presidencia de IU-CM, Antero Ruiz, insistió en que no ha habido ningún acuerdo entre las direcciones regionales de PP e IU para sacar adelante la moción de censura en Velilla de San Antonio y añadió que, “puesto que no ha habido tal acuerdo, el PP debería actuar en consecuencia y pedir la dimisión del nuevo alcalde”.

Ruiz hacía algunas puntualizaciones sobre las medidas adoptadas respecto a los dos ediles: que será la Presidencia Regional (órgano competente en la materia) el que inicie el expediente para su expulsión ya que "el coordinador general no puede expulsar a nadie" y que "la expulsión preventiva no se contempla en los estatutos de IU”.

El coordinador de la Presidencia lamentaba las declaraciones de algunos destacados dirigentes de IU-CM, (en referencia a IU Abierta) “con las que justifican indirectamente las calumnias que el PP ha vertido contra IU por el asunto de la moción” y agregaba que esta actitud, junto con su dimisión de la Ejecutiva Regional, “poco tiene que ver con la moción y más con el proceso de elección de candidatos para los comicios de 2011”.

Finalmente, Ruiz avanzaba que el próximo día 22 habrá una reunión extraordinaria de la Presidencia Regional para abrir el expediente a los dos concejales díscolos que concluirá con su expulsión del partido.

La blogosfera de IU está este jueves más pendiente del estado de Aminatu Haidar que de Velilla y sus repercusiones. Pero sigue habiendo alguna muestra de desconfianza hacia la dirección regional por la actitud que ha mantenido ante todo este asunto. Rafael Almazán, por ejemplo, se pregunta ¿qué es esto de “se reunirá la comisión ejecutiva para abrir un expediente”? ¿Qué hace falta para mandar a hacer puñetas a concejales que pactan con el PP? Y añade: No sé si en estos momentos se les ha abierto expedientes, pero no hay medias tintas, estos concejales debían de haber sido expulsados sin dilación, cuando firmaron la moción de censura, hace días. Ante un acto de esta calaña no valen historietas. Hay que evitar estas pamplinas mentirosas para que parezca que hay cuestiones ocultas a los militantes y simpatizantes.

La dirección de IU-Madrid acusa a la corriente de Sabanés de "hacer el juego...
Comentarios