#TEMP
lunes 23/5/22

La coartada del "espía" Marcos Peña y el "guión escrito" de Miguel Castaño

ISABEL G. CABALLERO
Ambos trabajan a las órdenes de Granados en tareas de seguridad y niegan haber participado en seguimiento político alguno. El PP mantiene que todo es una falsedad ignorando que los espiados son compañeros de partido.

> "No he montado ningún CNI"
Marcos Peña, asesor de seguridad de Granados afirma que nunca ha realizado ningún seguimiento pero no aclara todas las preguntas que le han hecho PSOE e IU.
> "No soy el ‘Miguel’ de los partes"
Miguel Castaño, subdirector de Seguridad de Comunidad de Madrid afirma que no es el "Miguel" al que hacen referencia los partes de seguimiento publicados por la prensa.
NUEVATRIBUNA.ES - 06.03.2009

El vicealcalde de Madrid Manuel Cobo ha sido espiado. El ex consejero Alfredo Prada también. Ambos son dirigentes del PP. Ambos han denunciado los hechos a los tribunales. Pero el PP de Madrid mantiene que todo es falso, una invención del diario El País. Los partes publicados son unos simples “folios” que nadie sabe de dónde han salidoPero esos partes, entre otras cosas, son precisamente el objeto de la comisión de investigación que se ha constituido en la Asamblea de Madrid y a la que el PP sigue negándole credibilidad alguna.

Hoy comparecían dos de los supuestos espías, Marcos Peña, asesor de seguridad del consejero Francisco Granados y Miguel Castaño, actual subdirector de seguridad de la Comunidad de Madrid, visiblemente nerviosos. El primero incluso llegó a emocionarse lo que no impidió que la oposición continuara con sus interrogatorios.

Los dos han negado cualquier implicación con los hechos investigados. El segundo incluso ha llegado a decir que el tal “Miguel” que figura en los partes publicados podría no ser él, ya que se le conoce como el “señor Castaño”.

A Peña se le relaciona con la elaboración de dossieres a cargo de Granados. Pero el inspector de policía tenía la coartada perfecta. En el tiempo en que esos hechos se produjeron él no trabajaba para la Comunidad. En 2007 estaba en paro, literalmente, por lo que se pierde su rastro. En ese año se elaboraron dossieres sobre el caso Ciempozuelos y la mafia policial en Coslada.

El asesor de seguridad (en total son nueve las personas que realizan estas labores, funciones que no figuran en ningún sitio) ha arremetido con dureza contra el periodista Francisco Mercado, al que acusa de haberle presionado para sacarle la entrevista dada a conocer por el diario. “No tengo presupuesto ni estructura. No he montado ningún CNI. No he hecho seguimientos ni espionaje político”, repitió una y otra vez.

El cruce de acusaciones entre los miembros del PP y la oposición ha sido constante durante el tiempo que ha durado la sesión. Ante interrupciones tales como la hecha por el popular Juan Soler recordando a la bancada socialista que “el señor Serra tuvo que dimitir”, la presidenta de la comisión, Rosa Posada, ha tenido que llamar al orden más de una vez. Ella fue también la que zanjó el interrogatorio a Marcos Peña, al entender que ya estaba todo más que explicado e impidiendo un turno más de réplicas.

El asunto más polémico con el que se relaciona a Castaño es el Campus de la Justicia, donde supuestamente fue sustraído un ordenador del despacho tras el cese de Prada. Castaño justifica la existencia de los partes, por las agendas privadas de los cargos públicos donde figuran todas y cada una de sus actividades.

El subdirector de seguridad también se defendió al ser preguntado por el “guión escrito” llevado a la comisión y que según él fue un consejo que le dio su hijo, ni mucho menos Granados. Una cosa sí dejó claro Castaño: no mantiene ninguna relación con Peña: “Nunca he hablado con el ni sé nada de el”. Un tanto extraño cuando ambos trabajan en la misma sede: la dirección general de seguridad.

La coartada del "espía" Marcos Peña y el "guión escrito" de Miguel...
Comentarios