lunes 29/11/21

La boda de Alejandro y Ana, 2ª parte

El evento que el entonces presidente José María Aznar celebró por todo lo alto en El Escorial, elevándolo a categoría de boda de Estado, se ha situado en el epicentro de la trama Gürtel. Allí estuvieron los principales imputados y su presencia no fue casualidad. Aunque el resto del elenco se empeña en negarlo.
> GERMÁN TEMPRANO: ¿Eso es todo amigos?
> PILAR REGO: “A velas vir”
NUEVATRIBUNA.ES - 13.4.2010

La delegada de Medio Ambiente y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, ha declarado que su yerno, el empresario Alejandro Agag, "no aparece en ningún caso" en el Gürtel y que no está en el sumario "ni como imputado"

Botella tenía toda la razón al afirmar que Alejandro Agag no está imputado en el sumario de la trama Gürtel pero 'olvidaba' que su nombre sí apareció en las anotaciones contables de la 'caja B' de las empresas de Francisco Correa, cerebro de la trama 'Gürtel', junto a otras personas como Álvaro Pérez 'El Bigotes', Gerardo Galeote, Ricardo Galeote y 'L.B.', según un informe elaborado por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional que forma parte de dicho sumario.

Se da la circunstancia de que Correa fue amigo de Agag durante años e incluso se convirtió en uno de los testigos de su boda con Ana Aznar, la hija de Botella y del ex presidente del Gobierno José María Aznar.

A tenor de la informaciones que se han conocido tras el levantamiento del secreto del sumario, Agag introdujo a Correa y a su banda en los círculos más exclusivos del PP. Este detalle ha sido recordado este martes por la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, quien ha afirmado a la SER que la trama Gürtel, "según parece, se introdujo en el Partido Popular de la mano de Alejandro Agag".

Pajín se refería, concretamente, al episodio en el que el yerno de Aznar intercedió ante una compañía francesa para que contratase los servicios del cabecilla de Correa. "¿Qué hacía Correa de testigo de honor de la boda del señor Agag con la hija de Aznar?". Ésta es la pregunta que, a juicio de Pajín, se han hecho "muchos españoles, en los últimos meses".

La dirigente socialista tiene claro que es a Mariano Rajoy, "actual presidente del PP, al que le corresponde poner orden en su casa" porque es el "máximo responsable político" y porque "pertenecía a las direcciones y a los gobiernos del señor Aznar cuando, supuestamente, esto empezó". Sin embargo, en su opinión, "es evidente que Rajoy no tiene ningún interés, al parecer, ni en esclarecer los hechos, ni en llegar hasta el final, ni mucho menos en preguntarle a Aznar ni a nadie que esté en este momento, supuestamente, relacionado con ésta trama".

Preguntada sobre si el ex tesorero del PP Luis Bárcenas debería dejar su escaño de senador, Pajín ha dicho que "hay que ser coherente y si alguien aparta a un dirigente popular de sus filas orgánicas debe hacerlo también, por coherencia, de la las filas que representan a todos los ciudadanos". Y ha concluido que "Rajoy o no se entera, y un dirigente que no se entera de nada difícilmente puede aspirar a gobernar un país, o, lo que es peor, está mirando hacia otro lado".

En el baile de declaraciones sobre la trama de corrupción masiva destaca el intento de la cúpula del PP por salpicar al presidente del Congreso. La 'número dos' de Rajoy, María Dolores de Cospedal, ha dado un salto cualitativo durante una entrevista en Telemadrid. Ya no sólo pide que José Bono explique públicamente su incremento patrimonial, sino que cuestiona por qué la Fiscalía General del Estado no actúa de oficio contra él, cuando sí lo ha hecho anteriormente en circunstancias similares que afectaban a otras personas.

Bono, que este lunes entregó a la Fiscalía General del Estado toda la documentación que justifica el origen de su patrimonio y el de su familia, ha reiterado que se considera objeto de una "campaña de difamación verdaderamente increíble" y ha invitado a Cospedal y al propio Mariano Rajoy a comparecer con él para hacer públicas sus respectivas declaraciones de bienes. A su juicio, una de las formas más graves de corrupción es "calumniar y querer quitar el honor de las personas decentes".

La boda de Alejandro y Ana, 2ª parte
Comentarios