#TEMP
domingo 22/5/22

La 'berlusconización' de Aguirre, eje de oposición de Tomás Gómez

ISABEL G. CABALLERO
En este año preelectoral los socialistas madrileños serán muy beligerantes en la defensa de los valores democráticos que, a su juicio, están siendo socavados por el PP en su política constante de apelación a los "bajos instintos".
> Aguirre le 'dora la píldora' a Rajoy
NUEVATRIBUNA.ES 27.01.2010

¿Cómo sacar del letargo a la izquierda madrileña? Esa es la gran pregunta que se hace el Partido Socialista de Madrid con la vista puesta en las elecciones autonómicas de 2011. La formación que lidera Tomás Gómez arranca el nuevo año con una clara estrategia de oposición donde los ejes clave serán la defensa de los valores democráticos y el derecho a los servicios públicos amenazados por la política de privatización del Gobierno de Esperanza Aguirre.

Asuntos como el empadronamiento de inmigrantes o la cadena perpetúa han espoleado a una opinión pública que, lejos de levantarse en armas por el paro y la crisis económica (lo que en un principio pretendía el PP), es susceptible de manipulación con debates tan peligrosos como estos.

Así lo denuncia la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, para quien el objetivo del PP de Aguirre es “conseguir la fractura social apelando a los bajos instintos, a los miedos de la ciudadanía, capaces de prender la mecha de la ruptura de la convivencia”.

"LA GÜRTEL Y EL ESPIONAJE VAN A CONDICIONAR EL FINAL DE LEGISLATURA"

El PSM arranca un curso político intenso y una larga precampaña electoral poniendo el acento en la “berlusconización” de la política madrileña, convencido de que la izquierda terminará por “reaccionar” en la cita con las urnas.

La sanidad, con asuntos tan sensibles como la dependencia o la polémica Ley de Libertad de Elección, y la educación marcarán la agenda parlamentaria del Grupo Socialista en Madrid. Y ello sin apartar la mirada de la trama de corrupción Gürtel o el espionaje que, en opinión de Menéndez “van a condicionar el final de la legislatura” y la derrota de Aguirre “con un gobierno agotado, desgastado y sin proyecto que se ha instalado en la inercia y al que no se le ve ninguna motivación”.

Y ese pese a que los sondeos internos, tanto del PSOE como del PP, dados a conocer en las últimas semanas por algunos medios de comunicación, no son precisamente halagüeños para los socialistas madrileños. En el cuartel general del PSM insisten en que sus datos reflejan la pérdida de la mayoría absoluta del PP, aunque también hay otros factores a tener en cuenta como la irrupción de UPyD, partido liderado por Rosa Díez. Y es que esta formación se convirtió en las pasadas elecciones generales en la tercera fuerza política más votada de la región lo que puede ser decisivo para el cambio de gobierno en Madrid. Pero, ¿cuál es su nicho electoral? Los estrategas del PSM no tienen duda: “El momento de gloria de UPyD ya ha pasado. Su programa político es la oferta del no y su nicho electoral lo tienen en el PP”, por lo que también puede ser un “factor determinante” en la pérdida de la mayoría absoluta de la derecha en Madrid, sostienen.

GÓMEZ EN "CONTACTO DIRECTO" CON LOS CIUDADANOS

Con todo, el PSM se enfrenta a otros peligros como el hecho de que el nombramiento de sus candidatos a la comunidad y el ayuntamiento aún no se ha hecho oficial. En el ‘kremlin’ (como lo llama un destacado dirigente de la ejecutiva socialista), la nueva sede del PSM en la madrileña Plaza de Callao, no quieren ni mencionar el tema de las candidaturas, “la decisión es de Ferraz”, dicen y la intención de José Luis Rodríguez Zapatero es no abrir el asunto hasta que finalice la presidencia europea. El calendario coincide con la convención que prepara el partido de Gómez para el próximo mes de junio donde presentará su programa de gobierno presumiblemente ya como candidato oficial.

Hasta entonces, el ex alcalde de Parla tiene preparada una apretadísima agenda de actos con distintos colectivos de la sociedad civil así como proseguir con las ‘asambleas ciudadanas’ en las que Gómez debate con los vecinos del barrio o distrito sin periodistas ni medios gráficos de por medio.

El secretario general del PSM “está haciendo un trabajo muy directo, muy de calle”, señala uno de sus colaboradores, además de reforzar su presencia en Internet a través de las redes sociales como facebook. La web del PSM ha experimentado varias mejoras y la idea es también potenciar el blog del candidato; y es que en la ejecutiva de los socialistas madrileños ponen la mano en el fuego en que Gómez será cabeza de cartel en las autonómicas. La respuesta a esta pregunta es tajante al margen de los contubernios aireados en la prensa sobre las supuestas trifulcas de José Blanco y Leire Pajín, el primero como detractor de Gómez, y la segunda como su máxima valedora.

PREOCUPACIÓN POR FALTA DE PRESENCIA EN LOS MEDIOS

A esto hay que añadir las críticas internas surgidas desde la conocida como Plataforma ‘Socialistas por el cambio’ que propugnan la celebración de primarias para elegir a los candidatos. En declaraciones a nuevatribuna.es, el portavoz de esta corriente, César Giner, propone la reforma del Estatuto de Autonomía de Madrid para “blindar” la titularidad pública de la educación y la sanidad.

Este sector, que representa el 5% de la familia socialista en Madrid –según se encarga de recordar el equipo de Gómez- se queja de la “confusión” que está provocando en el electorado socialista los mensajes del secretario general en lo que respecta a la defensa de los servicios públicos. Pero del otro lado, el asunto se ve muy diferente: “están en un cuestionamiento permanente, no arriman el hombro para nada, que se pongan a trabajar”, señala con bastante enfado un miembro de la ejecutiva.

Sin embargo, si algo preocupa al equipo de Gómez es su falta de presencia en medios de comunicación tradicionalmente de izquierdas como el diario El País. “Salimos más en El Mundo o en la COPE que en los periódicos progresistas”, se quejan. Estas fuentes reconocen el handicap que para Gómez supone no ser diputado autonómico y esperan que su grado de notoriedad pública aumente una vez que sea designado candidato y arranque la precampaña electoral.

Pese a ello siguen confiando en la ‘marca’ PSOE. “Como sucede en todas las comunidades autónomas no nacionalistas, la imagen de marca es importante. Al final, en Madrid, el ciudadano vota mucho en función de la situación nacional. No es votante del PSM sino del PSOE”, un argumento que va muy ligado con la situación económica actual, cuyos signos de recuperación esperan ver los socialistas a finales de 2010.

La 'berlusconización' de Aguirre, eje de oposición de Tomás Gómez
Comentarios