ACTO DE REPARACION AL DOCTOR CALANDRE

El Ministerio de Justicia abre la puerta a restituir la legalidad república

Ceremonia de despedida de las Brigadas Internacionales
Ceremonia de despedida de las Brigadas Internacionales

Ilegalizar el franquismo, y su heredera la Monarquía, y así llevar el mismo paso, de restituir la legalidad republicana, por la que ya se rige la Generalitat de Catalunya, es el trabajo que queda pendiente en el Ministerio de Justicia

Han tardado mucho, muchísimo. Desde que en el año 2007, el gobierno del PSOE, aprobara la Ley de memoria histórica, que solo declaraba “ilegítimos“ los tribunales militares franquistas, imposibilitando su anulación.

Ahora, tras la entrega del certificado de reparación y reconocimiento, que me dieron, el día 1 de agosto, de manos de la Ministra de Justicia, Dolores Delgado, en donde se especifica que el doctor Luis Calandre Ibañez, fue subdelegado de la Junta para Ampliación de Estudios (desde 1938-39), es reconocer ¡al fin¡ que el decreto franquista que disolvía a la JAE, de 19 de mayo de 1938 era “ilegal“, por lo que sus consecuencias nulas.

Con ello, se ha dado un gran paso, pues aunque es solo un reconocimiento moral, es un precedente, para pasar, con la nueva Ley de Memoria Histórica, a la anulación de las sentencias producidas por esos tribunales “ilegales“.

Solo tienen que seguir el ejemplo de lo que hizo el Parlament de la Generalitat de Catalunya que han aprobado su ley “de reparación jurídica de las víctimas del franquismo“, en junio del 2017, que tuvo como consecuencia una reparación jurídica de 66.000 represaliados.

calnadra(La ministra de Justicia, Dolores Delgado, entre el director general de Memoria Histórica, Fernando Martínez, y Cristina Calandre)

La nueva Dirección General de Memoria Histórica, Ministerio de Justicia, está dirigida por Fernando Martínez, historiador, y en donde también hay juristas. 

Mucho es el trabajo que les queda pendiente, pero también he podido constatar que grande es su entusiasmo, cuando me he reunido con ellos el día 1 de agosto.

Es, entre otras cosas, ilegalizar el franquismo, y su heredera la Monarquía, y llevar el mismo paso, de restituir la legalidad republicana, por la que ya se rige la Generalitat de Catalunya.