#TEMP
jueves 19/5/22

Interior investiga el trasiego de alcohol y sexo en la cárcel de Alcalá Meco

Por este motivo ha sido destituida la cúpula del centro penitenciario. Instituciones Penitenciarias sospecha de una trama en la que algunos funcionarios habrían mantenido relaciones sexuales con las reclusas a cambio de favores y privilegios.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 23.04.2010

El Ministerio del Interior ha destituido a la cúpula de la cárcel de mujeres de Meco I (Madrid) y se ha suspendido de empleo y sueldo a dos de sus funcionarios. Según fuentes del departamento, la investigación se ha desarrollado por las "conductas irregulares" de algunos de responsables de la prisión.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha explicado que la destitución de parte del equipo directivo del centro penitenciario se debe a su incapacidad para evitar las presuntas irregularidades cometidas por algunos funcionarios que, entre otras cuestiones, introducían y consumían alcohol en el interior de la prisión. Sobre uno de ellos recae la sospecha de que llegó a compartir varias horas con algunas presas a las que abrió su celda. Se investiga la posibilidad que mantuviesen relaciones sexuales.

Según informó el Departamento que dirige Mercedes Gallizo, esta decisión es fruto de una investigación que la Secretaría General, a través de la Inspección Penitenciaria, inició a finales del pasado año tras tener conocimiento de presuntas irregularidades. En el marco de dicha investigación, la Inspección Penitenciaria detectó que un funcionario abrió las celdas de dos internas y compartió varias horas con ellas. En estos momentos se investiga si algunos funcionarios pudieron mantener relaciones sexuales consentidas con varias internas.

Interior ha confirmado que Instituciones Penitenciarias ha destituido al director, José Luis C., el subdirector Bonifacio A y el administrador de la prisión, Juan R..

”REACCIÓN INMEDIATA”

Preguntada sobre este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega ha admitido que en la cárcel de Alcalá Meco se han registrado "comportamientos irregulares", pero ha añadido que se ha producido "una reacción inmediata por parte de la Administración para llegar hasta el final", al tiempo que anunció que ya se ha dado "traslado de esos hechos a la Fiscalía para que también se investigue".

"Quiero dejar claro que la Administración y de manera particular la Administración Penitenciaria es muy estricta con las normas de los centros y con el trabajo de los funcionarios", ha dicho la vicepresidenta, al tiempo que insistía en la "reacción inmediata al observarse esos comportamientos". Y ha asegurado: "Por eso se decidió cortar de raíz".

También ha explicado que "los propios funcionarios de Alcalá Meco son los que han aportado esos datos", pero ha declinado ofrecer más datos concretos "al haber una investigación abierta", aunque "se trata de comportamientos que afectan a una exigua minoría de funcionarios". A su juicio, "los centros no tienen problemas de convivencia y se trata de un hecho excepcional".

Interior investiga el trasiego de alcohol y sexo en la cárcel de Alcalá Meco
Comentarios