sábado 27/11/21
SEGúN DENUNCIA LA MAREA GRANATE

Ingeniería electoral para "matar el voto exterior"

Antes de la implantación del voto rogado, el censo electoral de españoles en el extranjero, incluía errores por la falta de depuración del censo volcado, que solían generar la devolución de las papeletas.

unnamed

Este sistema fue implantado para manejar los votos de los emigrantes a voluntad de los partidos en el poder

La implantación del sistema de voto rogado nació para acabar con el llamado “voto de los muertos” que suponía que cerca de un 0.45 % de los envíos electorales se hicieran a personas fallecidas en el exterior, además de otras envíos irregulares. Hoy, tras esta reforma, la participación exterior ha caído un 85 % a pesar de que el 79 % de los encuestados por Marea Granate en 2014 asegurara querer votar en las elecciones.

Después de un año de investigación, la Marea Granate desmonta uno a uno los argumentos que llevaron a instaurar el voto rogado y en el que documenta con datos cuantitativos y cualitativos que este sistema fue implantado para manejar los votos de los emigrantes a voluntad de los partidos en el poder, dejando en evidencia que en las próximas elecciones generales del 20 de diciembre los emigrantes volverán a ser abstencionistas forzosos. Para ello, el colectivo ha analizado los resultados de una encuesta lanzada en octubre del año pasado y ha realizado una exhaustiva labor documental, apoyándose en una treintena de fuentes bibliográficas.

Captura de pantalla 2015-11-03 a las 11.16.54
Fuente: Ministerio de Interior | Extraido: Febror 2015

Del “voto de los muertos” a “el voto ha muerto”

Gracias a esta reforma, acordada por PP, PSOE, PNV y CIU, el 95 % de los emigrantes se queda sin votar y el 50 % de las personas que consigue pasar todos los obstáculos y rogar el voto, se queda sin ejercer su derecho fundamental

Antes de la implantación del voto rogado, el censo electoral de los españoles en el extranjero, el CERA, incluía numerosos errores por la falta de depuración del censo volcado (cambios de domicilio, altas de personas no residentes o fallecidos), que solían generar la devoluciones de las papeletas. A pesar de ser la causa menor de dichas devoluciones (5.000 papeletas, un 0,45% del total de los envíos) este argumento se usó como arma electoral para la instauración del voto rogado, que dejó sin solucionar el resto de problemas derivados de la actualizado del censo y ocultó el resto de irregularidades importantes cometidas por los propios partidos: gestiones masivas de voto por sus redes clientelares en el exterior. Gracias a esta reforma, acordada por PP, PSOE, PNV y CIU, el 95 % de los emigrantes se queda sin votar y el 50 % de las personas que consigue pasar todos los obstáculos y rogar el voto, se queda sin ejercer su derecho fundamental porque las papeletas no llegan, tal y como recoge la encuesta de Marea Granate y los propios datos del Ministerio del Interior.

La Junta Electoral predijo en 2009 una caída de participación

Los partidos que aprobaron la reforma sabían cuál sería el resultado: iban a matar el voto exterior. La prueba de este conocimiento es que el sistema de voto rogado para emigrantes ya estaba implantado para las elecciones locales y, según recoge un informe de la propia Junta Electoral Central del año 2009, en las elecciones donde no había que solicitar el voto la participación desde el exterior era de 31,88 % mientras que en las municipales era de un 5,75 %. Este informe, además, señalaba que ampliar el voto rogado a todos los tipos de comicios tendría “otros inconvenientes que también deben ser tenidos en cuenta: supone una vuelta atrás de la reforma implantada en 1995, recibirá la crítica de los afectados y quizás provocará una disminución de la participación electoral”. No obstante, ahora PP y PSOE han declarado sentirse “preocupados” por la baja participación desde el extranjero. En realidad, era lo que buscaban.

Evolución de migrantes españoles en Reino Unido 

Captura de pantalla 2015-11-03 a las 11.20.25
Fuente: INJUVE

El derecho a voto y el sentimiento de pertenencia

La importancia del voto exterior en el caso español hace referencia a su significado en la memoria colectiva de los más veteranos, como un hito en la consolidación democrática del país en un Captura de pantalla 2015-11-03 a las 11.22.45momento clave del desmantelamiento de la dictadura. Mientras, para el neomigrante –migrantes que salieron a partir del 2008-2009- el voto es percibido como el último vehículo de posibilidad de recuperación de derechos sociales perdidos, como la sanidad pública, y la forma de sentir que aún siguen perteneciendo al país que los vio crecer.

Resultados de la encuesta

Estos son algunos de los resultados de la encuesta habilitada por Marea Granate entre el 20 y el 24 de octubre de 2014.

-  A la pregunta: “Tienes pensado votar en las próximas elecciones”, un 79% dijo SÍ; un 17% respondió: “me gustaría pero no sé si podré”; y un 4% dijo NO.

-  El 61% de los encuestados aseguró que el motivo primario para registrarse en el consulado como residentes en el extranjero sería la posibilidad de ejercer el derecho al voto.

-  El 48.33% afirmó no haber recibido las papeletas o no haberlas recibido a tiempo, lo que encaja con la gráfica del Ministerio del Interior inserta en esta nota.

-  Un 46% de los encuestados aseguró querer volver a trabajar a España en un futuro próximo.

-  Sin embargo a la pregunta de: “¿Ves accesible a corto plazo regresar a España”, la respuesta fue NO en un 87% de los casos.

El objetivo de la Marea Granate no es otro que conseguir dos objetivos: la facilitación del registro consular que no implique acudir en persona a la institución y la derogación del voto rogado

Ingeniería electoral para "matar el voto exterior"
Comentarios