#TEMP
sábado 21/5/22

Guerra sin cuartel entre PRISA y el Gobierno por la TDT de pago

El consejero delegado PRISA, Juan Luis Cebrián, critica en El País la aprobación de la TDT de pago por decreto ley. Además, en la Cadena SER, propiedad de PRISA, Cebrián ha acusado al Gobierno de "intervencionista e inmoral" y le ha reprochado que haya irrumpido en la TDT de pago "como un elefante en cacharrería".
> GERMÁN TEMPRANO: Tele digital y tal
NUEVATRIBUNA.ES - 21.8.2009

En la entrevista, Juan Luis Cebrián ha aclarado que PRISA no se opone a la TDT de pago, sino sólo al decreto de urgencia que le parece "anticonstitucional y sin ningún motivo aparente, cuando no sea beneficiar a los amigos del Gobierno". Sobre esta misma cuestión, en el artículo de El País habla de "chapuza", "desatino", "abuso gubernamental" y de sospechas de favoritismo hacia los intereses de ese grupo de "amigos del Gobierno", que dirije La Sexta. En la SER, ha explicado que en su opinión no estamos ante una guerra de medios -en la que también ha terciado El Mundo tachando la postura de PRISA de "pataleta" por la pérdida de privilegios- sino ante "una intervención desaforada del Gobierno para tratar de doblegar a los medios". Y ha recordado: "Ya lo hizo Aznar y lo intentó Alfonso Guerra, cuando salió El Sol y la que se organizó con la Organización Nacional de Ciegos. Aznar utilizó a la compañía telefónica de su amigo Juan Villalonga, entonces".

Según Juan Luis Cebrián, "el presidente Zapatero está utilizando sus relaciones personales para tratar de hacer dos cosas. Una, liquidar el pasado de lo que se ha llamado el felipismo dentro del PSOE, generando una gran confusión en el partido. Y otra, tratar de organizarse su propio grupito de medios en torno a él, despreciando la libertad del mercado. Aquí la guerra no es entre los medios, aquí es una guerra del Gobierno contra los medios independientes. Es una guerra más, ya lo hemos vivido con otros Gobiernos. Lo que es lamentable es que un Gobierno caiga en iguales o peores errores que otros Gobiernos".

El consejero delegado ha señalado al Gobierno como auténtico protagonista de las negociaciones entre PRISA e Imagina para estudiar una posible fusión de Sogecable y de La Sexta y que finalmente se rompieron: "Se rompieron fundamentalmente porque no nos poníamos de acuerdo con las valoraciones de la compañía, cosa que es normal. (...) El problema es saber quién estaba al otro lado de esas negociaciones. Estaba negociando con alguien que maneja el Boletín Oficial del Estado y eso no lo maneja la empresa Imagina, ni los dueños de Imagina, eso lo maneja el Gobierno. Aquí ha habido un problema de identificar quienes son los verdaderos negociadores y quienes están detrás del proceso de reconstrucción de los medios. Es un intervencionismo descarado, inmoral e inadmisible, lo haga quien lo haga y no importa el color ideológico del Gobierno que cometa semejante abuso".

Cebrián ha expresado la disposición de PRISA a retomar las negociaciones con Imagina, "un grupo muy pequeño cuyo único valor reconocido es el de los derechos del fútbol, que está siendo cuestionado por el tribunal de la competencia y que además está siendo protegido de manera arbitraria por esta manipulación gubernamental". Tras señalar que las tensiones en una negociación son algo "normal", ha añadido: "Lo que es anormal es la irrupción del Gobierno como un caballo en cacharrería. El Gobierno está comportándose como el Gobierno de una República bananera y está generando inseguridad jurídica a las empresas y esto no se puede consentir".

Y ha insistido: "A mí lo que me preocupa ahora y mucho es la competencia entre los grupos de comunicación. Me preocupa la calidad democrática de nuestro gobierno, la división de poderes, me preocupa el decirle al Gobierno que el estar en el poder no le autoriza para hacer de su capa un sayo, para gobernar de manera caprichosa y arbitraria. No se puede despreciar a las instituciones, al Consejo de Estado, al Tribunal de la Competencia como se viene haciendo por parte d elos gobernantes".

Juan Luis Cebrián ha confirmado que se van a estudiar todos los recursos jurídicos posibles contra el decreto y "quien puede o debe hacer el recurso ante el Tribunal Constitucional". (...) Pero para mí, lo más grave de este decreto no es la cuestión de la TDT de pago, con la que digo que estoy de acuerdo, no es el tema de la competencia o el problema del fútbol. Hay que decir que un Gobierno que ha sido incapaz de poner orden en el fútbol. Si no es capaz de poner orden en el fútbol el Gobierno de España, ¿en qué es capaz de poner orden? Esto no es lo que me preocupa. Lo que me preocupa es que la democracia se basa en la división de poderes. El Ejecutivo gobierna, el Legislativo legisla y el Judicial juzga".

CADENA DE RECURSOS

Las acciones judiciales contra el decreto del Gobierno se acumulan. El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció hace unos días que había dado instrucciones a sus servicios jurídicos para que estudien si es recurrible por vía judicial la aprobación de la TDT de pago "hecha para favorecer a un grupo amigo", en caso de ser aprobada finalmente en las Cortes.

Rajoy señaló que el PP contempla la posibilidad de recurrir esta medida, bien en contencioso o bien ante el Tribunal Constitucional: "Lo veremos. De momento, ya he dado instrucciones a los servicios jurídicos del partido para que digan cómo oponernos a esta medida".

El líder "popular" calificó de "abuso de poder" la aprobación del real decreto ley en agosto, "en contra" del criterio del Consejo de Estado. A su entender, se trata de una "muestra de autoritarismo" destinada a favorecer a un grupo de comunicación "que es amigo del Gobierno".

DIVISIÓN EN LOS MEDIOS

El Gobierno aprobó un real decreto ley el pasado día 13 por el que se regulaban las concesiones de servicio de TDT de pago, una medida que, según explicó la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega servirá para "establecer la igualdad de condiciones" en el sector audiovisual.

La puesta en marcha de esta concesión suscitó opiniones divididas en las cadenas privadas y contó tanto con partidarios como detractores. Así, mientras Mediapro, LaSexta, Antena 3 y Veo TV apoyaron la medida, otras televisiones como Telecinco o PRISA se mostraron en contra. Ese mismo día, Mediapro se convirtió en la primera empresa que anunciaba el lanzamiento de un canal de pago en el sistema digital, Gol TV, sustituyendo a Hogar 10. Al día siguiente, Sony Pictures Entertainment anunciaba que comercializará su canal AXN a través de Veo TV también mediante la modalidad de TDT de pago, por un precio alrededor de los ocho euros.

En el apartado político, la medida ha contado también con la postura contraria del dirigente de IU, Gaspar Llamazares, quien aseguró que la aprobación de la TDT de pago no respondía al interés general de los ciudadanos, sino al "interés particular" del Gobierno. Para Llamazares, la TDT debería haberse incorporado a la Ley Audiovisual y sin embargo, "el Gobierno ha preferido trocearla mediante un trámite de urgencia", manifestó.

Guerra sin cuartel entre PRISA y el Gobierno por la TDT de pago
Comentarios