#TEMP
domingo. 26.06.2022

Gómez penetra en el "cortijo" de Aguirre

El PP no le quiere ni en pintura. Reformó el reglamento de la Asamblea de Madrid solo para impedir que el líder socialista diera allí ruedas de prensa. Hoy ha tenido que hacerlo en un lugar privado: las dependencias del Grupo Socialista.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. - 04.03.2009

Tomás Gómez no es bien recibido en la Asamblea de Madrid. El PP reformó recientemente el reglamento de la Cámara para impedir que personas como él que no tienen cargo público alguno- utilizaran las salas de prensa del parlamento. En el único sitio donde se le deja estar es en pasillos y con el overbooking que hay estos días con el asunto de la comisión sobre el espionaje, malamente se puede dar una rueda de pie y rodeado de cámaras y micrófonos.

Sin embargo, tanto obstáculo no ha impedido que el secretario general del PSM acudiera a la Asamblea el día de arranque de los trabajos de la comisión de los espías y que diera su correspondiente rueda de prensa. Y lo ha hecho en la quinta planta, en las dependencias ‘privadas’ del Grupo Socialista. Hasta ahí se han tenido que subir cámaras, trípodes, y el grueso de periodistas que están siguiendo los trabajos de la comisión.

El enfado del personal de prensa del PSOE para los que la Asamblea se ha convertido en el “cortijo” de Esperanza Aguirre) llegó cuando tres personas del gabinete de comunicación de la presidencia de la Comunidad de Madrid se colaron en la sala de prensa socialista para escuchar lo que tenía que decir Tomás Gómez y contarlo después a sus superiores, entre ellos el propio Francisco Granados.

Pero nadie les invitó a marcharse aunque ganas no faltaban. La misma portavoz Maru Menéndez que salió junto con Gómez- aseguró con una sonrisa que también ellos eran bienvenidos al Grupo Socialista. “Lo que demuestran con esto es que están muy nerviosos”, zanjaba al término de la comparecencia el personal de prensa del PSOE.

Ya por la tarde, el diputado del PP, Pablo Casado, llamaba a Gómez "okupa" de la Asamblea de Madrid.

Gómez penetra en el "cortijo" de Aguirre
Comentarios