lunes 29/11/21
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.3.2010

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón defendió este jueves su "inocencia absoluta" y la "regularidad" de su actuación en la investigación que abrió en relación con las desapariciones durante el franquismo, aunque aseguró que no teme sentarse "en el banquillo de los acusados". "Aunque a muchos les gustaría ver esa imagen, me defenderé y demostraré la inocencia que siempre ha presidido mi actuación", dijo.

Garzón valoró de este modo, en declaraciones a los periodistas antes de ofrecer una conferencia en Sevilla, la decisión de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de rechazar su recurso contra el auto dictado en febrero por el magistrado de este órgano Luciano Varela en el que se exponían los motivos para sentarle en el banquillo por una presunta prevaricación.

En relación con la decisión de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de anular todas las intervenciones de las comunicaciones que ordenó entre los principales imputados del 'caso Gürtel' y sus letrados en la prisión de Soto del Real, señaló que la causa "no se centra sólo" en las escuchas telefónicas, que "nunca fueron lo más relevante". Garzón se mostró de acuerdo, "tanto en el planteamiento como en el contenido", con las manifestaciones que ha realizado al respecto el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que comentó esta mañana en Madrid que "parece que hay una decisión del TSJM que aprecia parcialmente la nulidad de las escuchas, pero estamos en una fase muy inicial todavía, el caso tiene mucho recorrido aún".

Garzón no teme asumir el rol de acusado
Comentarios