lunes 30/11/20
gana la abstención con 139 VOTOS FRENTE A 96

Javier Fernández, cara a la votación en el Congreso: "Abstenerse no es irse"

El presidente de la Gestora avisa de que el Grupo Socialista en el Congreso tiene el "imperativo" de acatar lo acordado en el Comité Federal en la investidura de Rajoy. 

El 58,64 por ciento del Comité Federal vota a favor de la abstención a Mariano Rajoy

El Comité Federal del PSOE ha votado a favor de que los diputados socialistas se abstengan en la segunda votación de investidura para facilitar que Mariano Rajoy sea elegido presidente del Gobierno.

De los 237 miembros del Comité Federal votaron a favor de la propuesta de la abstención 139 (59,15%), mientras que 96 (40,85%) lo hicieron en contra. Otros dos no votaron.

Tras medio centenar de intervenciones en el debate sobre la posición política del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso ante el proceso de investidura, los miembros del Comité Federal han procedido a votar nominalmente las propuesta de resolución presentada por Elena Valenciano al inicio de la reunión, con el siguiente resultado:

Queda por tanto aprobada la resolución según la cual el Grupo Parlamentario Socialista votará no a la investidura de Rajoy en la primera votación y “con el objetivo de desarrollar los contenidos” del citado texto “y “desbloquear la excepcional situación institucional que sufre el país”, se abstendrá en la segunda votación del próximo debate de investidura, señala el partido en una nota de prensa.

En el Comité Federal del 1 de octubre, donde dimitió Pedro Sánchez como secretario general, los partidarios de convocar un congreso extraordinario obtuvieron 107 votos (42,12 por ciento), mientras que los contrarios consiguieron 132 votos (51,96 por ciento).

En la reunión de este domingo solo la presidenta autonómica de Baleares, Francina Armengol, ha votado en contra de la abstención. Sin embargo, han votado a favor los otros seis presidentes autonómicos socialistas: Susana Díaz (Andalucía), Javier Lambán (Aragón), Ximo Puig (Valencia), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Javier Fernández (Asturias) y Emiliano García Page (Castilla-La Mancha).

gestora javier fernández

JAVIER FERNÁNDEZ AVISA: "ABSTENERSE NO ES IRSE"

El presidente de la Gestora ha subrayado que lo acordado este domingo es imperativo y no admite interpretaciones. "Abstenerse no es irse, los diputados del Grupo Socialista deberán abstenerse literalmente en el proceso de investidura", ha remachado Fernández en una rueda de prensa una vez finalizado el cónclave socialista.

En las más de cuatro horas de debate, sólo el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar -que el 1 de octubre votó contra Sánchez y este domingo ha apostado por mantener el 'no'-- ha aludido a la abstención mínima, mientras que el senador extremeño Paco Fuentes y el alcalde de Móstoles, David Lucas, han recalcado, en dos de las últimas intervenciones de la reunión, que fuera cual fuera la decisión que tomara el Comité Federal, el Grupo Socialista debería votar en bloque.

Fernández no ha querido avanzar qué ocurrirá si algún diputado rompe la disciplina de voto o si el PSC se mantiene en el 'no', tal y como ha asegurado su primer secretario, Miquel Iceta, que harán. Esto había llevado a la Comisión Gestora a avisar la semana pasada que podría acabar con un replanteamiento de las relaciones entre el PSOE y el PSC, una posibilidad que el líder de los socialistas catalanes ha querido alejar este domingo, asegurando que su intención es "seguir caminando juntos".

Algunos dirigentes afines a la Gestora han apuntado después que esperan que no haya ruptura y han apuntado que, de hecho, ya se nota que se está empezando a "coser" y la recomposición va más rápido de lo que parece, algo con lo discrepan totalmente los socialistas críticos con la actual dirección y afines al ex secretario general, que han denunciado las formas del 'nuevo PSOE'.

Para empezar, han criticado con dureza la composición de la Mesa del Comité Federal, que ha estado presidida por el eurodiputado y exministro José Blanco, que ha dirigido con firmeza el debate, fijando una hora de votación que en un momento hizo temer que muchas intervenciones quedaran para después. Sin embargo, finalmente pudieron escucharse 49 de las 54 intervenciones, para lo que comenzó otorgando tiempos de palabra de cinco minutos y acabó recortándolos a dos.

Javier Fernández, cara a la votación en el Congreso: "Abstenerse no es irse"
Comentarios