#TEMP
viernes 20/5/22

Gamón hace honor a su apodo, "Torrente", y se burla de la comisión

El supuesto jefe de los espías niega que su cese se debiera al asunto del Campus de la Justicia y afirma que los partes son unos simples “panfletos” que “no tienen ninguna credibilidad”.
> La investigación pedida por el consejero, de parvulario
NUEVATRIBUNA.ES - 09-03-2009

Sergio Gamón ha abierto este lunes la tercera sesión de la comisión de investigación sobre el espionaje constituida en la Asamblea de Madrid y lo ha hecho calificando de “panfletos” los partes de seguimiento al vicealcalde Manuel Cobo y al ex consejero Alfredo Prada, entre otros, partes que están en poder de la Fiscalía y que son "falsos" según el diario El Mundo.

“A los partes yo les llamo panfletos porque desde mi punto de vista no tienen ninguna credibilidad”, ha dicho el actual director del Área Seguridad de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior.

Gamón niega haber recibido ninguna instrucción del consejero Francisco Granados y asegura que su cese, el 17 de julio de 2008 (días antes, el 27 de junio, se incorpora Marcos Peña, según Gamón para echarle una mano), se produjo por problemas personales. “Por un problema muy personal mío le pedí que me cesara y me cesó de mi cargo”, ha dicho, desmintiendo así que su cese tuviera que ver con el asunto del Campus de la Justicia.

“Cuando uno tiene problemas personales para ser cesado, dimite”, le ha respondido la portavoz del PSOE, Maru Menéndez.

Gamón niega asimismo haber hecho ningún seguimiento a nadie ni conocer quién ordenó el borrado de las cámaras de seguridad del campus. “Ni la Comunidad de Madrid ni la dirección de seguridad tenía que ver con los dispositivos de seguridad”, a cargo de empresas privadas: “No he tenido nada que ver en el borrado de esas imágenes”, ha insistido para negar de nuevo los hechos que se le imputan, y que “son mentira”, ha insistido.

Según él, quien le contrata es Prada no Granados ni Esperanza Aguirre. El director del Área de Seguridad denuncia por el contrario que hayan ido a su casa y a “preguntar” a sus vecinos sobre si la presidenta va a visitarle o no, además de otras cuestiones.

Gamón sí reconoció que había sido llamado por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y por la secretaria técnica de Presidencia, Mar Pérez Merino, la segunda en comparecer esta mañana.

“Nunca he ordenado, consentido o amparado ningún tipo de espionaje y no he conocido jamás ninguna acción de este tipo. He sido objeto de linchamiento público por algún medio y por la oposición que han dañado mi honor. Se me ha ridiculizado con personajes de ficción”, por lo que espera ha terminado pidiendo- una “rectificación”.

Gamón hace honor a su apodo, "Torrente", y se burla de la comisión
Comentarios