sábado. 13.07.2024

nuevatribuna.es | agencias | 10.01.2011

El ex presidente del Gobierno Felipe González ha asegurado que no ve ni al vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni a la ministra de Defensa, Carme Chacón, en una "pelea" por las primarias socialistas para suceder al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, González ha subrayado el sentido de la "responsabilidad" de Rubalcaba y el "muy buen papel" que está desempeñando Chacón al frente de un Ministerio que, "en el imaginario colectivo", "no encajaba".

"A Chacón no la veo ahora en la pelea por las primarias, al igual que tampoco veo a Rubalcaba aunque eso no quiere decir que lo vaya a hacer", ha enfatizado el ex presidente del Gobierno.

Dicho esto, González ha asegurado que si él fuera candidato a ocupar la presidencia del Gobierno las encuestas le otorgarían una "mejor valoración" que al resto de miembros del Ejecutivo debido a que está al margen de la gestión de la crisis y a que no está sufriendo el "desgaste" político producido por la actual situación.

"Yo saldría probablemente mejor valorado que Zapatero, que Rubalcaba y que Blanco porque la memoria es engañosa y yo ya llevo tantos años fuera del Gobierno que la gente me quiere y me aprecia más. Se ha olvidado de las barbaridades que hice y va aflorando las cosas positivas que también realicé", ha recalcado González.

No obstante, Felipe González ha criticado la actitud "inaudita" del líder del PP, Mariano Rajoy, por hacer una rueda de prensa "durante todo el 2010", y porque le crea una "enorme preocupación" el hecho de que pueda ganar las próximas elecciones generales del 2012 debido a que no sabe lo que "tiene en la cabeza".

En este sentido, el que fuera presidente de Gobierno durante 14 años ha recordado que los sondeos electorales no son decisivos y ha puesto como ejemplo los comicios del año 1993 en los que el PSOE estaba a 10 o 12 puntos de distancia y ganó por una "minoría mayoritaria", o las elecciones de 1996 donde la diferencia era entre 12 y 14 puntos y finalmente los socialistas perdieron por un punto.

"No me preocupa la alternancia en el Gobierno sino que lo que me preocupa es ver que quien se supone que representa la alternativa no dice lo que va a hacer con un país dentro de un contexto como el europeo que, a mi juicio, vive hace 43 años en una situación de emergencia", ha concluido González.

Felipe González no ve ni a Rubalcaba ni a Chacón peleando por suceder a Zapatero