martes 16.07.2019
PESE A SER "LA MEJOR CABEZA POLíTICA" DEL PAíS.

Felipe González cree que Rubalcaba tiene una "crisis de liderazgo"

"Rubalcaba es probablemente la mejor cabeza política que hay en España. Sin embargo, hay una crisis de liderazgo que reflejan las encuestas. ¿Es una contradicción? sí", ha dicho durante la presentación de su libro.

El expresidente del Gobierno Felipe González ha afirmado este jueves que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene "una crisis de liderazgo", tal como reflejan las encuestas, pese a ser "la mejor cabeza política" del país.

"Rubalcaba es probablemente la mejor cabeza política que hay en España. Sin embargo, hay una crisis de liderazgo que reflejan las encuestas. ¿Es una contradicción? sí", ha dicho durante la presentación de su libro, 'En busca de respuestas. El liderazgo en tiempos de crisis'. En el caso de Mariano Rajoy, ha añadido, no se ve una crisis similar porque "nunca" tuvo tal liderazgo.

Según el expresidente, la situación del PSOE se enmarca en una "crisis de credibilidad de la política" en general. Pero "si hay alguien capaz de pensar en esas cosas con inteligencia", ese "es Rubalcaba", ha indicado.

Además, González ha advertido de que las elecciones primarias para decidir quién será el candidato electoral no deben convertirse en una segunda vuelta para quien no reciba el apoyo de su partido en un Congreso. El expresidente ha abogado por universalizar este sistema que aplica el PSOE, el partido "más abierto", para que no se entienda como una "pelea interior" por el liderazgo en un partido, mientras las demás formaciones aprovechan para "criticar". En este contexto, ha dicho que es "un error de los políticos" celebrar un Congreso para luego, si no lo ganan, intentar ser elegidos por su partido en unas primarias como si estas fueran una "segunda vuelta".

Respecto al calendario, González cree que el PSOE tendrá que abordar la cuestión de las primarias no más tarde de diciembre o enero, aunque ha indicado que le parece "completamente insustancial" que eso se haga en ese momento o ahora. Sobre los posibles candidatos, ha dicho que los considera "gente razonable y notable", sin referirse a ninguno en concreto.

El exdirigente socialista ha dicho que no le cabe "la menor duda" de que en su partido "hay gente que va a emerger con liderazgo", pero ha agregado que no está "tan seguro" de que se vaya a "acertar a la primera", avisando de que es posible que la persona que finalmente sea elegida "se desgaste" a lo largo de la "travesía del desierto".

Al PSOE le ha recomendado que elabore "un proyecto claro que se traduzca en un discurso" y que su propuesta no sea "defensiva" ni se limite a ser "lo contrario de lo que hace el Gobierno". Asimismo, le ha pedido que apueste por una economía que "compita en la globalización con eficiencia" para poder financiar una educación y una sanidad públicas, proponiendo ligar los salarios con la productividad.

De cara a la Conferencia Política socialista del próximo fin de semana, ha pedido a aquellos que reclaman un "debate de ideas" pero "no ponen propuestas sobre la mesa" que aprovechen para hacerlo ahora. Pese a admitir que ese debate "hace falta", ha afirmado que "no es lo más importante" que debe resolver el partido.

Al referirse a las encuestas sobre intención de voto, como la incluida en el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), González ha reconocido que su partido "no está bien" y le ha pedido que no pierda su "vocación mayoritaria", porque considera que "puede estar perdiéndola". Según González, el CIS debería ser "capaz de apreciar" que, al tener en cuenta el recuerdo de voto, una parte de los entrevistados que apoyaron al PP en las últimas elecciones "no quieren recordar" que le dieron su voto. Por eso, se ha mostrado en contra de hacer "la cocina" de las encuestas de la misma manera que se hacía hace diez años.

Por otro lado, el exlíder del Ejecutivo ha afirmado que sería "un error para el PSOE y para el PSC" que rompieran su pacto y el PSOE se presentase por su cuenta a las elecciones en Cataluña. "Hay que entenderse en serio" y, "cuando hay un desencuentro, hay que intentar superarlo", ha subrayado.

Al abordar la cuestión de la crisis económica, González ha dicho que ve normal el empeño del Gobierno en hablar de fin de la misma, algo, a su entender, "difícilmente defendible" porque "no se puede decir que un país está saliendo de la crisis si una cuarta parte de la población está en el paro". Así, ha señalado que si es cierto que ya se ha tocado fondo, España puede pasar "varios años" en el fondo "con esta política" que aplica el PP.

En este contexto, ha lamentado también que los "ajustes" que está llevando a cabo el Gobierno estén "deteriorando el papel del Estado como proveedor de servicios públicos" y ha dicho que "cuesta trabajo explicar" el "sufrimiento" que se está causando a los ciudadanos pese a que la riqueza disponible actualmente es "sustancialmente la misma" que la que había en 2007.

González ha reiterado su ofrecimiento de "ayudar" en lo que pueda, incluido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, si bien ha manifestado que ya se comprometió consigo mismo a "no tener ninguna responsabilidad institucional" en el futuro.

Cuando le han preguntado por la publicación de memorias de antiguos dirigentes políticos -entre ellos, el expresidente José María Aznar-, González ha dicho que él no tiene intención de escribir sus memorias y que suele ser "muy difícil" que tengan "autenticidad". "La tentación más humana es tratar de exculparse a uno mismo y culpar a los demás de lo que se ha hecho mal", ha comentado.

Comentarios