martes 15.10.2019
CÁDIZ, ESCENARIO DE LA SUPUESTA “EMBOSCADA”

El extraño caso de la droga encontrada en el coche de un activista ecologista

Ecologistas en Acción denuncia una trama montada contra uno de sus activistas para involucrarle en un delito de tráfico de drogas.

juan-claveroEl histórico activista ecologista Juan Clavero fue detenido por la Guardia Civil el pasado 26 de agosto tras participar junto a otros activistas en una marcha reivindicativa en defensa de los caminos públicos y las vías pecuarias en la Sierra de Cádiz. Tras un registro en su furgoneta, los agentes encontraron una bolsa que contenía 40 gramos de cocaína, cantidad mínima para que se considere tráfico y no consumo. Clavero permaneció toda la noche en el cuartelillo, en las dependencias de la Policía Local de Ubrique, y el domingo estuvo declarando junto a dos de sus acompañantes en la citada marcha. El juez de guardia decidió la puesta en libertad de Juan Clavero sin ninguna medida cautelar. (Juan Clavero, en el centro con camiseta oscura, tras abandonar las dependencias de la Guardia Civil. Imagen: Ecologistas en Acción).

UNA LLAMADA ANÓNIMA A LA GUARDIA CIVIL

El extraño caso de la droga encontrada en la furgoneta de Clavero contiene tintes de trama mafiosa o emboscada. Así lo han denunciado al menos Ecologistas en Acción y otros activistas como Juantxo López de Uralde, de Equo, que denuncia una “burda maniobra de desprestigio contra una persona honesta”.

Clavero fue detenido en un control de la Guardia Civil. Los agentes (uno de Ubrique y dos de Prado del Rey) le ordenaron directamente que se bajara del vehículo sin pedirle la identificación con la excusa de realizar un registro “rutinario” que, ante su sorpresa, se convierte en exhaustivo. Tras pedirle que se retire del coche, un agente le enseña una bolsa y le pregunta si es suya, a lo que Juan responde que no. El agente le dice, sin abrirla, que es droga y, ante la incredulidad de Clavero, la abre y hay varias bolsitas, que el agente asegura que son de cocaína. En ese momento es detenido, cacheado, esposado y conducido al cuartelillo.

Sin embargo, y en contra de lo argumentado en un principio por la Guardia Civil, el control en el que se detuvo a Juan Clavero no era rutinario, sino que se dispuso exclusivamente para interceptarlo, sostiene Ecologistas en Acción. Según consta en el atestado de la Guardia Civil incluido en las diligencias previas del juzgado, los tres agentes que interceptaron y detuvieron a Clavero aseguran que el control se montó por una llamada anónima que alertó a la Guardia Civil de que en la furgoneta se trasportaba droga. 

Los agentes relatan textualmente: "Que sobre las 15:40 horas del día 26 de agosto de 2017 recibe la central COS de Cádiz una llamada anónima procedente de una cabina telefónica de la localidad de El Bosque en la cual comunica el llamante (no queriéndose identificar), que desde la localidad de Benamahoma (Cádiz) iba a salir una furgoneta blanca cuadrada con letras de matrícula DTT seguramente dirección a la localidad de El Coto de Bornos (Cádiz), población que se encuentra en fiestas patronales, y que posiblemente llevara en su interior sustancias estupefacientes para su posterior venta en dicha población”, tras lo cual aseguran que se montó un dispositivo para “interceptar dicho vehículo”.

“Queda claro que alguien metió droga en la furgoneta de Juan Clavero, y deja en evidencia que se había organizado una auténtica emboscada para involucrar al activista ecologista en un turbio asunto de tráfico de estupefacientes”, señala la organización ecologista. Los responsables de esta ONG tachan de “inverosímil y chapucera” la explicación de los agentes, en primer lugar porque a la hora de la llamada anónima, Juan Clavero estaba en un bar de Benamahoma con numerosos testigos y sin su furgoneta, ya que había dejado ésta en un carril a tres kilómetros de la localidad de El Bosque, punto de inicio de la marcha reivindicativa (de Benamahoma hasta el Coto de Bornos se va lógicamente por carretera, no por el camino en el que Clavero fue interceptado); y en segundo lugar, “porque se podían haber inventado una excusa mejor que sostener que Clavero iba a vender droga a una feria de un pueblo”.

LAS SOMBRAS DEL CASO

“Alguien ha fabricado una prueba falsa contra un ecologista a la que aparentemente han dado credibilidad y cobertura algunos miembros de la Benemérita”, afirma Ecologistas en Acción

-La persona que realizó la llamada estaba coordinada con la que metió la droga en la furgoneta de Juan Clavero. ¿Cómo si no iba a saber lo que había en el interior de su vehículo? 

-Los agentes que detuvieron a Clavero podrían tener información sobre el recorrido del activista ecologista por un carril forestal que no se aportó en el chivatazo. ¿Cómo supieron que volvía a El Bosque por ese carril y a esa hora?

-Los agentes mintieron al señalar que el control en el que se detuvo a Juan Clavero era rutinario, cuando lo cierto, conforme consta en el atestado, es que respondía a una supuesta llamada anónima que indicaba directamente la existencia de droga en el coche del activista.

Ecologistas en Acción exige a la Dirección de la Guardia Civil y del Ministerio del Interior una investigación exhaustiva que aclare si pudiera existir alguna presunta implicación de alguno de sus agentes en esta trama.

El abogado de Ecologistas en Acción que ha asumido la defensa de Juan Clavero ha solicitado varias diligencias al juzgado tendentes no solo a acreditar la absoluta inocencia de Clavero sino también la imputación de los verdaderos responsables de estos hechos, entre ellas la de encontrar a la persona que presumiblemente metió la droga en el coche, sobre la que se han aportado datos al juzgado para poder localizarla, y de la que existen testigos que lo sitúan en el interior de la furgoneta de Clavero antes de su detención. Asimismo, se han solicitado diligencias para aclarar la actuación de los agentes que participaron en este operativo, incluyendo la grabación de la llamada anónima y la solicitud a la Guardia Civil de un informe exhaustivo de la manipulación y de la cadena de custodia de la bolsa de droga incautada hasta la disposición de la misma ante el juzgado. “Alguien ha fabricado una prueba falsa contra un ecologista a la que aparentemente han dado credibilidad y cobertura algunos miembros de la Benemérita”, afirma Ecologistas en Acción.

CLAVERO YA HA SUFRIDO AMENAZAS Y AGRESIONES

En la Sierra de Cádiz “se están comprando y vendiendo muchas fincas con un gran movimiento de dinero de dudosa procedencia

No es la primera vez que Clavero (capacidad (entre otras cosas, licenciado en Geografía e Historia y Biología, catedrático de Biología, Premio Andalucía de Medio Ambiente 2002, exdirector del Parque Natural de Grazalema y ha trabajado como experto para diversos organismos internacionales como la UICN) es víctima de amenazas y agresiones, en el pasado le quemaron el coche e intentaron incendiar su casa.

Según denuncia Ecologistas en Acción, en la Sierra de Cádiz “se están comprando y vendiendo muchas fincas con un gran movimiento de dinero de dudosa procedencia. Hay propietarios que han desafiado la existencia de vías pecuarias deslindadas y caminos públicos confirmados por sentencias judiciales, usurpándolos. Unos propietarios que creen poder hacer lo que les parece y, además, se creen impunes”, señalan. 
 

El extraño caso de la droga encontrada en el coche de un activista ecologista
Comentarios