domingo 25/10/20
ENTREVISTA A LUIS ALEGRE | PODEMOS

“Nos encaminamos al escenario en el que el PSOE tenga que votar la investidura de Rajoy o la de Pablo Iglesias”

Por Isabel G. Caballero | Luis Alegre afirma que la intensidad de la participación en la Asamblea Ciudadana "muestra el nivel de ilusión que está generando" la formación liderada por Pablo Iglesias. 

alegrl

Nuevatribuna.es | Se va a cumplir un mes del inicio de la Asamblea Ciudadana para constituir a Podemos como fuerza política. ¿Qué balance hacéis hasta ahora?

Luis Alegre | Realmente muy positivo, tanto por nivel de participación como por el volumen de inscripciones y de aportaciones, en borradores, transacciones, enmiendas, resoluciones… Creo que muestra el nivel de ilusión que está generando Podemos. Una de las claves del proceso es que mucha gente ha decidido empezar a hacer política activamente en la convicción de que cuando no haces política te la hacen otros. Tenemos a 130.000 inscritos para la Asamblea, las entradas para la Asamblea presencial se agotaron en las primeras 24 horas. Hay más de 200 propuestas de borradores elaboradas por los Círculos. La participación en Plaza Podemos, que es donde se ha desarrollado todo el debate preasambleario desde que arrancamos en julio, con más de 600.000 visitantes únicos; todo es una prueba del anhelo de participación ciudadana con el que hemos conectado y que tratamos de impulsar.

La intensidad de la participación en la Asamblea muestra el nivel de ilusión que está generando Podemos

Decís que Podemos “está inaugurando el modo de hacer política en el futuro”. ¿En qué se basa esta nueva forma de hacer política sobre todo a efectos organizativos y de elección de cargos?

Hay determinados elementos que incluyen una nueva forma de hacer política a la que se van a tener que ajustar todos los partidos que quieran sobrevivir en el futuro. Por ejemplo, respecto a la elección de los cargos públicos, el poder opaco que existe en gran medida en los partidos depende, por un lado, de tener un sistema de privilegios obsceno para los que luego logran acceder a él, y ejecutivas que se reservan el derecho a decir quién entra y quién sale, a hacer y deshacer listas, a imponer una disciplina del que ‘quien se mueva no sale en la foto’. Lo que se ha llamado tradicionalmente el ‘aparato’ de partido es un ‘aparato’ muy poderoso. ¿En qué consiste es nueva forma de hacer política? Primero, en la exigencia a la renuncia de todo el sistema de privilegios, tanto económicos como jurídicos. Es decir, los cargos públicos de Podemos comienzan y no pueden sino comenzar renunciando a todo el sistema de privilegios. Segundo, a los candidatos les ponen y les sacan los ciudadanos, las listas se establecen en primarias abiertas desde el primer puesto al último, eso significa que los cargos públicos dejan de tener que rendir cuentas a las ejecutivas y pasan a tener que rendir cuentas a los ciudadanos. Y esto creemos que tiene que ir acompañado por un ejercicio de transparencia. Ahora estamos desarrollando portales de transparencia a los que todos los cargos públicos se van a tener que someter, portales que permiten la fiscalización de los cargos tanto en sus ingresos económicos como en su actividad política, que permita a los ciudadanos tener a su disposición elementos de transparencia para poder valorar la actividad de sus cargos públicos.

Resulta inverosímil cuando Pedro Sánchez dice que cuando llegue al gobierno prohibirá las puertas giratorias

Esa nueva forma de hacer política también se está mostrando en gestos, por ejemplo, por parte del PSOE, con lo que han venido en llamar 'asambleas abiertas'

Sí, pero lo que llama la atención es que al mismo tiempo que no paran de insultarnos con una enorme hostilidad hacia el proyecto que representamos, tampoco paran de intentar soltar lastre del pasado. Resulta un poco inverosímil para la mayoría de los ciudadanos, cuando Pedro Sánchez dice que cuando llegue al gobierno prohibirá las puertas giratorias… no hace falta esperar a llegar al gobierno para prohibirlas en tu propia casa y decir a todos los que las han utilizado, o bien que abandonen el partido, o bien que abandonen el puesto al que accedieron desde una puerta giratoria.

¿Situáis al PSOE como vuestro adversario político?

No colocamos a nadie como nuestro adversario político, es verdad que dependerá -y en ese sentido la pelota está en el tejado del PSOE-, de lo que hagan o lo que dejen de hacer, desde luego no a los votantes del PSOE o incluso a los militantes. Pero es verdad que mientras el PSOE siga como está, con cambios meramente cosméticos pero al mismo tiempo pactando con el PP en las cosas que nos afectan, pactando la reforma del artículo 135 de la Constitución, un PSOE, con una ejecutiva que realmente creemos que no es lo que se merecen ni sus militantes ni sus votantes, pues, sencillamente, lo consideramos muy difícil que ese aparato de partido tome una decisión firme por la regeneración de la vida política aunque solo sea porque se juegan muchos intereses personales en ello y se juegan muchas amenazas penales respecto al uso inapropiado de los recursos públicos.

El PSOE tendrá que votar la investidura del candidato del PP o la de Pablo Iglesias

¿Contempláis poner al PSOE en la disyuntiva de tener que votar la investidura de Rajoy o la de Pablo Iglesias en las próximas elecciones generales?

Sí claro, nos encaminamos al escenario en el que el PSOE tenga que votar la investidura del candidato del PP o la de Pablo Iglesias. Ese es el momento en el que el PSOE se va a tener que retratar, y ahora puede hacer todas las operaciones cosméticas que considere oportuno, pero el momento de la verdad va a ser el momento en el que tenga que votar la investidura de Mariano Rajoy o la de Pablo Iglesias. Si tuviera que hacer un pronóstico, ojala me equivoque, si el PSOE se viera en esa situación, votaría la investidura del PP, sencillamente porque llevan 30 años tapándose las vergüenzas los unos y los otros, es un entramado que constituye una red de intereses muy difícil de romper, y en ese sentido veo al aparato del PSOE forzado para mantener sus privilegios, para evitar sus responsabilidades penales.

Podemos tiene ante todo que protegerse de ser un refugio de tránsfugas, arribistas, aprovechados

El equipo fundacional de Podemos del que formas parte propone prohibir a afiliados o miembros de otros partidos políticos de ámbito estatal presentarse a elecciones internas para ocupar cargos de dirección en Podemos, un asunto que afecta directamente a Izquierda Anticapitalista.

La idea es que para representar cargos orgánicos internos en Podemos no se pueda estar sometido al mismo tiempo a dos disciplinas de partido independientes ni a dos disciplinas orgánicas, que no tienen porqué coincidir entre sí, que podrán coincidir unas veces sí y otras no, pero sobre los cargos orgánicos de Podemos no puede haber duda a qué disciplina orgánica están respondiendo. Esto es una cosa obvia. A lo que nos oponemos es a la integración, a formar parte de órganos internos de organizaciones políticas con lógicas orgánicas de disciplina interna, sencillamente porque cualquier inscrito en Podemos tiene derecho a saber o tiene derecho a tener garantías de que sus representantes no responden a lógicas orgánicas independientes de los órganos de Podemos. Esto es una cosa que puede afectar a Izquierda Anticapitalista o a cualquier otro partido.

¿Qué fórmulas estáis estudiando para establecer filtros ante tránsfugas o intrusos que pretendan acceder a cargos orgánicos?

Por ejemplo esta cuestión de la doble militancia y todas las medidas que se introduzcan contra el transfuguismo. Podemos tiene ante todo que protegerse de ser un refugio de tránsfugas, arribistas, aprovechados. Hay partidos con estructuras muy consolidadas a los que se les han colado una cantidad de golfos verdaderamente insólita y es verdad que hay que tomar todas las medidas para que esto no ocurra. En todo caso consideramos que las medidas fundamentales son que todos los cargos sean elegidos por la ciudadanía -que se puede equivocar, pero es más difícil que se equivoque que camarillas reunidas en un despacho-, la transparencia y la posibilidad de revocación, es decir, que en cualquier momento, se puedan impulsar procesos revocatorios respecto a cualquier cargo de Podemos. Estos tres elementos que garantizan en la medida de lo posible que ese filtro funcione.

Hay diferencias significativas entre las propuestas de otras corrientes sobre el modelo organizativo y la vuestra como la figura del secretario general.

En base a nuestra propuesta, la tarea del secretario general sería ante todo la de representación pública de la organización y de la coordinación interna de la ejecutiva para garantizar la coherencia en la distribución de áreas. El secretario general, para desarrollar esta tarea de coordinación, se apoyaría en un consejo que sería elegido por el consejo ciudadano a propuesta suya de entre 10 y 15 personas.

¿Por qué habéis optado a concurrir a las elecciones municipales con plataformas ciudadanas como Guanyem?

Queremos apoyar o impulsar plataformas ciudadanas que surjan con ese mismo espíritu de nuevas mayorías sociales. A nivel municipal hay mucho trabajo hecho desde plataformas municipalistas y plataformas ciudadanas por el cambio. Sería muy absurdo que porque no se trate de plataformas integradas en Podemos, con una especie de patriotismo, integradas en las siglas, de un nombre que apenas tiene 250 días de vida, rechazar todo ese trabajo que se ha hecho con muchos años de construcción ciudadana a nivel municipal. Lo que proponemos para las municipales es la construcción de plataformas ciudadanas todavía más grandes que nosotros. Como la de Ada Colau en Barcelona que es el resultado de todo un tejido social construido a favor del cambio que no es Podemos pero que consideramos que sería ridículo competir con esas plataformas que persiguen exactamente los mismos objetivos que Podemos. En ese caso se trata de un ejercicio de modestia, que no somos los únicos, que estamos por el cambio. Vamos a ser protagonistas en las municipales pero por la vía de impulsar plataformas ciudadanas todavía más amplias que nosotros mismos.

Nuestra tarea no es recomponer siglas sino articular esa mayoría social que sencillamente está harta de la tomadura de pelo

IU se ha embarcado en un proceso de convergencia con otra fuerzas donde Podemos tiene una importante posición en el tablero de juego. Algunos sondeos apuntan a que la suma de Podemos más IU se situaría por encima del 25% de intención de voto. ¿Cuál es vuestra posición ante una posible alianza con IU?

El objetivo de Podemos no es afrontar una recomposición de siglas, una unidad de la izquierda, ni nada por el estilo. Siempre decimos que los partidos del régimen estarían muy cómodos y más tranquilos si estuviéramos pensando en una sopa de siglas, en una recomposición de la izquierda. Lo que queremos es impulsar una nueva forma de hacer política frente a viejas formas de hacer política, una mayaría social frente a un sistema de partidos cuya metáfora podría ser las ‘tarjetas negras’ de Caja Madrid, podría ser la metáfora del sistema que ha venido funcionando desde el 78 y hay una mayoría social que impugna ese modo de hacer política y nuestra tarea no es recomponer siglas sino articular esa mayoría social que sencillamente está harta de la tomadura de pelo, de la estafa, del robo organizado en el que ha consistido la estructura política del régimen del 78.

¿Pero sí alianzas en base a idearios políticos?

Lo que plantearía es una agregación de gente por el cambio, y gente por el cambio hay muchísima en IU, pero no solo en IU. Hay mucha gente, tradicionales votantes e incluso miembros de distintos partidos que sencillamente muestran el mismo hartazgo por las formas de la vieja política, contra este entramado, y es bastante transversal. Hay mucha gente en el PSOE, y no es un dato irrelevante el que mostraba el CIS en su encuesta poselectoral de las elecciones europeas que decía que el 10% de nuestros votantes eran votantes del PP, por supuesto también en el PP hay gente que muestra ese hartazgo hacia ese entramado de corrupción organizado. Si solo estuviesen sufriendo los efectos de la crisis los votantes de extrema izquierda no estaríamos en esta situación de drama social en la que nos encontramos. Los efectos de este saqueo los está sufriendo toda la juventud que tiene que exiliarse, los empresarios que están asfixiados por el crédito y ahogados por los impuestos, lo está sufriendo todo el mundo excepto las grandes fortunas que ven aumentar sus beneficios, que ven cómo se facilitan los mecanismos de exención fiscal. Son verdaderamente las mayorías sociales las que están sufriendo los efectos de esta actuación. Las exigencias de regeneración de la vida pública no son patrimonio de la izquierda. Podemos no nace sin ambición, no arrancamos para ser una fuerza testimonial de conciencia crítica o subalterna, nacemos para convertir en poder político esa mayoría social de cambio que ya existe.

PP se ha convertido en una auténtica máquina de fabricar independentistas

¿Cómo ves el conflicto soberanista en Cataluña? ¿Consideras que la reforma de la Constitución puede ser la salida?

Esta negativa absoluta a que se consulte en las urnas es una cosa que alimenta el independentismo. No hay que tener miedo a la democracia, a que la gente dé su opinión, se exprese y sobre esa base construyamos en común. Ahora bien, creemos que en paralelo es necesario construir otro modelo de país, otra España distinta a la del PP. El PP se ha convertido en una auténtica máquina de fabricar independentistas precisamente porque no pesca en el caladero de Cataluña ni del País Vasco y, para pescar mas en otros caladeros, no le importa nada  tener un discurso que está fragmentando al país. Necesitamos demostrar que hay una España posible, distinta a la del. Tenemos mucho en común con los catalanes que están contra la casta, porque los catalanes también han estado los últimos 30 años gobernados por la casta mafiosa tal y como se ha demostrado ahora, al igual que el conjunto de los ciudadanos. En ese sentido, creo que, por ejemplo, la querella que presentamos contra Pujol junto a Guanyem en Barcelona es un buen ejemplo del tipo de cosas que se pueden hacer para mostrar que hay una comunidad de intereses frente a un entramado completamente corrupto que es en cierta medida el sistema de partidos que nos gobierna a unos y a otros.

La alianza que Podemos ha empezado a tejer con partidos de la izquierda europea como Syriza, ¿qué recorrido y objetivo esperáis que tenga?

Creemos que es una gran esperanza para los países del sur, entre ellos España, porque no se trata solo de recomponer alianzas estratégicas de izquierdas sino proponer para los países del sur un modelo de Europa distinto. Nos sorprende ver la expectación que genera nuestro pequeño grupo, compuesto por 5 diputados, en el conjunto del Parlamento Europeo, todos los partidos que tratan de representar alguna opción de cambio tanto para sus países como para el modelo de Europa, tienen en gran medida la vista puesta en nosotros. La relación con Tsipras es realmente excelente y de mucha confianza y mucha esperanza mutua. Grecia en cierto modo va a ser un gran esperanza para España porque un país con un peso minúsculo en el conjunto de la UE tanto en términos demográficos como económicos va a demostrar que puede poner condiciones a los acreedores, a  los lobbis, al sistema financiero, es un país que exige recuperar su soberanía, que no se somete automáticamente a poderes que nadie ha elegido.

No vamos a permitir que se nos acuse de cometer un delito

¿Qué lectura política haces de los continuos ataques a vuestra formación?, algunos incluso los habéis llevado a los tribunales.

Nos parece obvio que es un signo de nerviosismo, de las elites que ven peligrar sus privilegios ante la articulación de la mayoría social de cambio. Desde luego no vamos a permitir que se nos acuse de cometer un delito, y apoyar a una organización terrorista en un delito, recibir financiación de un gobierno extranjero es un delito y en este país afortunadamente es un delito acusarte de un delito, lo que se llama un delito de calumnias. Cuando te acusan de un delito que no has cometido no es una cosa que tengas porqué tolerar y todo lo que sea acusarnos de un delito lo vamos a llevar a los tribunales.

“Nos encaminamos al escenario en el que el PSOE tenga que votar la investidura de Rajoy...